La corrupción, los recortes y la lucha de los trabajadores

Editorial Rebelión n°44 – Marzo 2018

La destitución de la cúpula de ASSE (Administración de Servicios de Salud del Estado) por parte de Tabaré Vázquez al hacerse público que, el ex vicepresidente del organismo, contrató a su nuera como secretaria con un salario de 57.000 pesos, fue la gota que colmó el vaso. ASSE venía de una serie de denuncias y quien fuera presidenta del organismo, Susana Muñiz, debió presentarse a la Comisión Investigadora del parlamento por el contrato que realizó el director del Hospital de Bella Unión a su propia empresa privada de ambulancias.

Un andamiaje de “favores”, acomodos y corrupción

Todos los partidos patronales están involucrados. En Soriano el intendente blanco Agustín Bascou fue denunciado, ya que los vehículos de su intendencia cargaban el combustible en en las estaciones de servicio de su propiedad. En Artigas, Pablo Caram, intendente del artido Nacional, contrató a dedo a familiares para ocupar cargos en su Municipio y el propio presidente, Tabaré Vázquez, fue noticia al conocerse que tiene a su consuegro como chofer y “asistente”.

El pasado año, Francisco Sanabria del Partido Colorado fue a prisión por librar cheques sin fondo y quedarse con dinero de depósitos en el Cambio Nelson. Recientemente fue procesado en España Betingo Sanguinetti, vinculado a la corrupción de Odebrecht.
La renuncia del vicepresidente Raúl Sendic por las denuncias en Ancap y otros muchos casos muestran que todos los partidos defensores del capitalismo terminan inevitablemente involucrados en la corrupción y los acomodos.

La gran corrupción

Pero la gran corrupción de fondo es esta política económica y leyes del gobierno por medio de las cuales los más ricos hacen su gran negocio. Rebajas, exoneración de pago y enormes beneficios reciben las multinacionales que depredan nuestro suelo, saquean nuestros recursos y riquezas; la gran corrupción son las Zonas Francas y la sangría de millones de dólares que se entregan para el pago de la fraudulenta deuda externa.

Y en todo esto, el FA, el Partido Nacional, Colorados, Novick y el Partido Independiente están totalmente de acuerdo. Esos grandes negocios, esta gran corrupción no es cuestionada por ninguno de ellos, por el contrario, la alientan y apoyan.
Las denuncias y peleas en estos partidos son por los cargos, por los altos salarios del parlamento y de los ministerios, su pelea es por los viáticos y viajes, por las tarjetas corporativas, para meter familiares con altos sueldos.

La pelea entre ellos es porque quien entrega màs beneficios a los patrones. Por la mordida de los grandes negociados, ya que todos ellos están al servicio de los más ricos, los capitalistas y las multinacionales, sometiéndose a los mandatos del imperialismo.

El recorte siempre es contra los trabajadores, la mujeres y los más pobres

En enero, la multinacional Rusch Teleflex bajó cortina y dejó en la calle a 160 obreras. Esto se suma a los 400 trabajadores despedidos en Fanapel y las 900 obreras despedidas en Fripur. Y así podríamos seguir con una larga lista.

Las trabajadoras, las mujeres de los barrios humildes quienes sufrimos el machismo y los femicidios, también somos golpeadas por la explotación, los despidos, y entre las mujeres más jóvenes, la desocupación alcanza un 30%.

El ajuste de este año comenzó con el aumento de la luz, el gas y el boleto. Obreras y obreros recibimos miserables “aumentos” salariales que ya perdimos ante el alza descomunal del precio de los alimentos, las frutas y los altísimos alquileres. Cientos de miles de trabajadores cobramos la miseria de 15 mil pesos y más de ciem mil jubilados apenas reciben 10 mil pesos al mes. Y a los estudiantes que venimos de familias trabajadoras cada vez nos cuesta más seguir el plan de estudios.

Debemos derrotar el plan económico del gobierno al servicio de los ricos

Las trabajadoras y los trabajadores debemos organizar la pelea por nuestros derechos y contra el ajuste del gobierno y el plan económico al servicio de los patrones y enfrentar en nuestras filas al machismo y la violencia contra la mujer. Pero la salida no es esperar a las elecciones. Necesitamos luchar ahora y parar este ataque del gobierno del FA.

La dirección del PIT-CNT vive negociando y conversando con el gobierno y los patronesy no toma medidas de conjunto, serias y que tengan continuidad. Debemos exigirles que terminen la cháchara y llamen a un paro de 24 horas con grandes asambleas para decidir cómo continuar.

Nosotros los socialistas de IST no tenemos ninguna confianza en estos dirigentes sindicales, por eso lo fundamental es organizarnos en todos los lugares de trabajo, de estudio y en los barrios. Necesitamos nuevos dirigentes, democracia obrera para decidir y construir desde abajo una nueva dirección que luche de forma seria y consecuente contra el gobierno.