Foto-970universal

La alianza parlamentaria del Frente Amplio (FA) junto al ultraderechista y miembro de la coalición de gobierno, Cabildo Abierto (CA), para obtener los votos necesarios que permitiesen aprobar la ley forestal en ambas cámaras resultó en un hecho llamativo para muchos militantes de base frenteamplistas. No es para menos. ¿En qué se pueden beneficiar los trabajadores, las mujeres y los jóvenes de una alianza con estos personajes de Cabildo?

Escrito por Federico

Vale recordar que pocos días antes del suceso parlamentario, el líder de CA, Manini Ríos, declaró que “la ideología de género es perversa”, arremetiendo contra los derechos de las mujeres, como ya lo había hecho el diputado Martín Sodano en 2019 al pronunciarse en contra del aborto con su asquerosa frase machista: “si te gustó, bancátela”, generando el repudio de miles y miles de mujeres que se movilizaron para repudiar sus dichos y la política machista y antiderechos de CA.

También fueron decenas de miles quienes se movilizaron convocados por Familiares contra el proyecto de ley de CA que pretendía darle prisión domiciliaria a los torturadores y genocidas de la dictadura. Proyecto presentado pocas semanas antes al de la ley forestal.

Su propio diputado, Eduardo Lust, admitió en un audio que se hizo público que CA estaba lleno de torturadores. Eso es CA: un partido de ultraderecha, antiderechos, defensores de los torturadores y nostálgicos de la dictadura.

Un disfraz “antisistema” para una política reaccionaria

Foto-La Diaria

Sin embargo, a esta política reaccionaria y antiobrera, Cabildo la disfraza en ocasiones con un discurso “antisistema” y contra “los poderosos”, en este caso contra UPM y otras multinacionales forestales, con el discurso mentiroso y demagógico de proteger a los chicos y medianos productores e incluso a los trabajadores.

Con esto buscan afirmar ese “perfil antisistema”, de estar con “los chicos” contra “los grandes”. Buscan así hacer pie y base social en sectores de la pequeña burguesía e incluso entre sectores de trabajadores para llevarlos a su política antiobrera y reaccionaria, que coloca a las organizaciones sindicales y a los trabajadores que luchan como los responsables de todos los males, lo mismo hace hablando contra “la izquierda” en general, contra las organizaciones que se reivindican del feminismo, etc.

No es nada nuevo ni original de Cabildo Abierto: es lo que está haciendo la ultraderecha a nivel mundial hablando contra el “marxismo cultural” o “la ideología de género”.

La peligrosa postura de los dirigentes del FA

El diputado Alejandro Sánchez (MPP-FA), quien fue el encargado de explicar está alianza, declaró: «No tengo problema en hacer política sabiendo de que las ideas vienen de alguien que no piensa igual que yo».

Esta alianza parlamentaria de los legisladores frenteamplistas en nada ayuda a los trabajadores en su lucha contra el gobierno, sino que, por el contrario, ayuda a CA a reafirmar ese falso perfil “antisistema”, llevando a pensar a un trabajador que “algo bueno” puede salir de CA. Nada más peligroso para los trabajadores y trabajadoras, a quienes debemos dejarle claro que nada positivo saldrá de las filas de CA, un nido de misóginos y torturadores.

El abandono por parte del FA de aquel discurso que hablaba de la reforma agraria, lo pagó extranjerizando la tierra durante sus gobiernos y ahora apoyando este tramposo proyecto de la ultraderecha, dejándola como “defensora de los chicos”.

Los honestos militantes de base y simpatizantes del FA que militan en las organizaciones de DDHH, de mujeres, en los sindicatos y en los barrios, y que, como nosotros, miran con odio, desprecio y bronca a los nostálgicos de la dictadura de CA, deben sacar conclusiones de esta peligrosa política de su dirigencia.

Previous post Lucha y crisis en Casa de Galicia
Next post Gobierno argentino pacta con el FMI