El FA Recorta las Políticas Sociales: intento de cierre del Policlínico de atención en drogas de INAU

Escrito por Heber

Aunque muchos asocian el recorte de las políticas sociales solo con los partidos reaccionarios de derecha, hoy quien lleva esa politica adelante es el Frente Amplio. Este gobierno cierra, recorta y desmantela centros necesarios para la infancia y adolescencia, fundamentalmente donde se atienden los sectores más humildes y vulnerados en sus derechos.

En un documento enviado por la Dirección Departamental de Montevideo al Policlínico de Atención en Drogas y al Centro Diurno, se anuncia por un lado el cierre del primero y la redistribución de su personal; y por otro un cambio sustancial en las características del segundo, lo que significaría perder la especificidad como Centro de Atención en Consumos de Drogas.

Los cierres y recortes comenzaron en INAU en 2010

INAU contaba con un Centro de internación en el Departamento de San José, donde los jóvenes realizaban tratamientos para la deshabituación al consumo de drogas, en forma no compulsiva. El período de internación podía extenderse de los 6 a los 12 meses según las singularidades de cada caso, el mismo era 100% estatal y de referencia nacional. A fines de 2010 el gobierno cierra este centro redistribuyendo a su personal, abriendo uno con la mitad de los trabajadores y en un lugar con poco espacio para la cantidad de jóvenes que allí se atendían, lo que hacía muy difícil el abordaje integral de la temática. A fines de 2012 y luego de engañar a los trabajadores con que habría mejoras en el lugar se lo cierra definitivamente, perdiendo así el residencial de 24 horas.

El amplio local de San José, cuya refacción le costó al Estado alrededor de 400 mil dólares, es entregado a un privado, la ONG Dianova, quedándose así el Estado sin centros de tratamientos residenciales públicos.

A fines de 2016 se realiza una nueva embestida contra los restantes dispositivos de atención en drogas de INAU. Se intenta cerrar el Centro Diurno de Montevideo, que trabaja en forma de tiempo parcial, lo mismo se intenta con el Departamento de Atención en Drogas en División Salud, que realiza evaluación, derivación y tratamientos ambulatorios.

Si bien la movilización de los trabajadores impidió en un principio el cierre, el paulatino desmantelamiento, traslado de personal y falta de recursos tanto humanos como materiales recienten los servicios. La atención en ambos Centros es sostenida por el gran esfuerzo que realizan los trabajadores.

Ahora en 2018 y luego de las promesas del Nuevo Directorio de INAU encabezado por Marisa Lindner de fortalecer ambos Centros con más recursos humanos e incluso mobiliario necesario, nos encontramos nuevamente con el planteo de cierre, desmantelamiento y redistribución de su personal.

Además se promueve que un sector de trabajadores quede bajo la égida de la RENADRO (Red Nacional de Atención en Drogas), una institución público privada, la cual es financiada por un fideicomiso, es decir, que los dineros públicos pasan a ser administrados por un privado.

Este ataque a programas tan necesarios como en el tema de las drogas, pone al desnudo la falsa denuncia del progresismo con la cual sostienen que si viene la derecha quitará los programas sociales. Cuando en realidad ellos ya van allanándole el camino a la derecha reaccionaria y han demostrado tener su misma política de recortes y ajuste contra los trabajadores.

El FA, Blancos, Colorados, Novick y el P. Independiente están todos de acuerdo en llevar adelante este ataque contra los sectores más humildes y los trabajadores.

Estos recortes no son solo con el tema drogas, también afecta a los programas de calle en INAU, el laboratorio, el espacio Salud, los centros regionales y hogares de tiempo completo entre otros.

Los grandes beneficiarios con el abandono estatal y deterioro de los servicios estatales ante la falta de inversión, son las Clínicas privadas, las ONG y todos los convenios que lucran y se llevan la mayor parte del presupuesto destinado a INAU.

Esto mismo sucede también en otras instituciones como en el MIDES, la Salud y Educación pública que van por el mismo camino.

Este gobierno que en los discursos se llena la boca diciendo que gobierna para los que menos tienen, en los hechos demuestra que gobierna para acrecentar el negocio de los privados. Necesitamos la lucha de todo el gremio para enfrentar este ataque del Directorio y el gobierno.