Un camino equivocado: La Unidad Popular y su “error” en las elecciones del BPS

El 13 de marzo se realizan elecciones de representantes de los trabajadores en el directorio del Banco de Previsión Social (BPS). La burocracia sindical presenta a Ramón Ruiz de la Federación Uruguaya de la Salud en la lista 11 y a Sixto Amaro en la 1 para jubilados. Por otro lado, Luis Lisboa, funcionario del BPS y secretario del diputado blanco Gerardo Amarilla – del sector Todos hacia Delante- se presenta en la lista 16 para trabajadores y Carlos Sarthou (otro dirigente del Partido Nacional) en la 2 para jubilados.

Los compañeros de la Unidad Popular, principalmente el 26 de Marzo, que se han negado a participar en forma conjunta de las movilizaciones convocadas por el PIT-CNT diciendo que no marchan junto a la burocracia traidora, ahora hacen una lista unitaria con un partido patronal -integrando la lista 2, que obviamente también apoya el Partido Nacional-, responsable de la introducción de las AFAPs y del sometimiento histórico a jubilados y trabajadores con salarios y jubilaciones de hambre.

Así, mientras la dirección del PIT-CNT se junta al gobierno para liquidar la independencia de clase, la Unidad Popular lo hace con la oposición patronal.

Mientras el gobierno frenteamplista pone a dirigentes blancos y colorados en los entes públicos y les da cargos en el gobierno, la Unidad Popular recorre el mismo camino a nivel sindical.

Lamentablemente, esta política de la UP, lejos de colaborar para la construcción de una alternativa independiente, la socava. Aumenta la confusión en los trabajadores y siembra ilusiones en que la derecha puede ser una alternativa. En el fondo, aplican la misma conciliación de clases que la dirección del PIT-CNT y el FA.

Desde IST sostenemos que solo la construcción de fuertes agrupaciones de trabajadores, con independencia de clase de todos los bloques patronales, será capaz de ser consecuente y luchar por los derechos de nuestra clase.

En estas elecciones, ni la lista 1 y 11 del BPS que lleva la burocracia, ni la lista 2 y 16 que lleva militantes del partido patronal y la UP, son opciones para los trabajadores y jubilados, y por eso llamamos al voto en blanco.

Al mismo tiempo, llamamos a los militantes de la UP a reflexionar sobre esta política equivocada de su dirección, que solo puede tener consecuencias nefastas para los trabajadores.