Supermercado 2 hermanos de Canelones Falta de condiciones laborales y protocolo sanitario

Lo que se ve a nivel de supermercados, es que la mayoría de quienes trabajamos somos mujeres. A nivel del supermercado 2 Hermanos, en Canelones, las últimas contrataciones para góndolas, a pesar de ser una trabajo de esfuerzo físico, fueron de mujeres, a quienes se nos destina para todo tipo de tareas.

A pesar de lo anterior, no existe una valoración de la mujer con respecto a las tareas y los esfuerzos que realizamos. Para poner un ejemplo, en la atención al cliente, la relación cordial y respetuosa que tenemos con los clientes, la productividad y el esmero para hacer una tarea más ágil, más rápida, no se tiene en cuenta y además no hay ningún incentivo.

Los clientes varias veces nos han remarcado que si bien compran en el lugar porque les sirven los precios, su continuidad de volver en el día a día, tiene mucho que ver con el trato y la cercanía que ponemos quienes allí trabajamos. Somos una parte clave en el negocio la mujeres, pero muy poco y nada reconocida.

¿Hay sala de lactancia para la mujer que trabaja en el súper?

No. en ese sentido estamos descubiertas totalmente, no hay sala de lactancia. En la hora de descanso para llegar al lugar destinado para el descanso, hay que subir por una escalera muy inclinada, donde se hace difícil e incómodo poder llegar. Si hay una compañera embarazada, por ejemplo, eso se le dificulta aún más. Las condiciones de trabajo no son muy buenas, hemos pasado sin aire acondicionado jornadas extenuantes con el local lleno de clientes. Y eso no fue una excepción en este año de pandemia. El súper tampoco cuenta con un protocolo de control de medidas ante la pandemia. Esto significa que el supermercado se llena más de lo que debería no respetando las indicaciones y distancias sugeridas por el MSP. Han llegado a entrar 4 o 5 personas por familia, sin que haya control y recomendaciones de la empresa para evitar estas aglomeraciones. De esta forma se pone en riesgo la salud tanto de clientes, como la de los trabajadores. Otro tema importante es la polivalencia, cuando por ejemplo baja el trabajo para cobrar en caja, a las cajeras se nos envía a trabajar a la góndola o a cualquier otro lugar, no respetando las categorías. Hay muchas cosas que deberemos hablar y por las que en algún momento habrá que luchar.

¿La patronal va vender al grupo Tienda Inglesa?

Como trabajadores nosotros nos enteramos por los clientes que nos decían, por un almacenero que ya estaba enterado del negocio, fue todo por fuera, nada oficial por parte de la patronal. Frente a esta situación desconocemos cómo quedamos los trabajadores, hubo y hay incertidumbre. Y frente a nuestros comentarios, que se generaron dentro del supermercado, fue que el señor Repetto (Dueño) convocó a las encargadas de caja para decirles que tuvieran tranquilidad, que se estaba negociando, que no había nada concreto.

Ahora luego de consultas sindicales y ver notas en la prensa, nos enteramos que se anunciaba la compra por parte de Tienda Inglesa. Entonces el abogado de la empresa, ahora estaría convocando a una posible reunión que está condicionada. El mismo ya comunicó, según informaron compañeros de FUECYs, que la venta está concretada. Y si bien no dicen quién es el comprador en los diarios ha salido mucha información sobre el tema.

Algunas compañeras y compañeros pensamos que debería haber una asamblea que informara en qué situación estamos las y los trabajadores luego de esta venta y estar organizados y preparados frente a estos cambios que vamos a enfrentar.