La realidad y el relato del gobierno “multicolor”

El gobierno de la coalición de derecha y ultraderecha autodenominada “multicolor”, reconoció que entre marzo y abril las patronales enviaron a 170 mil personas al seguro de paro. Si a ello sumamos los que ya se encontraban en esa situación, se estima que 200 mil obreras y obreros ven recortados sus ingresos a la mitad ya que el promedio que pasan a recibir es del 50% del salario.

Escrito por Heber

Sumado a lo anterior se reconoció oficialmente por el gobierno la existencia de 400 mil trabajadores sin ningún tipo de cobertura social, que como consecuencia de las medidas de cuidado en la cuarentena se han quedado sin ningún ingreso. Frente a esta grave situación el gobierno de Lacalle Pou ofreció la “ayuda” de un préstamo de 12.500 pesos.

Otro dato importante que ha salido a la luz es el de la población más carenciada, unas 180 mil personas, en su mayoría mujeres y niños fueron empujados a vivir en lo que denominan asentamientos. Hacia estas familias de barrios muy humildes el gobierno entrega una canasta vergonzosa de 1200 pesos, con la que deberán hacer malabares para sobrevivir, que no les corresponde por supuesto a quienes reciben los miserables planes del MIDES. La enorme mayoría de esta población es empujada por las enormes diferencias sociales, a retirar comida en las ollas populares solidarias y de esta forma intentar comer todos los días.

Suba de alimentos y aumento de tarifas agravan la situación de los trabajadores

En medio de la pandemia del covid-19 y con esta enorme pérdida de ingresos que estamos sufriendo las y los trabajadores, pequeños comerciantes y los más humildes, el gobierno de Lacalle Pou aumentó sin contemplaciones los precios en las facturas de luz, el agua y el teléfono. Por su parte este gobierno ha permitido en medio de la emergencia sanitaria una escalada de precios en los alimentos y la especulación criminal de los empresarios con la suba de los artículos de la salud e higiene indispensables para tomar medidas mínimas y preventivas en esta pandemia.

La “nueva normalidad” la “apertura del grifo” y los “protocolos” 

Con esta situación de fondo y aprovechando la legítima y enorme preocupación de los obreros que ven reducidos drásticamente sus salarios, los centenares de despidos y los trabajadores que quedaron sin ingresos al trabajar como unipersonales o por cuenta propia, el gobierno impone el relato que denominó la “nueva normalidad”.

Con esto ignora las advertencias científicas y de especialistas en salud, sobre la importancia de la cuarentena en la pandemia, ahora Lacalle Pou en nombre de “no detener los motores de la economía” ha comenzado a restablecer más y más actividades.

Hizo restablecer la industria de la construcción y miles de obreros debieron volver al trabajo, pero mientras el Ministerio de Salud informaba que en estos 14 días no hubo contagios, se filtraba por la prensa que 7 obreros de la cementera Cielo azul de Treinta y Tres habían contraído el covid-19. El otro sector han sido los maestros rurales y niños del interior, ahora también incentiva toda apertura de actividades en la mayoría del comercio y comenzarían a funcionar las oficinas públicas.

Este abandono de la cuarentena, que ya era parcial en nuestro país y que se comienza a levantar de forma acelerada ante el reclamo patronal y de las multinacionales que no quieren bajar la ganancia, es una política muy peligrosa que juega con la salud y la vida de las y los trabajadores y nuestros hijos. Jugando con la desesperación de quienes vivimos de un salario.

Estas medidas las lleva adelante para evitar gastar recursos en los trabajadores, como debería ser otorgar una subvención mínima de media canasta* a todos los sectores obreros, trabajadores independientes y pequeños comercios. Contrariamente utilizando las necesidades apremiantes el gobierno pone en marcha la enorme mayoría de sectores que son totalmente prescindibles y pueden esperar en el restablecimiento de las actividades.

