¿Quiénes somos?

Izquierda Socialista de los Trabajadores –IST-, hace parte de la Liga Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (LIT-CI), que actualmente está presente en más de 20 países, participando activamente en los diferentes procesos de luchas que se desarrollan en las distintas partes del mundo. En Uruguay, nos reivindicamos parte de la construcción iniciada en la década del 60 por la corriente encabezada por Nahuel Moreno, fundadora de los partidos PRT, PST y Convergencia Socialista. Hoy desde IST, queremos darle continuidad a la histórica tarea de la construcción de un partido revolucionario, socialista e internacionalista, cuyas bases se encuentran en el marxismo-leninismo, y en la continuación que diera León Trotsky con la fundación de la IV Internacional para mantener en alto las banderas marxistas.

Necesitamos que vos seas parte de la construcción de este partido que se forja en la lucha diaria de los trabajadores, estudiantes y jubilados. En la lucha diaria de estudiantiles por edificios, presupuesto y en defensa de la educación pública. En la lucha diaria de los trabajadores por salario, condiciones laborales y derechos. En la lucha diaria de todos los oprimidos, contra el machismo, la homofobia, el racismo y la xenofobia. En la lucha diaria de todos los barrios. 

Las conquistas en el capitalismo son efímeras, y nos obliga a estar en lucha permanente por nuestros derechos. Al calor de las batallas que se desarrollan y se desarrollarán, los trabajadores y oprimidos tenemos el gran desafío de forjar un partido revolucionario compuesto por los más conscientes y abnegados luchadores, para llevar esta pelea a fondo contra el sistema capitalista que condena a la humanidad a la barbarie. 

Desde IST colocamos nuestras humildes fuerzas al servicio de la construcción de ese partido y te invitamos a luchar juntos por la revolución socialista que otorgue y garantice los máximos derechos para el pueblo trabajador y oprimido, para que sea el propio pueblo, encabezado por la clase obrera, quien tome el destino del país en sus propias manos. Esta revolución será un eslabón de toda la cadena internacional. La revolución nacional será una palanca que aliente y profundice la lucha por el socialismo con democracia obrera a nivel mundial.

Nuestra máxima confianza en la clase obrera nos permite no perder jamás el optimismo revolucionario, y continuar cada día con más fuerza la construcción del partido, para luchar por una sociedad “sin explotados ni explotadores”, para que la tierra sea el paraíso de toda la humanidad.

Lee la historia de nuestra corriente: www.LITCI.org