¿Cómo enfrentar la embestida de la derecha?

Desde las pasadas elecciones de octubre la cúpula del PIT-CNT afirmaba que “las propuestas de los dos partidos mayoritarios de la oposición, la derecha conservadora y restauradora” coincidían plenamente con las demandas de las Cámaras empresariales. E insistían en que “de introducirse esos cambios nos llevarían al “declive de la negociación colectiva”, poniendo en riesgo “los logros obtenidos en estos últimos 15 años en materia de derechos y equidad social”.(1)

Ahora conocido el proyecto de la Ley de Urgente Consideración, el presidente de la Central obrera Fernando Pereira afirmó que este proyecto impone “la limitación al derecho de huelga” y que el mismo significa “pasos hacia atrás en la libertad sindical, no solo en las ocupaciones, -ya que el proyecto- habla de cualquier huelga”. (2)

Marcelo Abdala que ejerce la vicepresidencia consideró que «la Ley es más preocupante que los anuncios de la campaña». Desde la Federación Ancap se ha denunciado que la misma intenta “la desmonopolización de los combustibles” y llevará a la “privatización desaparición de ANCAP”. Por su parte José Olivera, dirigente de la Federación de profesores afirmó que de aplicarse la Ley sería “retroceder más de 100 años” en derechos y conquistas en el terreno educativo.

Privatizadora de las políticas educativas, impulsora del gatillo fácil y la mano dura, de recortes en el derecho de huelga, liquidadora de la refinería pública de Ancap y otro cúmulo de atropellos son denunciados en forma correcta al conocerse los contenidos de la Ley que viene a aplicar la coalición de derecha. Desde IST coincidimos con estas denuncias y muchas otras que se formulan sobre el mamotreto de más de cuatrocientos artículos presentados por Lacalle Pou, y no solo lo repudiamos sino que decimos que hay que tirarla abajo.

Consideramos sin embargo que no debemos ocultar que este tipo de medidas neoliberales ya vinieron avanzando bajo los gobiernos del Frente Amplio, y que ahora la derecha quiere dar un enorme salto profundizándolas y para ello prepara más garrote, gatillo fácil y la criminalización de la protesta. Las medidas anunciadas en la Ley son sin duda un enorme ataque a las trabajadoras, los obreros, estudiantes, jubilados y los sectores humildes.

Frente a este enorme ataque nos llevan a un callejón sin salida

Si bien la cúpula sindical critica y grita muchas veces sobre los contenidos de esta y otras leyes que nos perjudican, al momento de actuar nos habla desde «solicitar una reunión grave y urgente con el gobierno” de Pou, llamar a alguna movilización aislada, o nos plantea “ir a referéndum en que nuestro pueblo pueda decidir si está bien o mal» la ley de la derecha. (3)

Frente al brutal ataque que se anuncia, el camino propuesto por la cúpula de la Central es, como lo ha mostrado en el pasado, impotente para enfrentar a las patronales y el gobierno. Estas medidas conciliadoras y tibias propuestas por estos dirigentes llevaron en los hechos a la privatización del agua por medio de la Ley de riego, permitieron el avance de las tercerizaciones y privatizaciones en todas las empresas y organismos estatales y han mantenido la impunidad para los violadores de Derechos Humanos. Y estas medidas fueron impuestas bajo el gobierno que ellos denominan “progresista”.

Ahora con la derecha vuelven nuevamente a insistir con esta política ineficaz y conciliadora que nos lleva a un callejón sin salida.

Debemos hacer un balance, aprender de la experiencia y exigir un plan de lucha que se vaya profundizando y sea decidido en la base

Los trabajadores debemos analizar lo que pasó con nuestras luchas. No podemos nuevamente permitir que se imponga la política de aislar las luchas, de priorizar el chamullo y que nos lleven al terreno de los plebiscitos donde somos derrotados fácilmente y que si ganamos tampoco lo respetan.

Por ello necesitamos exigir a estos dirigentes que rompan en forma inmediata el diálogo con la derecha “restauradora y neoliberal”. Hay que exigir que la directiva del PITCNT convoque de inmediato a asambleas en todos los sindicatos, para que los trabajadores discutamos y votemos un plan de lucha unificado. Es necesaria la pelea en unidad, de conjunto de todos los gremios y que los paros aumenten en forma escalonada hasta culminar en una gran huelga general que junto a enormes movilizaciones nos planten la perspectiva de derrotar esta ley del nuevo gobierno patronal sometido totalmente a las órdenes del FMI. Este brutal ataque anunciado debe tener una respuesta firme y de lucha por parte de la clase obrera.

1) http://www.cuestaduarte.org.uy/noticias/item/758-trece-razonespor-las-cuales-defendemos-los-consejos-de-salarios

2) https://www.republica.com.uy/pereira-dijo-que-el-anteproyectodel-gobierno-electo-da-pasos-hacia-atras-en-la-libertad-sindicalid748766/

3) https://www.elpais.com.uy/informacion/politica/fadenuncia-retroceso-ley-urgente-consideracion-gobierno-electo.html