Pero como todo gobierno de los capitalistas, el de Lacalle Pou, ha colocado primero la ganancia y el lucro y en último lugar las vidas de los obreros y los pobres. Esta es una política criminal teniendo en cuenta por la experiencia mundial y como afirma la comunidad científica que lo peor del covid-19 aún está por venir. Una muestra de que estamos solo en el comienzo de la pandemia es el “centro de contingencia de covid-19 que abrirá sus puertas en las próximas semanas en el barrio Malvín Norte y estará dedicado a atender a personas en situación de vulnerabilidad” y nos anuncian que habrá varios más.
Y como si esto ya fuera poco, en medio de la Pandemia se suma la LUC

Lacalle Pou y sus socios ingresaron al parlamento la Ley de Urgente Consideración (LUC). Esta ley contiene una enorme profundización del ajuste contra los trabajadores, privatizaciones, un enorme ataque a la educación pública y el recorte de las libertades democráticas, del derecho de huelga y la protesta. De este gobierno que mantiene la exoneración de pagos de impuestos a los grandes patrones, a los que poseen enormes extensiones de tierras y a las multinacionales, los trabajadores no podemos esperar nada.

Los multicolores encabezados por Lacalle Pou, continúan fielmente con los pagos de la deuda externa a los especuladores financieros, es un representante directo de la Sociedad Rural, los sectores financieros, este es el gobierno de los más ricos. Con este gobierno de derecha que juega con la vida de los trabajadores no podemos reclamar ni mantener ningún “diálogo social”, ninguna “unidad nacional” ese es un reclamo equivocado y que no ayuda en nada a los trabajadores. No podemos hablar de “diálogo” cuando nos están enviando al matadero con el fin de que los ricos se hagan más ricos y no decaigan los “motores” de su economía capitalista.

Ningún “diálogo social” con la derecha: debemos paralizar el país para defender nuestras vidas, las fuentes de trabajo y el salario.

Creemos que es un enorme error los “protocolos” que las cúpulas sindicales acuerdan con el gobierno de la derecha que obligan al retorno de los trabajadores rompiendo con la cuarentena, y esto lo hacen sin ninguna consulta a las bases, de manera burocrática. La máxima cúpula sindical que tiene discursos contra el gobierno ha terminado firmando acuerdos de regreso a los lugares de trabajo donde no están dadas las garantías, las patronales no respetan ningún protocolo y lo peor ayudan a levantar la necesaria cuarentena.

La oposición del FA si bien critica al gobierno y reclama algunas medidas, ha ido por el mismo camino. Christian Di Candia, intendente de Montevideo ha alentado y permitido la apertura de boliches, bares y tiendas negándose públicamente a realizar test masivos ante la puesta en funcionamiento de las dependencias de la IMM. La alta dirigencia del FA, totalmente separada de sus bases le pide diálogo y gobierno de unidad con el gobierno de derecha (ver nota aparte).

Subsidio a los trabajadores y no a los capitalistas para realizar una real cuarentena

La cuarentena se realiza para evitar que se disparen los contagios y ante un sistema de salud capitalista que no cuenta con las suficientes camas en los CTI, tiene pocos respiradores mecánicos, imprescindible para las situaciones graves de covid19 y falta de elementos de protección de calidad para médicos y todo el personal de la salud. Por eso desde Izquierda Socialista de los Trabajadores (IST), defendemos el derecho a la cuarentena, por la salud y la vida de los trabajadores y los sectores humildes.
Medidas contra la violencia machista y funcionamiento de los imprescindible

Son necesarias viviendas especiales y dignas que se otorguen en forma gratuita a toda mujer que sufre de agresiones y violencia machista. Debe funcionar solo lo imprescindible (alimentación, salud, laboratorios y la química), con reducción del horario a 4 horas y menor días de trabajo y esto debe ser sin pérdida de salario y comisiones obreras que controlen que se brinden todas las protecciones e higiene necesaria.

Es urgente congelar los precios de todos los artículos de primera necesidad y de la mejor calidad a valores del 30 de noviembre de 2019 anulando todas las subas incluidas de las tarifas públicas. Lo mismo con todo los artículos de laboratorios y químicas. La empresa que no cumpla, suspenda o despida trabajadores deberá pasar al Estado, sin indemnización a los patrones, y se comenzará a funcionar bajo control de sus obreros. Estas propuestas son solo algunas medidas.

