El gobierno quiere detener a palos la lucha educativa

Abajo la violenta represión en el conflicto de la educación

La salvaje represión que ordenó el gobierno del Frente Amplio a través de su Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para desalojar la ocupación pacífica que realizaban los estudiantes secundarios en medio del conflicto de toda la educación pública, es el intento  de acallar a palos los reclamos  de docentes, maestros y estudiantes.

Esto también pone de manifiesto la escalada del gobierno de Tabaré Vázquez de reprimir los reclamos populares, que comenzaron con el decreto de esencialidad, y que se profundizaron ante la continuidad de la ocupación del CODICEN por estudiantes de liceo. Fue con una terrible represión, que dejó a varios heridos, entre docentes y estudiantes, incluidos los secundarios, cosa que se intenta ocultar.

Las imágenes que se vieron por los medios, a pesar de su manipulación, no dejan lugar a dudas.  La Guardia republicana al grito de “hagamos como en el futbol” y golpeando sus escudos, avanzó sobre los manifestantes a quienes tiraba al piso y los golpeaba rodeándolos de varios policías que los sostenían en el suelo mientras los pateaban y le daban garrotazos a los manifestantes.

Una salvaje represión contra los estudiantes y  trabajadores

Marcelo Hospitale, estudiante de Ciencias Políticas y de Veterinaria, fue uno de los 12 detenidos en medio de la violenta represión. Aseguró que “mientras estudiantes negociaban por la puerta de avenida del Libertador, la fuerza de choque policial ingresó al CODICEN por una puerta del estacionamiento. Desconociendo esas negociaciones, que precisaban algunos minutos más para concretarse” (…) "los policías ingresaron sin aviso previo, sin buscar el diálogo, rompiendo vidrios, pateando todo, golpeando a los estudiantes que estaban dentro" (…) "ellos (la policía) provocaron. La piedra la tiraron ellos porque ellos habían hecho un acuerdo y lo violaron", al ingresar violentamente al edificio cuando habían acordado que no iban a ingresar porque los estudiantes iban a entregar todas las oficinas que no eran del Codicen. (1)

La FEUU también denunció "la brutal golpiza a quienes luchan por mayor presupuesto para la educación", en el comunicado leído en la protesta frente al Codicen el jueves por la noche.

" (…) lo que se buscó el martes no era una desocupación pacífica, era golpear y amedrentar a los estudiantes que se encontraban en el edificio. Por lo que Bonomi miente en sus declaraciones cuando dice que no hubo violencia en el interior del edificio (…) Bonomi miente cuando dice que la represión se desató como consecuencia del SUATT y de la Plenaria Memoria y Justicia".

La FEUU junto a ADES Montevideo, exigieron la "remoción inmediata"  de Eduardo Bonomi y del Ministro de Trabajo, Ernesto Murro.

El decreto utilizado para desocupar, es el Nº 345 de 2010, aprobado bajo el gobierno de José Mujica, que prevé el desalojo de los edificios por la policía y evidenciando que la intervención de la policía en las ocupaciones, fue preparada desde hace años dentro del FA.

Esta violenta represión también mostró, como veníamos sosteniendo, que el gobierno no esta solo en esta embestida contra los trabajadores y los sectores populares. Que cuenta con un gran respaldo de los partidos Blanco, Colorado y el partido Independiente, que cierran filas junto al gobierno, culpando en sus poderosos medios de comunicación, a los “radicales” –donde centran todas las noticias-, para así  justificar el accionar del aparato represivo.

No es extraño que desde el gobierno, la “oposición” (blancos, colorados, Partido Independiente) y el Ministerio del interior, se intente desviar la atención y responsabilizar por los hechos a la “participación de grupos radicales en la concentración”. 

 Lo sorprendente si fue, que a este coro reaccionario y de represores, se sumara la declaración vergonzosa de los máximos dirigentes del PIT-CNT que “repudió la metodología de pequeños grupos”. (2)

El verdadero objetivo de la represión

El gobierno con esta escalada represiva intenta detener la lucha por el 6% del PBI para la educación pública, y no conceder los 30 mil pesos reclamados por maestros y docentes en su plataforma. El objetivo del FA es avanzar con los planes de mercantilización de la enseñanza, de privatización con las PPP (Participación Público Privada), de mantener pautas de rebaja salarial en todos los convenios colectivos e intentar por esta vía que la crisis económica la paguemos los trabajadores. 

Las dos marchas estudiantiles posteriores, las ocupaciones de otros centros secundarios posteriores a la brutal represión y los paros decididos por los maestros y profesores, demuestran no solo el repudio al gobierno y sus métodos represivos, sino también que la pelea aún esta abierta.

Los  trabajadores necesitamos enfrentar a estas medidas económicas del gobierno, que se destinan a darle más beneficios a los poderosos y capitalistas, destinando una parte importante del presupuesto al pago de la deuda externa.

Es necesaria la unidad de todos los conflictos si queremos triunfar, basta de luchas aisladas! Salgamos todos en unidad, docentes, maestros, estudiantes y trabajadores, y decidamos en conjunto un único plan de lucha decido en asambleas. Solo así tendremos la perspectiva de conquistar nuestros reclamos y enfrentar la criminalización de la protesta social.

Repudiemos la violenta represión!!

No a la criminalización de la protesta!!

Exigimos el desmantelamiento del aparato represivo!!

6% del PBI  Ahora para la educación!!

Salario de media canasta -30mil- para todos los trabajadores!!

No a la mercantilización de la enseñanza!!

No a la PPP en las obras públicas ni en la enseñanza!!

 

  1. Septiembre 23, 2015 Diario El Observador
  2. Semanario Brecha  25 de setiembre de 2015