Frigorífico Canelones: Una propuesta patronal inaceptable

El martes 9 de septiembre reunidos en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) recibimos de parte de los mediadores del Ministerio una propuesta de rebaja salarial, que intenta imponernos el grupo Minerva ante nuestro reclamo de la reapertura del frigorífico.

Escrito por Álvaro Camacho dirigente de SOOFRICA

Al redactar esta nota tuvimos dos instancias de dialogo en la Dinatra, en la primera se informó verbalmente que para abrir la planta debían bajar un 25% nuestros sueldos entre otras cosas. Allí pedimos se plasmará por escrito las exigencias empresariales. En la segunda reunión notamos que lo escrito era aun peor que lo presentado en una primera instancia y ahora la rebaja que quieren aplicar en nuestros sueldos llega a un 45%.

Y no solo nos pega en lo salarial, sino también en las condiciones de trabajo y desconoce el Convenio Colectivo que construyeron sus trabajadores desde sus bases. Soofrica en asamblea rechazo esta propuesta y decidió mantener los logros conseguidos en estos 13 años de cuneta* y mucha lucha.

Como dijo el presidente Raúl en el acto realizado en el marco del paro general, “no vamos a firmar nada, no nos vamos a dejar chantajear, nos cortamos las manos antes de firmar esa propuesta”.

Este acto que fue parte del paro general activo del PIT-CNT del pasado jueves 17 de setiembre, marcó un hecho histórico. Soofrica realizó un gran acto en su sede conjuntamente con la Coordinación de Sindicatos.

Ese día se vivió una jornada de movilización donde los diferentes sindicatos pudieron plantear sus problemáticas. Desde arriba del escenario en las diferentes oratorias y desde abajo una conversa en común, el tema presente fue la necesidad de unificación de todos los conflictos y todas las luchas. Sabemos que de esa manera otro camino posible y ese llamado realizamos desde el clasismo para no aceptar las condiciones que nos quieren imponer.

Desde Soofrica decimos, no vamos a firmar nada que nos corten las manos antes de aceptar esta rebaja.

¡¡No hay orden de aflojar!!