Votá 1917 y organicemos la lucha contra el ajuste que se viene

¡Vení a construir IST para pelear por el socialismo con democracia obrera!

El domingo 27 se realizarán en nuestro país las elecciones que definen cómo queda compuesto el nuevo parlamento. Si ningún candidato a presidente llega al 50% más uno de los votos, entonces habrá segunda vuelta en noviembre para elegir presidente y vicepresidente.

Desde IST nos hemos presentado, luego de realizar un acuerdo programático, en la lista 1917, lema Partido de los Trabajadores. Desde IST pedimos el voto a las trabajadoras, a los obreros, a los estudiantes y jubilados. Ese voto será la expresión y apoyo a los candidatos obreros y a los luchadores populares que integran la lista. Queremos que votes la única opción que se opone al sistema capitalista y sus instituciones que son responsables y causantes de nuestras penurias. Este voto es un llamado a la lucha, a la rebelión para conquistar otro sistema social, el socialismo con democracia obrera.

Los pueblos del continente y el mundo se rebelan

El pueblo chileno nos está dejando un gran ejemplo de rebeldía, nos ha mostrado que con la lucha en las calles y la huelga, podemos frenar los ataques contra los trabajadores y hacerlos retroceder. Ese mismo camino vienen tomando Ecuador, Haití, Honduras, Francia, Argentina y muchos otros países, que demuestran que el único lenguaje que entiende el capital y sus gobiernos serviles son las protestas en las calles, las movilizaciones y los levantamientos populares.
No será por medio de esta democracia de los patrones y millonarios que vendrán los cambios. Ellos nos mienten para seguir robando y metiéndonos la mano en nuestros bolsillos. Convocamos a la mujer trabajadora, a los obreros, los precarizados, desocupados y estudiantes a seguir el gran ejemplo de los pueblos latinoamericanos que dijeron ¡basta! Solo de esa manera será posible no retroceder aún más en nuestros derechos y pararles la mano.

El nuevo gobierno será de ajuste contra los trabajadores

El nuevo gobierno y parlamento que se instale en Uruguay no va ser una excepción en el continente. Gane el FA, el partido Blanco o Colorado, se preparan para descargar un muy duro ataque contra los trabajadores. Quieren rebajarnos los sueldos, subir los combustibles, continuar con el alza de los alimentos que acompañan la estampida silenciosa del dólar, que hoy ya sobrepasa los 38 pesos. Gane quien gane, nos vienen a arrebatar nuestras conquistas y todos ya acuerdan en destruir la Seguridad Social, robando nuestras jubilaciones.

Por ello nada podemos esperar del próximo gobierno, ni de la cueva de bandidos, corruptos y mentirosos de este parlamento. Tampoco nada se puede esperar de una justicia supeditada al poder político de turno. En 15 años de gobierno del FA, de 200 desaparecidos reconocidos en forma oficial, solo 5 de esos compañeros fueron hallados. A este ritmo habrá que esperar 600 años para encontrar al resto: una verdadera vergüenza.

Y lo peor es que a esto se suman las centenas de torturadores, asesinos y golpistas que están libres y sin juzgar. Solo una decena están “detenidos”, en una prisión de lujo, la cárcel VIP en Domingo Arena.
Nada pueden esperar las mujeres víctimas de violencia machista y feminicidios. El actual gobierno, unido a Blancos, Colorados, Novick y el Partido Independiente, no han hecho efectivo ni siquiera el presupuesto para la ley que ellos mismos votaron contra la violencia hacia la mujer. Esa ley quedó en letra muerta, sin dinero para efectivizarla.

¿Qué podemos decir de Cabildo Abierto y Manini Ríos, que ocupó altos cargos militares otorgados por el FA y todo el parlamento? Manini sigue el viejo discurso golpista reivindicando a sus camaradas de la dictadura y la violación de Derechos Humanos, y es cómplice en el ocultamiento de estas atrocidades.
Estos personajes, todos ellos representantes de los grandes capitalistas, sirvientes del FMI y la banca internacional, vendrán con sus cargos a aplicar los mandatos de Estados Unidos y de los viejos imperialismos europeos. Con ellos nos esperan peores tiempos, más ajustes, más miseria, más corrupción y una alta delincuencia de guante blanco.

Vienen a profundizar la aplicación de los planes antiobreros, y el gobierno que asuma ya tiene prontas las leyes represivas que garantizó el FA, como la prohibición de cortar calles y rutas, la creación de una guardia militarizada la republicana, el decreto que prohíbe la ocupación de edificios públicos y el viejo decreto de esencialidad que recorta el derecho de huelga. Larrañaga quiere ir más lejos con su reforma, no solo quiere al ejército en la frontera, como lo hizo el FA, sino que lo quiere en la calle como en tiempos de la dictadura.

Preparar y organizar la pelea

Por ello se vuelve indispensable, más allá del voto, prepararnos y organizarnos contra el enorme ataque que se viene, el feroz ajuste que van aplicar contra trabajadores, sectores importantes de la clase media y el pueblo pobre. Por eso la organización para esa batalla y las movilizaciones serán la manera de enfrentar estos planes del FMI que vendrán de la mano con más represión, como lo muestra toda América latina. La enorme manifestación del 22 contra la militarización y la reforma, mostró que el camino a seguir es salir a las calles y a la lucha.

El capitalismo no va más, pero no caerá solo

Al capitalismo hay que tirarlo abajo, demolerlo, “la clase obrera debe destruir, romper la máquina estatal existente y no limitarse simplemente a apoderarse de ella*”, para entonces poder empezar a construir una nueva sociedad donde haya pan y techo para todos, una sociedad socialista con democracia obrera.
El socialismo marxista no es la caricatura presentada con el nombre de “socialismo del siglo XXI” de Maduro. No es socialismo lo que existe donde gobiernan los llamados «progresistas», eso es capitalismo pintado de rojo o de rosa. Nosotros desde IST y la LIT-CI queremos que gobiernen los trabajadores y el pueblo pobre, queremos socialismo con democracia obrera y el fin de la gran propiedad privada y de las clases sociales.

Sabemos que esta es una enorme tarea. Pero somos optimistas porque los pueblos del mundo han salido a la lucha y dan ejemplo de heroicas batallas. Pero esas rebeliones e insurrecciones necesitan una dirección que ponga proa al socialismo. Sin dirección revolucionaria, no habrá socialismo, ni una nueva sociedad. Debemos organizarnos en un partido revolucionario y una internacional. A ese servicio ponemos nuestras humildes fuerzas desde IST y la Liga Internacional de los Trabajadores.
Te necesitamos, no solo para las batallas inmediatas contra el ajuste, te necesitamos con nosotros en IST y la LIT-CI. Preparemos y organicemos la batalla contra el ajuste y construyamos juntos el partido de la revolución socialista.

 

*El Estado y la Revolución https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/estyrev/hoja4.htm