Hay recursos suficientes para realizar la cuarentena

Si, es posible mantener la cuarentena hasta setiembre, pagar los salarios, reducir el horario de trabajo y tener todas las medidas de protección y realizar test masivos. Hay mucho dinero en el Estado uruguayo, en manos de la banca, en las cuentas de los grandes dueños de campos, en las de los grandes exportadores, en quienes operan en las zonas francas y las multinacionales. Lo que pasa que los capitalistas y este gobierno no les interesa nuestra salud y nuestras vidas.

Existen además millones de dólares que el gobierno continúa pagando a los buitres financieros en concepto de intereses de la deuda externa a pesar de la emergencia sanitaria del covid-19.
Para defender nuestra salud, nuestras vidas, las fuentes de trabajo, el salario y detener la enorme violencia contra la mujer, es imprescindible la organización y la lucha. Aunque aún no nos podemos movilizar masivamente, es necesario y posible la exigencia al PIT-CNT de una convocatoria inmediata a un gran paro general de 48 horas. En ese tiempo se deben llevar adelante mecanismos de consulta a los trabajadores para ir profundizando las medidas hasta hacer retroceder al gobierno y que restablezca la cuarentena. Está en juego la salud y la vida de los trabajadores y nuestras familias.

Pero las obreras, los obreros y todos los trabajadores debemos tener presente que el sistema capitalista no va más. Que luego de esta pausa en la movilización debemos retomar la lucha en las calles. Y esas luchas deben ir más allá de los reclamos sindicales, hace falta un cambiarlo de raíz, un gobierno de los trabajadores. Esta pandemia y la crisis que hoy recorre el mundo debemos saber que puede convertirse en el preludio de una enorme revolución socialista. Para terminar con el capitalismo y avanzar al socialismo con democracia obrera te llamamos a construir IST y nuestro partido mundial la Liga Internacional de los Trabajadores -LIT CI-

 

La cúpula del PIT-CNT en el camino equivocado

Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT- aseguró en sus declaraciones el 1° de mayo ser “conscientes que las noticias para los trabajadores no son positivas, pero que de esta crisis solo se sale con diálogo”. Marcelo Abdala integrante del Partido Comunista consideró conveniente “sentarse a conversar” ya que “la cosa no va a ser sencilla”. (1)

Nosotros desde IST creemos que con este gobierno de la derecha reaccionaria y antiobrera no se puede tener ningún “diálogo social”. Menos aún luego de este enorme ataque con centenas de despidos, subas de tarifas y 170 mil en el seguro de paro, no creemos que la solución pase por “sentarse a conversar” con el gobierno.

Los máximos dirigentes conversan y mientras tanto los trabajadores sufrimos miles de despidos, rebajas de salarios y contagios de covid-19, como sucedió con los empleados del Disco en Punta Carretas, con los funcionarios del Vilardebó o en Treita y Tres en la cementera Cielo Azul donde hay 11 trabajadores con covid-19. Con la negligencia patronal, con la prepotencia del gobierno que llevó al parlamento el mazazo de la LUC, no creemos para nada en ese el camino y afirmamos que nos lleva a un callejón sin salida y a la derrota.

 

Desde hace mucho esta cúpula de dirigentes han dejado de representar a los trabajadores y por eso ya firman acuerdos para hacernos volver a trabajar sin garantías reales para la salud y nuestras vidas. Esta dirección encaramada en las alturas solo defiende sus privilegios como por ejemplo el hacer uso a su antojo de los viáticos y de vivir sin trabajar desde hace décadas. Se han convertido en burócratas y no quieren luchar en serio, solo discursos y chamullo.

Necesitamos la organización desde la base

El paro de 7 días de los trabajadores de la FOICA, el paro de 24 horas en los Supermercados Disco, la ocupación de la curtiembre París y muchos conflictos más que la prensa patronal esconde, son el camino para enfrentar al gobierno de derecha y frenar el ataque contra los trabajadores. Necesitamos poner en pie desde las bases una nueva dirección sindical y política que responda a las necesidades de lucha que tenemos los trabajadores y que lleve adelante lo que la base decida en forma democrática.

Desde IST te llamamos a discutir cómo organizar y llevar adelante una política sindical que recupere los sindicatos y los coloque al servicio de la lucha de los trabajadores.

1-https://www.elobservador.com.uy/nota/el-pit-cnt-reclamo-dialogo-social-en-un-1-de-mayo-atipico-20205122360