IST estuvo con los trabajadores de Sherwin-Williams

Desde IST nos hicimos presentes en la carpa, estuvimos con los obreros de la multinacional Sherwin-Williams, con quienes compartimos el almuerzo y donde conversamos con varios trabajadores.

Nos contaron que desde hace un tiempo existían rumores de que a mediados de setiembre la empresa cerraría. Frente a esto en el 27 de julio se mantuvo una reunión con la gerenta general y la gerente regional, quienes desmienten esta información y por el contrario anuncian que continuará la inversión y que no va a existir ningún cierre.

«Esto que se nos trasmite al Comité de Base, lo cual lo trasladamos a la directiva del sindicato, que dice que debe convocar al ámbito tripartito en el Ministerio de Trabajo, para ratificar por parte de la empresa lo que nos dijeron en esa reunión.», nos comenta un delegado.

«El 18 de agosto teníamos a las 15,30 la reunión que se solicitó para esa mesa tripartita. Pero 15,15 recibimos una llamada de los trabajadores de la planta que se encontraban en asamblea que nos dicen que habían llegado autoridades de Argentina, con varios móviles de seguridad privada, G4S, y comienzan a desalojar al personal que se encontraba trabajando.

No se les permite retirar ni sus partencias, ni documentos, ni ropa que se tenía en los Lockers y proceden a expulsarlos fuera de la empresa cerrando los portones, no dejando ingresar al grupo de compañeros que estaban en puerta aguardando los resultados de reunión.

Todo el proceso se da de forma violenta desconociendo la negociación colectiva que se debía desarrollar. Ahí nos comunican que la Casa Matriz de Sherwin-Williams, había decidido el cierre y los compañeros nos decían que estaban comunicando los despidos por telegrama o mensajes de texto.

Esta multinacional cierra y se va no porque esta fundida, sino porque le conviene producir en otro país.

Lo que tenemos por ahora es que cobraremos todo agosto, iríamos 15 días al seguro de paro, hasta el 15 de setiembre, y allí se producirían los despidos. Con esto se cierra la planta de producción y lo único que mantearían son los puntos de ventas, el área comercial. En la reunión y el preacuerdo firmado las Cámaras empresariales de Pintura y Químicas, se comprometen en un plazo a establecer, a absorber el personal de esta planta. Consultado si esto asegura la fuente laboral, nos respondió que hay “compromiso” y que se continuará negociando.

Mientras tanto se mantendrá una carpa con trabajadores en la puerta de la empresa y se podrá retirar de la misma solamente las maquinas de las empresas tercerizadas como comedor, el camión de flete y los elementos de la empresa de limpieza.

Si se cuentan todos estos trabajadores se perderán 70 puestos de trabajo.»


Texto del volante que compartimos con los trabajadores:

Todo el apoyo a los obreros de Sherwin-Williams!

Estatización bajo Control Obrero de toda empresa que cierre, suspenda o despida trabajadores.

La patronal de Sherwin-Williams, cerró su planta industrial y está dejando en la calle cerca de 70 trabajadores. El desalojo de los obreros, según informan los diarios, se realizó mediante la fuerza con un grupo de choque de seguridad privada, cuando se iba a realizar una negociación en el Ministerio de Trabajo.

Al cierre, despidos y abusos de la patronal Sherwin-Williams, se suman una larga lista de patronales antiobreras, extranjeras y nacionales, que luego de exprimirnos por años bajan la persiana sin que para ellos tenga ninguna consecuencia.

Así pasó con La Spezia, en la imprenta Polo, en Fanapel de Juan Lacaze, el Molino Dolores en Mercedes, en la planta Láctea de Ecolat en Nueva Helvecia, y en Fripur que a mediados de 2015 dejó mil obreras sin trabajo y estos son solo algunos ejemplos.

Frente a estos graves hechos y este atropello contra los trabajadores, el gobierno del Frente Amplio no ha tomado una sola medida de fondo con estos patrones represores, por el contrario lleva adelante una política económica que los premia y beneficia con exoneraciones fiscales, que significan el no pago de impuestos y rebajas en las tarifas públicas. Todo esto con el apoyo encubierto de la vieja derecha de blancos y colorados.

A esta dramática situación de los obreros privados, se suma el ataque a la educación pública a la que se les niega el 6% del PBI, el desmantelamiento de empresas como Ancap, donde se intenta liquidar la planta de Portland en Paysandú y se les privatizó el servicio médico, las tercerizaciones y privatizaciones de sectores públicos como Antel, UTE y OSE, que mantienen en conflicto a miles de funcionarios públicos.

¿Cuál es la salida?

Frente a esta situación el PIT-CNT acaba de realizar un paro parcial de 4 horas donde concurrimos miles de trabajadores mostrando que estamos dispuestos a luchar. Pero si la lucha no se unifica nos terminan derrotando por sector o por empresa. No basta con el paro parcial, es necesario exigir un Plan de Lucha de conjunto, de todos los trabajadores públicos y privados, que comience con un paro general de 24 horas activo donde se realice una gran movilización con cortes de calles, de rutas y piquetes.

Debe haber una plataforma común, donde cada sector levante su reclamo, y que el plan de lucha se decida en grandes asambleas y que continúe hasta conquistar todos nuestros reclamos.

Por la Estatización bajo Control Obrero de Sherwin-Williams

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores, llamamos a la solidaridad con trabajadores de Sherwin-Williams, y nos ponemos militantemente a disposición de esta lucha. Nosotros opinamos que para que no quede ningún obrero sin trabajo, es el gobierno el que puede y debe dar una solución de fondo. Hay que pelear y exigirle que estatice sin indemnización a esta empresa bajo control de sus trabajadores, como única forma de garantizar todos los puestos de trabajo. Respetamos otras propuestas como las de cooperativización, pero creemos humildemente que si queremos que todos queden en sus puestos de trabajo y con los mismos salarios la lucha de fondo debe ser levantar la estatización bajo control de sus trabajadores. Para lograrlo necesitamos organizarnos en una gran lucha de conjunto de todos los trabajadores.