Este 22 de agosto paralicemos Uruguay

Que el clasismo convoque a un acto y paro activo

Este 22 de agosto se llevará adelante el paro general de 24 horas convocado por el PIT-CNT. El paro se da en medio de múltiples conflictos que se vienen desarrollando por sector.

Los funcionarios de la Universidad de la República están realizando paros escalonados y ocupaciones, los docentes en cada liceo y desde sus núcleos sindicales de liceos y UTUs vienen levantando diferentes reclamos ante la calamitosa situación de los centros de estudio. Los estudiantes están desarrollando movilizaciones y todas estas luchas tienen un eje común: el reclamo de 6+1 del PBI y la defensa de la educación pública.

También las mujeres salen a la calle, contra los feminicidios y por los fondos para poner en marcha la ley que ayudaría a combatir la violencia contra las mujeres. Al mismo tiempo, los gremios de la salud privada continúan realizando paros, los trabajadores de UTE vienen llevando adelante paros y ocupaciones, todo esto inmerso en la discusión por los Consejos de Salarios. También salieron a defender sus derechos los obreros de Bimbo, ahora en Pili, en Conaprole , Azucitrus en Paysandú y un sin número de empresa y obras de la construcción. Por eso debemos salir a parar no permitamos que nos rebajen los salarios y nos sigan despidiendo.

Por eso el paro debe ser masivo, para unificarnos y enfrentar todos esos ataques que sufrimos por parte de este gobierno del FA, que está al servicio de los grandes capitalistas poniendo su plan económico al servicio del pago de la deuda externa. Debe ser una jornada contra los patrones que nos despiden, bajan nuestros sueldos y quiere robar nuestras conquistas. Este gobierno junto a las patronales, no solo saquean nuestros derechos sino que ahora quieren desviar nuestros reclamos hacia el pantano electoral, con decenas de promesas y mentiras que jamás cumplirán. No entremos en la trampa de la campaña electoral. Nuestras soluciones y reclamos solo las conseguiremos con la lucha y sin depositar ninguna confianza en este parlamento y sus instituciones, que ya nos han mostrado de sobra estar al servicio de los patrones y el imperialismo.

Es cierto que la burocracia sindical quiere descomprimir la bronca con el paro. La central no llama a ninguna movilización porque no quiere enfrentar en serio al gobierno, está subordinada totalmente a él y ya hace parte del circo electoral que empiezan a montar. Pero no menos cierto es que si pudieran levantarían nuevamente este paro. Si se sostiene es producto de la conflictividad y la gran bronca contra el gobierno y las patronales que existe en la base, entre los trabajadores.

Un llamado al sindicalismo clasista

Hay todo un sector de sindicatos que se denominan clasistas, que hablan de la lucha y algunos contra el gobierno. Llamamos a este sector a que convoque a un acto para el día del paro general, donde hablen los compañeros de los sindicatos que están en lucha. Para esto hay que salir ya con toda una política unitaria, invitar a los obreros de Bimbo, a los de Pili, a los trabajadores de Conaprole, a los de Adeom, a los docentes, estudiantes y a todos los trabajadores a convertir este 22 en un paro activo.  Hay que exigir que este sector que reivindica el clasismo y la lucha, organice un acto y pongan los recursos económicos para alquilar ómnibus y trasladar a los trabajadores, hacer miles de afiches y que salgan a convocarlo por la radio y la televisión

Los militantes socialistas de IST nos ponemos a disposición de esta tarea. Pero desde ya decimos que no depositamos ninguna confianza en estos dirigentes. Hay que tomar la tarea en nuestras manos desde la base.

El paro del 22 debe tener continuidad, y es muy necesario unificar todas las luchas. Para ello en cada lugar de trabajo hay que hablar con nuestros compañeros, decirles que si no continuamos la pelea vamos a seguir perdiendo salario y hasta la posibilidad de jubilarnos en el futuro. En medio de las luchas en curso hay que hacer asambleas y elegir nuevos delegados que sean revocables en cualquier momento, que apliquen la democracia obrera y consulten todo en la base.

Donde podamos también hay que elegir comités de huelga, que serán en los hechos quienes disputen la conducción del conflicto a la burocracia. Sabemos que esta no es una tarea sencilla y no es sólo sindical sino también política. Por ello te llamamos a sumarte a IST, no para entrar en el circo electoral, sino para luchar juntos contra los ataques del gobierno y la patronales. También queremos que seas parte de la construcción del partido y nuestra internacional, que es necesaria para dar la gran batalla de fondo por el gobierno obrero y el socialismo en Uruguay y en el mundo.