Mujeres: ¡gritemos nuestra rabia e indignación!

8M: todas y todos al Paro Internacional por la Mujer

Este 8 de marzo se está convocando desde diferentes colectivos a un paro internacional en defensa de los derechos de la mujer. Nuevamente debemos llenar las calles, gritar que no aceptamos pasivamente los femicidios, que estamos movilizadas para hacer frente al machismo y que para acabar con el problema debemos derrumbar esta sociedad capitalista y putrefacta que es la que da origen y mantiene todo tipo de violencia.

Debemos ponernos de pie las mujeres trabajadoras de los hospitales, las madres de barrios pobres, las maestras, las jubiladas que no llegamos a recibir 10 mil pesos, las que ni siquiera accedemos a un empleo por cuidar de nuestros hijos, las que por falta de guarderías gratuitas no podemos estudiar, las que realizamos limpiezas, sometidas a las peores condiciones de trabajo. Las obreras, las trabajadoras rurales, debemos marchar todas juntas, codo a codo con las compañeras que denuncian el acoso, el maltrato, la humillación, la discriminación. Vamos a la calle a hacer un gran paro y decirles que este es apenas el comienzo de nuestra lucha.

Desde nuestro colectivo Lucha Mujer e IST, afirmamos que esta es una lucha sin fronteras y de clase. Que para triunfar e imponer nuestros reclamos necesita sumar y no dividir a la clase trabajadora. Es necesario tener de nuestro lado a los compañeros que luchan contra la violencia machista, que reclaman por nuestros derechos. Necesitamos la unidad de nuestra clase para juntos combatir este flagelo que golpea con dureza a la mujer.

Hay gremios que ya han convocado a un gran paro de 24 horas para este 8M. Debemos exigir al PIT-CNT, sean hombres o mujeres, que convoquen a una paralización total de 24 horas, con asambleas en todos los lugares de trabajo para salir movilizadas y discutir cómo continuar luego del 8. No queremos un paro de compromiso después de 6 de la tarde. Queremos paro general de 24 horas de todos los trabajadores en apoyo a los reclamos que levantamos las mujeres trabajadoras.

Desde Lucha Mujer estamos conversando y recorriendo los lugares de trabajo y los barrios con esta propuesta de un gran paro general de 24 horas para lograr un gran movilización que será mundial. Te convocamos a juntarte con nosotras y a ser parte de nuestra columna de mujeres organizadas para este 8 de marzo, pero también en la lucha de fondo que termine con el capitalismo y comience a construir una sociedad donde la mujer no sea ni oprimida ni explotada.

Este gobierno no da respuestas de fondo al problema de los femicidios, al machismo ni al pisoteo de derechos que los patrones llevan adelante en contra los trabajadores. En enero nuevamente 160 trabajadoras de Rusch Teleflex quedaron en la calle ante el despido y cierre de la patronal.

El gobierno debe destinar un presupuesto especial al tema de la mujer. Debemos rechazar el ajuste y el recorte que el FA lleva adelante en Salud Pública. Dinero para este presupuesto hay y mucho. Se debe dejar de pagar la deuda externa y dejar de exonerar de impuestos a los grandes capitales.

Por eso exijamos:

  • Presupuesto para planes de vivienda dignas para toda mujer que sufre violencia de género.
  • Juzgados de familia en todos los barrios con equipos interdisciplinarios, donde existan psicólogos, educadores sociales, abogados y médicos, donde la mujer pueda realizar la denuncia y sea atendida con soluciones inmediatas.
  • Por un salario mínimo adicional para toda mujer que sea el sostén de su hogar.
  • A igual tarea igual remuneración.
  • Guarderías gratuitas y salas de lactancia en todos los lugares de trabajo.
  • Por nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo. Por una educación sexual científica y amplia. Información y accesibilidad a métodos anticonceptivos. Fuera el tribunal de inquisición de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.
  • Apoyemos todas las luchas y conflictos de los trabajadores por mejorar nuestras condiciones de vida.
  • Contra la explotación sexual, la trata y los abusos a niños.
  • Atención de 24 horas a las víctimas de violencia y seguimiento en los hospitales.

Vení con lucha Mujer, ¡sumate!

¡Que la rabia se transforme en organización y lucha!