Un 8 de marzo masivo. ¡Continuemos la lucha!

Escrito por Lorena y Katia

Este 8 de Marzo nuevamente las trabajadoras, las estudiantes, las mujeres de los barrios de la periferia mostramos nuestra fuerza para movilizarnos y luchar. La marcha congregó según los medios a 300 mil perosnas en Montevideo. En esta pelea nos acompañaron los trabajadores que toman conciencia y se suman a esta batalla muy importante.

Y no es para menos. Las mujeres somos quienes sufrimos la mayor violencia en esta sociedad, y no solo por los aberrantes feminicidios. La patronal descarga como siempre su prepotencia machista y explotadora sobre nosotras.

En enero 160 obreras de Rusch Teleflex Uruguay fueron despedidas, en diciembre pasado la compañía aérea LATAM realizó 34 despidos, en su mayoría mujeres. A ellas se deben sumar las 900 trabajadoras de fripur, las 120 de La Spezia y un sin número de mujeres golpeadas una y otra vez por la misma violencia y prepotencia patronal que golpea a los trabajadores de conjunto.

A esto le debemos sumar la desocupación, que es mayor entre las mujeres y que pega un enorme salto entre las más jovenes donde las que no encuentran trabajo tienen un índice de desocupación del 30%.

La falta de recursos del gobierno del FA en el tema de la violencia contra mujer, el no brindar ninguna solución al tema de los despidos, más que extender la agonía en el Seguro de Paro, los recortes en la salud pública y la educación y la baja del salario, son todas violencias con las que nos encontramos cada día.

Este enorme flagelo que vivimos las mujeres que trabajamos tiene sus raices profundas en esta sociedad capitalista que alienta de muchas formas el machismo y es sostén de un patriacardo del cual saca sus buenos beneficios.

Por ello como los hicieron las grandes luchadoras por los derechos de la mujer, nosotras también compartimos que esta pelea es también una lucha de clases, donde de un lado están los patrones y patronas y del otro las trabajadoras y trabajadores. Y que para liberarnos definitivamente de toda violencia contra la mujer deberemos derrumbar esta sociedad podrida, esta tarea es revolucionaria y debemos darla codo a codo con los compañeros de nuestra clase, dando a cada paso una batalla contra el machismo.

Hoy la necesidad inmediata es que los trabajadores de conjunto levatemos en primera fila nuestros reclamos, que dentro de los sindicatos se formen verdaderas comisiones presididas por mujeres contra el machismo, enfrentando este veneno capitalista que quiere dividir nuestras fuerzas.

Junto a ello debemos enfrentar el Plan Económico del FA que se encuentra al servicio de los ricos y el pago de la deuda externa. No podemos permitir que minetras faltan tobilleras, mientras que no hay trabajadores sociales necesarios, cuando falta atención psicológica para los casos de violencia, el gobierno destine millones a los usureros internacionales y nosotras sigamos esperando.

Si nuestras vidas importan el PIT-CNT debe llamar a un paro de 24 horas y continuar con un plan de lucha decidido por miles de trabajadoras y trabajadores para darle continuidad, porque la pelea no terminó el 8 de marzo, es solo el comienzo.

Leé también: Un 8 de marzo marcado por paros y gigantescas movilizaciones en el mundo