Foto-hosteltur.com

La Organización Mundial de la Salud afirmó que la mitad de la población en Europa se habrá contagiado con la variante ómicron del covid-19 en las próximas semanas. Si bien esta variante del coronavirus, ya presente en nuestro país, parecería generar menor mortalidad que las anteriores, es altamente contagiosa y puede infectar personas que incluso estén completamente vacunadas.(1)

Uruguay ya está viviendo una ola de contagios que es superior a la de 2020 y la trasmisión del virus se da en una población con altos niveles de vacunación, lo que según los expertos evitaría la internación. De todas formas en pocas semanas los pacientes en CTI pasaron de 15 a 50 y los test positivos treparon de 300 a más de 7 mil casos diarios.

El presidente de la república Luis Lacalle Pou, en conferencia de prensa afirmó que no tomará ninguna medida frente a esta situación y lo resumió con una frase: “no tomar medidas es una medida” (…) “Si la presión fuera sobre los CTI, estaríamos con una real preocupación”. Luego pensando en el turismo y en Punta del Este, justificó; “la temporada turística tiene mucho más actividad que la anterior y la variante actual es mucho más contagiosa (…) “Es un fino equilibrio: queremos tener la mejor temporada, con el escudo de la vacunación». (2)

Un “escudo” en la imaginación de Lacalle Pou

Sin embargo sus deseos van a contrapelo de lo que opina la OMS y muchos científicos, que son categóricos en afirmar que la pandemia no terminó y que para que la vacuna funcione como “escudo” en el mundo entero -no solo en Uruguay y algunos países-, debería tener un amplio sector de la población vacunada. La pandemia solo puede resolverse a nivel mundial.

Pero la situación es otra, de acuerdo con el informe de la BBC: “Los países ricos aprovecharon su poder adquisitivo e inversiones en el desarrollo de vacunas para obtener un lugar en primera fila y luego compraron la mayoría de las vacunas antes que otros países. Estos representan el 16% de la población mundial, pero actualmente cuentan con el 60% de las dosis de vacunas que se han vendido”. (3)

Esta distribución desigual de las vacunas, además de inmoral es peligrosa, “Provocará muchas más muertes en todo el mundo, especialmente entre nuestros vecinos más vulnerables, porque el virus continuará propagándose y mutando, aumentando el riesgo de que nuestra lista de vacunas no cubra eficazmente nuevas cepas”. Esta advertencia de la OMS está siendo una triste realidad, primero en Europa y ahora en nuestra región.

Uruguay: crisis en Casa de Galicia y otras mutualistas privadas

Foto-sanjoseahora.com.uy

En nuestro país, el manejo capitalista de la salud cuyo objetivo principal es la búsqueda de ganancias, ha llevado nuevamente a sucesivas crisis de la salud privada con quiebras y cierres, como fue el caso de Comett en el departamento de Treinta y Tres. Y en Montevideo, también causó profunda indignación lo sucedido en Casa de Galicia, cuyo cierre se decretó el 23 de diciembre. En esta histórica mutualista, se combinan las malas gestiones, los despilfarros y corrupciones, aunque también es cierto que “la problemática radica en una lucha que tienen desde hace décadas -por quitarse socios- con la Asociación Española, que ha hecho eclosión ante el respaldo del Gobierno a esta última”. (4)

Esta y otras situaciones se dan en medio de un pico muy alto de contagios causados por la variante ómicron que ha saturado, según diferentes versiones, el “primer nivel de salud”. En los lugares de trabajo y en los barrios populares los trabajadores denuncian que llaman por días a sus mutualistas por un test y no hay personal, se saturan los teléfonos, y hay mucha demora con las emergencias médicas. Ahora anunciaron que algunas consultas volverán a pasar a la tele-medicina.

No es nuevo que este sistema de salud no funcione bien, lo que hizo la pandemia de coronavirus es ponerlo de relieve. Ya desde antes del covid pasábamos meses para conseguir un especialista, las esperas en puerta de emergencia demoraban horas y luego días en camilla hasta conseguir una cama … Eso sí, ser paciente VIP algo solucionaba, pagando paquetes de 500, 1000 dólares y más podíamos acceder a una cama rápido, con otro servicio y otra atención. Por eso una minoría puede optar por los seguros privados o prestaciones como los Hospitales Americano o Británico, que están por fuera de las posibilidades de elección para un trabajador, por las altísimas cuotas y costos.

Los problemas en Salud Publica

Gonzalo Moratorio, un científico uruguayo ha afirmado en una entrevista a la BBC que es necesario “aumentar el porcentaje del PBI que se invierte en ciencia. «En Uruguay anda en el 0,4%, es de los porcentajes más bajos en toda la región, es realmente muy triste, prácticamente es un sistema muy joven, muy mal atendido». Moratorio entiende que lo esencial y mínimo debería ser del 1% del PBI. Pero esta inversión que hace mucho se viene reclamando no la realizó ni el anterior ni el actual gobierno.

La salud no puede ser un negocio

El presidente Lacalle dijo que “Uruguay gasta casi 1 millón de dólares por día en los tests PCR”. Pero lo que omitió informar es que el estado se los está pagando desde el comienzo de la pandemia al mutualismo privado. La salud no la pueden manejar estos políticos patronales, ni la solución es colocar al frente administradores y contadores cuya función es ahorrar dinero.

Para poder investigar, crear nuestras propias vacunas y tener un atención de calidad necesitamos acabar con este lucro en salud que se viene profundizando e invertir -como dice Moratorio- en ciencia, en investigación y en salud pública. Necesitamos tener un sistema único de salud estatal, terminando con los “salvatajes” de miles de dólares que pasa el Estado a los privados que entran en “quiebra o presentan “dificultades financieras”.

Las únicas medidas para cambiar radicalmente esta situación es la expropiación sin pago a todo el sistema privado de mutualistas y laboratorios. Sus edificios y equipos deben pasar al Estado y los centros de salud deben ser administrados y puestos en funcionamiento bajo el control de los trabajadores y usuarios. Los trabajadores de este sector privado deben pasar al Estado e incrementar el personal en todas las áreas que sea necesario para brindar una atención en salud de calidad a los pacientes. Esta sería la única medida viable e inmediata para que Casa de Galicia siguiera funcionando al servicio de sus trabajadores y asociados, no para el lucro vergonzante de sus ocasionales gestores.

La actual pandemia puso al desnudo de manera cruda en el mundo, que la salud en manos de los capitalistas significan enormes ganancias para laboratorios y dueños de clínicas privadas. Por eso el cambio debe ser radical, nuestra propuesta pasa por la Estatización bajo control de los trabajadores/as, que por supuesto debe ser impuesta por una gran lucha de los trabajadores y el pueblo.

Fuentes

1) https://www.bbc.com/mundo/noticias-59960969

2) https://enperspectiva.uy/en-perspectiva-programa/titulares/noticias-del-martes-11-de-enero-de-2022/

3)https://www.bbc.com/mundo/noticias-55911364

4)https://www.espanaexterior.com/casa-de-galicia-de-montevideo-paga-los-salarios-atrasados-y-evita-la-huelga-de-su-personal-medico/