4 de agosto: ¡Ni un voto contra la Ley Trans!

El próximo 4 de agosto se realizará un pre-referendum impulsado por los diputados del Partido Nacional, Carlos Lafigliola y Álvaro Dastugue, que busca derogar la Ley Trans. La iniciativa (que no es obligatoria) necesita de la participación de un 25% del padrón electoral para que se habilite un referendum en el mes de octubre con ese fin.

Las personas trans son de los sectores oprimidos más golpeados por el capitalismo sufriendo la discriminación cotidiana, el desempleo y la violencia social. Según el informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, la población trans tiene una esperanza de vida menor a los 40 años y un 67% ha sido empujado a la prostitución en algún momento de su vida.

Producto de esta situación es que solo un 12% logra terminar el liceo y la mayoría deben abandonar sus hogares antes de los 18 años, generalmente expulsados por su familia.

La Ley Trans fue producto de la actual e histórica lucha de los sectores LGBTI y por eso la defendemos frente a este ataque por parte de sectores reaccionarios como el de Álvaro Dastugue, vinculado a la iglesia “Misión Vida” y los hogares “Beraca”.

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores llamamos a no concurrir a votar este 4 de agosto.

Por el contrario, sostenemos que es necesario profundizar la pelea en las calles para mejorar la situación de las personas trans: por viviendas dignas y trabajo para todos; contra la discriminación, la persecución y la humillación; por la organización en los barrios y sindicatos para combatir la LGBTIfobia ¡Ni un derecho menos!