Gobierno de derecha alienta la vuelta al trabajo, ¿Ya pasó la pandemia?

La lucha de los trabajadores y el problema de la dirección sindical y política

Coronavirus en el Disco de Punta Carretas

En los últimos días, se confirmaron 7 nuevos casos de covid-19 entre los trabajadoras y las trabajadores del supermercado Disco de Punta Carretas. Con estos nuevos contagios detectados, la cifra en ese único local asciende a 11. El 23 de abril se había producido la primer detección de un trabajador con covid-19 y el día 29 el segundo. Sin embargo, la patronal no tomó medidas de cuarentena ni la realización de test a todo el personal.

Ante esta grave situación los trabajadores debieron realizar un paro de 24 horas exigiendo medidas: cierre preventivo, cuarentena y test para todos quienes allí trabajan. Los empresarios (que son dueños de la cadena Disco, Devoto y Geant) se negaron a los reclamos. Ante estas denuncias y el aumento importante de los contagios fue el MSP quien ordenó realizar el test a los empleados, pero el local igual permaneció abierto con obreras y obreros de otros locales. (1)

Al escribir esta nota, faltaba el resultado de unas 50 personas que trabajan en el local de Punta Carretas. No sabemos tampoco si estas cifras y otras que conocemos se reflejarán en los informes que brinda el gobierno. Según denuncia el portal Sudestada “sin pautas claras para seguir, las autoridades publican informes donde no se incluyen todos los datos disponibles.” (2)

Cementera Cielo Azul

En los primeros días de mayo, en la Cementera Cielo Azul de Treinta y Tres se detectaron 11 obreros contagiados con Covid-19 y un chofer de la empresa Tur Este. El Sindicato de la Construcción -SUNCA- había manifestado que no estaban dadas las condiciones sanitarias para retomar las actividades el lunes 13 de abril, fecha que culminaba la licencia especial acordada. Pese a ello, la alta dirigencia sindical firmó un “protocolo” por el cual debieron volver al trabajo cerca de 45 mil obreros.

Ahora Daniel Diverio, máximo representante del SUNCA señaló “que el protocolo dispuesto se está cumpliendo de forma ‘irregular’ y que los empresarios han decidido en muchos casos enviar trabajadores al seguro antes que invertir en medidas sanitarias.” (3)

Un gobierno reaccionario de derecha

Este gobierno reaccionario de la derecha encabezado por Lacalle Pou, ha permitido la continuidad de miles de despidos y envíos al Seguro de Paro, una parte de ellos ya se venían realizando en los últimos años del gobierno del FA. Pero el nuevo gobierno lejos de solucionar esta problemática obrera, ahora en medio de la pandemia que golpea a nivel internacional, ha dejado hacer lo que quieran a las patronales. Así, profundiza el ajuste que venia en marcha y ya son decenas de miles los despidos y solo entre marzo y abril las patronales enviaron 170 mil trabajadores al Seguro de Paro.

Además de los despidos y envíos al seguro, existen 500 mil trabajadoras y trabajadores sin cobertura social que trabajaban en negro, con contratos precarios, unipersonales, trabajadores independientes o pequeños comercios. El gobierno les ofreció un “préstamo de 12.500 pesos” por única vez. Otra situación angustiante es la viven más de 180 mil personas empujadas a vivir en asentamientos, algunos incluso sin luz ni agua, como en el Cerro.

La “nueva normalidad”

Esta situación es desesperante para las familias obreras porque coloca a las y los trabajadores frente al dilema de morir de hambre o arriesgar la salud y la vida para alimentar a sus hijos. La derecha plantea que vamos a una “nueva normalidad”. Pero no da respuestas serias a las necesidades por las que atravesamos actualmente los trabajadores y sectores populares. Así, de forma consciente y criminal, está empujando a los trabajadores a romper con la cuarentena voluntaria y volver al trabajo. La ganancia es más importante para los capitalistas que las vidas obreras y esto se ve aquí y en todos los gobiernos del mundo.

