Para los patrones de Caputto 3,5 millones de dólares ¿Y los trabajadores?

El Senado aprobó, el martes 2 abril, de forma muy rápida y votado por unanimidad (27 presentes), el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo por el cual se crea el Fondo Citrícola que otorgará 3,5 millones de dólares para asistir a la empres salteña Citrícola Caputto. También fue votado en diputados ( 83 en 83).

Los trabajadores de la Citrícola Caputto de Salto, a los que la patronal les adeuda quincenas, salarios, y vacacionales están viviendo de colectas y donaciones. Meses de lucha aislada en Salto con protestas en la ruta, cortes de entradas en los portones, manifestaciones por la ciudad, no tuvieron la respuesta necesaria por parte de la dirigencia del PIT CNT que se ha limitado vergonzosamente a pedir colaboraciones, sin llevar adelante una sola medida a nivel nacional, solo se dedican al “diálogo”.

Esta es la forma de actuar de una burocracia que prioriza destinar los fondos (nuestros fondos, el dinero de todos los trabajadores) en “pasajes a Cuba” o para remodelar Hoteles. Pero no se plantea ni por asomo crear un fondo de huelga que sostenga la pelea de los trabajadores. Estos dirigentes no sólo no son consecuentes en su lucha contra el gobierno, sino que además dejan desmoralizar a más de 2.000 trabajadores que siguen viendo día tras día cómo lo que adeuda la patronal no se soluciona.

El negocio citrícola de los Caputto los ha enriquecido a costa de superexplotar a los trabajadores rurales, a los obreros de planta y a todos sus trabajadores. Hoy se presentan como empresa “insolvente” y la solución de todos los partidos políticos es darle “una mano” a la familia, no a la de los obreros, sino a la familia Caputto. Esto debe llamar a la reflexión de todos los trabajadores y ver que más allá de sus discursos estos partidos y sus dirigentes están todos al servicio del capital.

La salida que debemos impulsar, para la cual es necesaria una gran lucha, es el pase inmediato al Estado de la empresa, todos sus bienes y tierras, sin pagar un centésimo a los Caputto. Y ponerlas a producir bajo el control de sus trabajadores. Eso es lo necesario, dejaría dineros al Estado y los trabajadores cobrarían todas sus deudas, eliminando la inestabilidad y precariedad laboral al pasar a ser trabajadores del Estado. Pero El gobierno del FA, Blancos, Colorados, el partido Independiente, etc, todos levantaron sus manos para salvar a los Caputto no a los trabajadores.

Para ello todos los trabajadores debemos exigir al PIT CNT que se ponga a la cabeza de la lucha convocando a un paro nacional de 24 horas. Si no quieren luchar que renuncien a la dirección de la Central. Los trabajadores no queremos limosnas, queremos lo que corresponde, lo que marca la ley y que violan en forma constante las patronales y el gobierno.