Editorial: Hay que frenar los ataques del gobierno y las patronales

En todo el mundo los trabajadores salen a luchar contra las consecuencias de la crisis económica y la pandemia que los gobiernos hacen recaer sobre ellos.

En Chile, decenas de miles se han manifestado en las calles a un año del estallido social y han aplicado un dura derrota a Piñera decidiendo por abrumadora mayoría enterrar la constitución de Pinochet.

En Colombia los trabajadores se han venido movilizando masivamente contra los ataques de sus gobiernos y la brutalidad policial. EEUU está afectado por una inédita crisis política y por aguerridas movilizaciones antirracistas.

En este contexto explosivo, en Uruguay el gobierno también quiere hacernos pagar los platos rotos a los de abajo.

La ofensiva del gobierno y las patronales

El gobierno de Lacalle Pou, fiel a la tradición antiobrera de quienes lo componen y en sintonía con las grandes patronales, viene atacando a la clase obrera: avalan los miles de despidos, aplican recortes, quitan derechos, rebajan los salarios y aumentan la represión.

La punta de lanza de esa política la vemos contra los obreros y obreras del Frigorífico Canelones, a quienes la multinacional les quiere aplicar una rebaja del 25% y arrasar con conquistas históricas.

Las consecuencias vienen siendo el aumento de la pobreza, del desempleo y el agravamiento de la miseria.

Aumentan las luchas y la bronca

Frente a esta situación los trabajadores muestran su rabia y su disposición a luchar.

El pasado 28 de octubre se desarrolló un contundente paro y movilización de los trabajadores estatales: de la salud (que enfrentan la pandemia en la primera línea), de la educación, de los entes públicos; muchos de ellos jóvenes con contratos precarizados y tercerizados, que se organizaron junto a sus compañeros/as pintando sus pancartas “caseras” para protestar contra los ataques del gobierno.

Se vio la presencia incluso de los sindicatos más pequeños o de las filiales barriales que muchas veces tienen dificultades para organizarse debido a la falta de apoyo por parte de las altas cúpulas sindicales.

Al otro día, los trabajadores de la salud privada realizaron un paro y multitudinaria concentración frente al Ministerio de Economía contra las rebajas salariales.

En la industria, además del emblemático conflicto de los obreros de SOOFRICA que ya llevan un año de ejemplar y abnegada lucha, existen muchísimas luchas que la clase obrera viene dando contra las rebajas salariales y los despidos, que se han expresado en las movilizaciones del Sindicato de Industriales.

Los profesores nucleados en FENAPES han resuelto parar 48hs el 10 y 11 de noviembre frente a los duros ataques del gobierno a la educación pública, marcando un importante camino de lucha que nos debe servir de ejemplo.

La contundencia del paro del 28 junto al resto de las luchas que se desarrollan, demuestran que la bronca se viene acumulando por abajo, como se había expresado en las movilizaciones multitudinarias contra la LUC o la del 14 de agosto.

Hay que ponerle fecha al paro general

En este marco, la máxima dirección del PIT-CNT decidió hace varias semanas que llamaría a un paro general para “los primeros días de noviembre” en solidaridad con SOOFRICA (Frigorífico Canelones).

Finalmente en la última mesa representativa evitó poner una fecha y decidió que lo haría para “la última semana de noviembre”. El paro no se puede seguir dilatando, debe concretarse ya.

Los obreros de SOOFRICA así como los trabajadores que estamos sufriendo los ataques no podemos esperar. Necesitamos que se le ponga fecha de inmediato al paro general, y sostenemos que el mismo debería ser de 48hs, siguiendo el ejemplo de FENAPES, y convocando a una multitudinaria movilización. Ese paro deberá ser acompañado por asambleas masivas que decidan un Plan de Lucha para frenar los ataques de las patronales y el gobierno.

Hay que mostrarle al cambalache multicolor que la clase obrera está dispuesta a ir por todo para defender su salario, su trabajo y sus derechos.

– Unifiquemos todas las luchas!

– Que se le ponga fecha YA al paro general!

– Plan de lucha decido en asambleas de base masivas!!