Reseña del paro de 24 horas y el acto en la ciudad de Canelones

La esencia de las palabras

Debo admitir que, en días de paro de 24 horas la motivación de salir del “confort” del hogar, para trasladarse a un lugar, en dónde vas a depositar varias horas de tu vida (que podrían ser orientadas a tus hijos, padres, pareja u otro cualquier vínculo emocional), se hace difícil de ejecutar. Pero siempre digo que: “compañero” es aquel que prioriza el bien colectivo, al individual.

Escrito por Richard «Veneno» Ferreira, delegado de los Tomaconsumo de OSE.

Luego de superar varias dificultades emocionales y prácticas, me dirijo a poner en actos las palabras que en algunos momentos salen de mi boca, como: “la necesidad de unidad de la clase obrera”. Esta necesidad se hace imperiosa en momentos de dificultades (crisis económica, persecución sindical, despidos, abusos de poder, etc.), pero debería ser arduamente perseguida todos los días de nuestra vida, si queremos que dicha unidad se lleve a cabo y no quede en los umbrales de la utopía.

Propiamente instalado en el lugar del acto … ¿Qué acto?, ¿Hubo un acto? … Señoras y señores: ¡si hubo un acto!, ¡estuve ahí!, aunque no haya tenido una difusión masiva, existió. El acto llevado a cabo en la ciudad de Canelones, acto solidario con los compañeros de SOOFRICA, sindicato de las trabajadoras y trabajadores del Frigorífico Canelones que hace casi un año están en conflicto, y que en el mismo se refleja el abuso y perversión de los grandes capitales, en este caso extranjeros, y de la clase política de turno.

Dicho evento fue convocado por la Coordinación de Sindicatos del Pit-cnt. No voy ahondar en las diferencias internas dentro del movimiento sindical, diferencias que se dejan entrever y que a mi gusto son necesarias para la vida y construcción del pensamiento obrero.

Los grandes capitales, las cámaras empresariales y el sistema político: buscan “sociedades”, “coaliciones” o “fraternidades” para seguir abusando de la productividad del pueblo, rebajar los salarios, recortar los beneficios, coartar la capacidad de los sindicatos y hasta reprimir si es necesario, en pro de mantener las desigualdades sociales y económicas, que para estos sectores de la sociedad derivan: “de la propia naturaleza humana”. Estas sociedades o coaliciones o fraternidades, que ejecutan sus ideas a través de la clase política y su supuesta democracia ejemplar: se encarga de establecer la diferencias y privilegios de las distintas clases sociales.

Pero … ¿Y los trabajadores? … Yo escuché estos conceptos en el acto de Canelones: “lucha “, “unidad “, “obreros y estudiantes”, “no hay caudillos “, “democracia obrera “, “decisión de asamblea”, “respeto “, “conciencia de clase “, “el pit- cnt somos todos “, “no importa el gobierno de turno “,” luchar en las calles “, “rodear los conflictos”, “unidad de lucha”. Todas estas palabras escuché en la boca de varios representantes de distintos sindicatos y gremios, que no acostumbramos ver en los actos, y que llenaron de fuerza y esperanza los discursos, reflejando en verdad: la esencia de lo que se expresa por medio de las palabras.

¿Por qué digo esto?: porque el movimiento sindical debe transitar hacia el origen de la lucha y unidad obrera poniendo en actos las palabras que se expresan. Es un llamado a la reflexión y a la necesidad: no de una “sociedad”, no de una “fraternidad”, no de una “coalición”; sino de una verdadera unidad en la lucha de las distintas mujeres y hombres, que conformamos los sectores menos privilegiados, y que con las manos o el intelecto queremos trabajar para buscar y construir una sociedad más justa, porque en verdad: “Orgullo es luchar”

La democracia obrera fundada en las decisiones de las asambleas en cada lugar de trabajo, la ruptura de las burocracias sindicales para el mejoramiento de las relaciones intersindicales con el fin de apoyar los distintos conflictos, y la educación constructiva que genere una real conciencia de clase en los distintos ámbitos de trabajo; son algunas premisas que humildemente puedo discernir: luego del contundente acto en Canelones, y el ejemplo de lucha de los compañeros de SOOFRICA.
¡¡¡Gracias compañeros!!!, porque hubo un acto en Canelones.