         ¿Qué rol juega el FA? el problema de la dirección sindical y política

El Frente Amplio se encuentra ahora en la oposición. Sin embargo, ha optado por el camino de colaborar con el gobierno con la frase tan usada de que “frente a la pandemia, estamos todos en el mismo barco”. Pero los trabajadores ya se han dado cuenta de que la covid-19 es como un océano en el que algunos van en cruceros, otros en yate, otros en bote y la mayoría nadando y dando brazadas para no ahogarse. Por eso, la dirección del FA y sus legisladores plantean algunas diferencias en cuanto a las medidas a tomar frente a la pandemia, pero en el marco de elogiar al gobierno de Lacalle porque va “por buen camino” y porque de esa forma “responsable” se puede llegar a un “dialogo Nacional” e incluso a un “gobierno de unidad nacional”.

En la misma línea, la cúpula del PIT CNT ha evitado realizar un necesario paro general de 24 0 48 horas para enfrentar los despidos, la LUC y como única manera de unificar las luchas y las decenas de conflictos que están aislados. Su política ha sido pedir a este gobierno reaccionario “diálogo” y colaborar firmando “protocolos” que ayudan al restablecimiento acelerado de actividades sin que se cumplan de forma seria la pautas de protección sanitaria.

Una postal de la política de conciliación de clases

Sin duda una postal que pinta el lugar en se ha colocado la máxima dirigencia del FA, ha sido la propuesta del senador del Partido Comunista por el FA, Oscar Andrade, que invitó a un personaje de la gran patronal y multimillonario, como Juan Sartori para trabajar en una brigada del SUNCA, fomentando así la falsa conciencia de que hay “patrones buenos” y que podemos estar en la “misma” con ellos.

Andrade parece haber olvidado que Juan Sartori acarreó votos para al triunfo del gobierno de derecha y ultraderecha, que hace campaña por » liberalizar la importación de combustibles al Uruguay, tal como se propone en la #LUC»  y en el parlamento él y su bancada votará las medidas represivas de Larrañaga, que más temprano que tarde va a extender contra los trabajadores y los pobres. (4)

Un llamado a los luchadores honestos y las bases obreras y luchadoras del FA

Las bases del Frente Amplio, la honesta militancia del partido Comunista y los que se reivindican socialistas o independientes, aquellos que vienen luchando desde ayer o desde hace años en el camino de la revolución y el socialismo, deben reflexionar sobre la necesidad de hacer un balance serio del programa y las tareas políticas que está proponiendo la dirección máxima del FA.

Un balance que, en la tradición de las organizaciones de izquierda, sirva para corregir rumbos, que no permita la desmoralización de los militantes. Todo lo contrario. Un balance que ayude a la comprensión de la situación por la que estamos atravesando, para buscar otras mejores herramientas y así avanzar a través de la lucha hacia nuestras históricas reivindicaciones.

Es el momento de unir fuerzas desde abajo para poner en pie un partido revolucionario, socialista, sin patrones y dar pasos en la construcción de una nueva dirección sindical, donde expulsemos a la burocracia, colocando nuevos dirigentes que quiera derrotar y no maquillar las políticas de Lacalle Pou y la ultraderecha. Solo así podremos avanzar hacia una nueva sociedad.

Desde IST te llamamos a conversar y debatir sobre este importante tema y ponemos a disposición nuestra prensa, nuestra página web y la militancia para encontrarnos en la construcción de la herramienta necesaria para dar un cambio radical de esta sociedad capitalista y pasemos de los sueños a la lucha por el socialismo con democracia obrera donde los que gobiernen seamos las y los trabajadores.

1) https://trabajo.ladiaria.com.uy/articulo/2020/5/preocupacion-en-fuecys-por-11-casos-de-covid-19-en-disco-de-punta-carretas-y-falta-de-protocolo-acordado-en-sector-tiendas/
2) https://www.sudestada.com.uy/articleId__bd6c9df5-98e6-401f-8379-c869e08ff595/10893/Detalle-de-Noticia
3) https://radiouruguay.uy/sunca-reclama-test-para-todos-los-trabajadores-de-cielo-azul/

4)https://twitter.com/JuanSartoriUY/status/1260599910149378050?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Etweet