Derrotemos el Ajuste

Para Derrotar el Ajuste… que la Base Decida como Continuar la Lucha

El Frente Amplio se ha negado a modificar las miserables pautas por las que ajusta nuestro sueldo, lo que ha llevado a una rebaja salarial. Los recortes avanzan en la Salud y la Educación Pública, las AFAPs nos siguen robando, continuamos pagando impuesto a los sueldos –IRPF- y a muchos se lo aumentaron. Los precios en los supermercados y en la feria siguen subiendo: la canasta familiar que publica el semanario Búsqueda llegó a los 68.390 pesos. El gobierno habla de una inflación del 11%, pero los trabajadores sabemos que esa cifra es muy superior, basta mirar nuestros sueldos que alcanzan cada vez para menos. Como frutilla de la torta nos anuncian otra suba del boleto para setiembre.

 

La burla de los 200 pesos otorgados a las jubilaciones sumergidas fue la gota que hizo explotar de bronca a trabajadores, estudiantes y jubilados. El del 14 de julio ha sido un gran paro general que demuestra la disposición a luchar que tenemos cientos de miles de trabajadores. El camino de la organización y la lucha es el que puede torcer el brazo del gobierno. 

¿Sólo queremos empatar?

Fernando Pereira dijo en la conferencia de prensa el día del paro que desde el PIT-CNT “planteamos una pauta para empatar, para que cuando el país crezca pelear por un aumento". Los dirigentes del PIT-CNT aún luego del gran paro, sólo intentan negociar para “empatar” y redistribuir las migajas de presupuesto que maneja el gobierno para educación y salud pública. La dirección de la central pretende pedir aumento “cuando el país crezca”, pero los trabajadores no podemos esperar más y no queremos empatar. Pereira sabe que la torta creció 10 años seguidos y el propio dirigente reconoce que hay salarios sumergidos: “500 mil trabajadores cobran menos de 15 mil pesos y unos 120 mil jubilados que ganan $8.700.” 

Los trabajadores debemos exigir a la dirección del PIT-CNT que rompan el romance y la conciliación que los ata al gobierno. Debemos exigir e imponer la continuidad en la lucha y la convocatoria a asambleas multitudinarias, como las que realizaron los maestros en 2015. Para tener perspectivas de triunfo debemos decidir desde abajo cómo seguimos esta pelea.           No queremos dádivas, debemos reclamar lo que necesitamos, no debemos pagar la crisis económica los que trabajamos, debemos imponer con nuestra lucha que la paguen los capitalistas, ellos la generaron.

Hay que unificar el reclamo y levantar que el salario mínimo nacional para todos los trabajadores y Jubilados sea de media canasta, 34.200 pesos, e indexado mensualmente según la inflación real.  Debemos luchar para que cumplan con el 6% del PBI en la Educación, que destinen los dineros necesarios para la Salud Pública, la Universidad y el Hospital de Clínicas. Debemos organizarnos y dar una gran pelea para que todos los Tercerizados y los contratos chatarras pasen al Estado, con los mismos derechos y salarios que los funcionarios públicos.

Los dineros para estos aumentos deben salir de los más de 6 mil millones de dólares que el gobierno tiene destinando entre 2016 y 2017 para pagos de la Deuda Externa. Que se cumpla con la deuda que el gobierno tiene con los trabajadores y jubilados, con la Educación y la Salud Pública.

No pago de la deuda externa, impuestos progresivos al capital. Basta de exoneración de impuestos a las multinacionales y a la patronal criolla. Que la crisis la paguen los de arriba, los capitalistas y los ricos.  Esto proponemos desde Izquierda Socialista de los Trabajadores. Llamamos a los trabajadores, estudiantes y jubilados a venir junto a nosotros para organizar una gran lucha contra el gobierno y las patronales e ir construyendo al calor de la misma una nueva dirección política y sindical. Para esta tarea ponemos a disposición nuestra prensa,  página web y volantes. Acércate, vení a IST. 


Leer Notas anteriores

Paremos Todos el 14 de Julio  yes

Todos al paro y la movilización del 29 de junio  yes

Reunión PIT-CNT con Vázquez ¿Positiva para quien?yes

6 de Abril hay que organizar la luchayes