El escándalo de PLUNA profundiza la crisis del Frente Amplio

Finalmente, ante la estafa y el desmantelamiento en la ex aerolínea PLUNA fueron a la cárcel Matías Campiani y sus socios, mientras que quedó en suspenso hasta que se pronuncie la Suprema Corte de Justicia, los pedidos de procesamiento para el ex Ministro de Economía Fernando Lorenzo y el presidente del Banco Central Fernando Calloia. Esto profundiza de forma cualitativa la crisis en el gobierno, y coloca de forma más urgente, la discusión del rol del Frente Amplio en el gobierno, y la alternativa que necesitan los trabajadores.

PLUNA: una historia de negocios corruptos entre los gobiernos y los privados

Bajo el gobierno del Partido Nacional, en  octubre de 1991 permitió que la aerolínea estatal PLUNA  se asociara con capitales privados y se convirtiera en una empresa mixta. En 1995, PLUNA se asoció con Varig que se quedó con el 49% de la empresa, PLUNA  48%, Víctor y Santiago Mesa 2% y los funcionarios de PLUNA 1%. La privatización del entonces gobierno de Alberto Lacalle estaba en marcha.

El  4 de enero de 2007, bajo el gobierno de Tabaré Vázquez, luego de que la empresa privada Varig llevara a la quiebra a PLUNA,  el gobierno del FA amplió la propiedad de la aerolínea en manos privadas. La empresa Leadgate Investment (cuyo representante es Matías Campiani) quedó como socio mayoritario con el 75%,  y el Estado uruguayo con un 25%.

Ya bajo el gobierno de José Mujica un nuevo vaciamiento se produce en PLUNA a manos de sus “socios privados”. A los 159 millones de dólares de pérdidas que dejó la privada Varig (de los  que el Estado debió hacerse cargo), se le suma también la deuda dejada por Leadgate, de más de 300 millones según se maneja.

Luego de que estas empresas privadas que robaron una y otra vez los dineros al estado e hicieron una gran estafa con PLUNA, el gobierno de José Mujica dejó a más de 900 trabajadores en la calle y miles de usuarios reclamando sus dineros.

Cárcel a Campiani y sus socios; renuncia y pedido de procesamiento

Los procesados con prisión por estafa son Matías Campiani, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez, representantes de las empresas privadas en el directorio de PLUNA. Ante el inminente pedido de procesamiento por el fiscal de Calloia y Lorenzo, fue presentada la renuncia de este último, quien la intentó mostrar como un “buen gesto” para ser juzgado como un “ciudadano común”, para intentar matizar una situación vergonzosa.

Este hecho, ha abierto una nueva crisis política en el gobierno, que a las apuradas ha tenido que salir a cambiar a los integrantes del gabinete, estos son los primeros coletazos del caso PLUNA, de los cuales con seguridad veremos más repercusiones en el nuevo año.

La política de privatizaciones del Frente Amplio

A pesar de estos hechos, el gobierno del Frente Amplio encabezado por José Mujica, continúa su avance con las privatizaciones, como lo ha hecho con AFE y como pretende hacerlo ahora con la planta de ANCAP en Carrasco usando la ley de Participación Público Privado, conocida como la PPP.

Los partidos políticos del sistema no son una salida para los trabajadores y sectores populares. Colorados y Blancos gobernaron más de 150 años al servicio de los explotadores y por eso el pueblo los sacó del gobierno. Por más que esos partidos salgan ahora de forma hipócrita a criticar al Frente Amplio, ellos son tan responsables como el actual gobierno por la situación de PLUNA. Por eso el pueblo uruguayo no puede depositar en ellos ninguna confianza.

El FA, que se postulaba como “el cambio” a los gobiernos tradicionales, ha abierto las puertas a BOTNIA, UPM, ARATIRI, dándole exoneraciones fiscales mientras contaminan nuestro suelo. Lo mismo ha pasado con las tierras que han pasado manos extranjeras. El caso PLUNA es solo una muestra más de la corrupción del gobierno, de la “oposición” y de los grandes negociados de las empresas privadas, es decir, es muestra de la corrupción de este sistema y sus partidos.

A los honestos militantes frenteamplistas: es hora de romper con los corruptos

Vázquez, Mujica, y varios dirigentes frenteamplistas salieron rapidamente y de forma automática a pedir “cerrar filas” en respaldo a Lorenzo y Calloia, destacando su “calidad humana” y tratando de mostrar como “errores” esta vergonzosa actuación del gobierno en beneficio de las empresas.

Estos hechos están indignando cada vez más a los trabajadores y a los militantes del Frente Amplio. Nosotros llamamos a todos los militantes honestos del PS, del PST, del PCU, del MPP, a no abandonar la lucha ni la militancia. Los llamamos a darle la espalda a estos dirigentes que han terminado en los brazos de los empresarios corruptos y de los máximos explotadores a nivel mundial (el imperialismo), fruto de la política de conciliación de clases, de intentar unir al obrero y al patrón en un mismo frente político.

Se pone sobre la mesa el debate sobre qué alternativa necesitan los trabajadores para luchar contra este modelo económico y corrupto que beneficia a las empresas y mantiene los salarios bajos y el costo de vida por las nubes. Debemos dar este debate mientras juntos luchamos en nuestros lugares de estudio o trabajo.

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores te invitamos a luchar y discutir juntos, como poner en pie esa alternativa de los trabajadores con independencia de clase, para luchar por nuestras reivindicaciones, y para terminar con este sistema y modelo económico corrupto.

23/12/2013