Hablamos con Raúl Torres sobre la situación de los trabajadores de SOOFRICA

Entrevista por Bruno de IST – 

Raúl Torres – Me toca actualmente ser presidente de SOOFRICA , soy obrero en el Frigorífico Canelones hace ya más de 20 años.

B – ¿Cuál es el comienzo de esta situación de cierre de la planta por la patronal?

R.T.- Nosotros estamos en el Seguro de Paro y a días de cumplir un año con la fábrica cerrada. Esta situación comienza a finales de 2019, previo a las elecciones nacionales, donde no había ninguna perspectiva de reapertura. Allí la multinacional del Grupo Minerva comenzó a construir un relato vinculado a los precios altos del ganado, la depreciación de la moneda y mencionaba que el mercado chino había bajado los precios que pagaba por la carne uruguaya.
Todo eso fue desmentido varias veces por el sindicato que denunciamos que lo que se escondía realmente detrás de ese relato era que la empresa quería la reestructura de nuestro Convenio, quería liquidar nuestras conquistas que allí se establecen.

Fue frente a esta situación que comenzamos un plan de acción votado en asamblea que determinó realizar una marcha el 11 de marzo, donde unas ocho mil personas salieron a acompañarnos en la ciudad de Canelones y al paso de los trabajadores se produjo el cierre de comercios en solidaridad con SOOFRICA.

Un par de días después de esa enorme movilización, se da el ingreso del covid-19 al Uruguay y eso obliga a cambiar la estrategia del sindicato, en medio de una situación donde miles de trabajadores fueron despidos y decenas de miles enviados al seguro de paro, con pocas perspectivas de salida y sin saber qué hacer la clase obrera con la llegada de la pandemia.

Allí hubo un rediseño de táctica y la acción que se determina, inspirados en la enorme marcha del año 1964, se realiza la Marcha a Pie de Canelones a Montevideo el 27 y 28 de junio. Eso fue generando varios ámbitos hasta que aparece la negociación con la empresa, luego de 10 meses de mantener cerrada la planta y plantea en forma verbal un 25% de rebaja salarial.
Días después entrega por escrito en la DINATRA, su propuesta donde observamos que había elevado al 45% la rebaja salarial y sin ninguna perspectiva de reapertura. Eso generó un profundo malestar en los trabajadores y una asamblea masiva decide rechazar de plano todos lo planteado por los empresarios y plantearse en la solicitud de una prórroga de nuestro Convenio.

Es en ese marco que aparece una sanción al Grupo Minerva (que opera bajo la subsidiaria Athena Foods en Uruguay) a dos de sus plantas, frigorífico Carrasco y PUL, donde EEUU prohíbe el ingreso de carne. Pensamos que esta situación y la firmeza del sindicato y los trabajadores del frigorífico Canelones, empuja a la empresa a discutir el tema reapertura y el miércoles aparece la propuesta de los empresarios de volver a discutir sobre la estructura de nuestro convenio.

Eso fue lo que se dio y es lo que aparece ayer y que fue respaldado por la asamblea de trabajadores de conservar la estructura de nuestro Convenio. Lo que pasaremos a discutir el próximo viernes son los valores del salario, que también la asamblea determinó la postura de no perder salario. Veremos qué sucede el viernes, es fundamental que la empresa muestre su voluntad de respetar la voz de los trabajadores y allí podríamos estar más cerca de una reapertura.

Si la empresa respeta lo pronunciado por la asamblea que no haya pérdida salarial de los trabajadores, estaríamos acercándonos. Si por el contrario no escucha la voz de los trabajadores allí estaríamos retrocediendo. La asamblea se pronunció en la defensa integral del salario. Y hay una frase que se hizo famosa “no hay orden de aflojar”. Ya la estructura estaría recuperada, ahora vamos por el salario.

El PIT CNT y el conflicto 

Ayer participamos de la Mesa Representativa nacional ampliada, donde se discutía la posición frente al plebiscito planteado frente a Ley de Urgente Consideración (LUC). En los puntos previos pudimos intervenir por medio de nuestro compañero Rodolfo García que expone nuestra realidad y la coyuntura que estamos viviendo los trabajadores. Fue allí que la Coordinación de Sindicatos propone apoyar nuestra lucha con un paro general parcial en el mes de noviembre, que fue votado por la enorme mayoría. Por lo que estamos en condiciones de anunciar que se votó un paro de 9 a 13hs. en los primeros días de noviembre, en apoyo a nuestros reclamos.

Para finalizar queremos agradecer a ustedes que siempre están, no podemos dejar de reconocer el rol que ha tenido su periódico, y toda la muchachada de Izquierda Socialista de los Trabajadores y ni que hablar a todo nuestro pueblo, a todos los compañeros trabajadores a toda la clase obrera uruguaya. ¡Salud compañeros!