Frigorífico Canelones: A un año de la pueblada, entrevistamos a Raúl y Rodolfo

Al cumplirse un año de la gran manifestación en la Ciudad de Canelones exigiendo la reapertura del Frigorífico Canelones y luego de más de un año de un duro conflicto, entrevistamos a Raúl y Rodolfo, del sindicato SOOFRICA.

BRUNO – Bueno, les pido se presenten.

.-RO – Rodolfo García, Secretario Gral. de la FOICA-Cerro, trabajador del Frigorífico Canelones, integrante de su sindicato SOOFRICA.

.-RA – Raúl Torres, presidente de SOOFRICA.

BRUNO – En realidad, como saben la nota ésta es para el periódico Rebelión, de IST. Uds ya saben que hicimos un balance del conflicto y nos interesa mucho su opinión.

.-RO – La lucha de clases como tal es una lucha económica, naturalmente que el tema de la rebaja fue una de las grandes cicatrices. Creo que el aspecto más a destacar serían las conclusiones dentro de un marco más general no solo de la industria frigorífica sino de todo el movimiento obrero. Hoy estamos en un momento donde vía pandemia, la movilización se ha detenido, salvo la movilización que creo ocurrió en estas horas del Sunca, prácticamente no existe. Lo que estuvimos viendo recién acá en el ampliado es que se puede retomar, por ejemplo, hacia el 8 de Marzo.

.-RA – En el mismo sentido, nosotros queremos, a partir de nuestro conflicto, poder dejar cosas para el resto del movimiento obrero, sobre todo en la coyuntura actual, en medio de una crisis que no deja de avanzar, en contra de los intereses de la clase obrera, de los trabajadores. Y un poco deja eso, sacar conclusiones de cuáles son las reglas de juego de este sistema actual, en una empresa que ha generado y que se ha mostrado públicamente que da ganancias, se aplica una rebaja a los trabajadores, que fue propuesta por el Poder Ejecutivo. O sea, el Ministerio de Trabajo es el que propone la rebaja. Si bien es inferior a la que fue propuesta por el directorio de Minerva, es una rebaja importante en número y es muy sentida por los trabajadores. Uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Trabajo era que si no se aceptaba esa rebaja, iba a ser muy difícil que Minerva no enviara sistemáticamente trabajadores del Frigorífico Canelones al seguro de paro, por no ser competitivo con las otras dos plantas.

Por lo tanto, es un sistema y son reglas de juego que favorecen netamente a los intereses del capital, a los intereses en este caso de Minerva y es en ese sentido que nosotros queremos generar un ámbito, no solo a nivel de SOOFRICA sino más amplio, a nivel del conjunto de la industria, para frenar este tipo de reglas de juego que hacen aceptar a los trabajadores una rebaja que obviamente no es justa y sobre todo en una empresa que genera ganancias. Hay una contradicción realmente importante ahí y el más perjudicado siempre termina siendo el trabajador.

Bueno, en ese proceso estamos, de reconstrucción no solo de las bases de los trabajadores de la industria frigorífica sino para todo el conjunto del movimiento obrero. Por eso también participamos en la Coordinación de Sindicatos, donde hay algunos perfiles similares a lo que nosotros pretendemos del movimiento obrero, que es con programas, por eso pasa por la elaboración de programas, aplicación de la democracia obrera y con la lucha en las calles. Es en ese sentido que nosotros estamos trabajando en estos días.

BRUNO.- Perfecto, esas serían como las conclusiones del conflicto. Para ir más a lo que es el día de hoy. ¿Cómo han entrado los compañeros a la fábrica? ¿Han vuelto cabizbajos o con buena energía, cómo está la situación ahora, al día de hoy?

RA.– El ambiente en las bases sigue siendo fuerte porque hay un crecimiento exponencial en la correlación de fuerzas, con esta aplicación de la democracia en las reuniones. De hecho, ustedes estuvieron presentes en el día de hoy y han estado en otras reuniones de los días miércoles de la dirección ampliada. Eso da un resultado porque las bases se sienten dirección, son de hecho dirección pero uno lo hace parte. Y eso se nota en el ambiente, en el trabajo, donde hay un conjunto de compañeros que han estado en todo el proceso directamente involucrados y son la primera línea en el día a día. Cada uno de ellos puede llegar adonde el compañero de dirección a veces no puede, porque está trabajando o porque está en otras tareas. Pero ya hay un conjunto de compañeros que están perfectamente capacitados para responder alguna consulta o alguna duda de un compañero, pueden perfectamente darle respuesta a eso. En ese sentido, ha sido un crecimiento exponencial como ya dije. Lo vemos fabuloso eso y queremos incrementarlo porque ese es el camino que hemos elegido transcurrir. Ojalá que con el tiempo se vayan sumando más compañeros.

RO.– Sí, en el frigorífico Canelones, en su sindicato prácticamente todos los trabajadores están afiliados. Los compañeros han entrado realmente tranquilos, si bien es cierto que están con algunas preocupaciones pendientes porque vienen del año anterior de un conflicto muy largo. Ha sido visto como positivo no solo por ellos sino por todos los trabajadores de la FOICA y de sus distintas ramas y anexos y también por la ciudad de Canelones, es un hecho a destacar.

Después, obviamente, esta instancia como en la que uds estuvieron recién acá, en el Ampliado, aparecen un conjunto de medidas de carácter táctico, fundamentalmente de carácter táctico, en diferencia a lo que es la estrategia. La estrategia son los objetivos más de fondo que aquí están claros. Pero sin duda que sigue habiendo un apoyo y una comprensión de todos los trabajadores, no solo de la ciudad de Canelones sino de buena parte del país hacia lo que ha sido la justa lucha de los trabajadores de Soofrica.

BRUNO.- ¿Y la relación con la empresa cómo se da? ¿Qué trabas ha puesto la empresa?

RA.- De hecho, fue parte de los temas que se trataron y se vienen tratando los distintos miércoles. Indudablemente, es una situación que sigue siendo compleja. Cuesta obtener un entendimiento porque estamos en posiciones antagónicas entre lo que pretende la dirección nueva de Minerva y lo que pretendemos los trabajadores organizados.

En ese sentido, ha habido un conjunto de reuniones bipartitas e incluso hemos concurrido al Ministerio de Trabajo porque es parte del compromiso asumido a través de la firma del nuevo convenio, de tener un seguimiento, lo que nosotros hemos llamado “el día después”, para saber si ha surgido algún inconveniente, alguna diferencia (…….) que entendemos está dentro del plano normal de lo que nosotros preveíamos que podía suceder, por tratarse de una firma multinacional que ha tenido innumerables complicaciones, no solo en este caso, con el frigorífico Canelones y sus trabajadores. También las ha tenido en sus otras dos plantas acá en Uruguay, en anteriores conflictos. Pero también las ha tenido en toda la región; durante nuestro conflicto que fue tan largo, hemos recibido información de lo complejo que es Minerva en la región, problemas en Paraguay, en el propio Brasil. Inclusive hasta en Argentina hemos tenido información de los complejo y de lo reaccionario que es Minerva en su accionar. No nos extraña por tratarse de una multinacional que concentra la parte alimenticia, la parte de la carne, que son grupos concentrados llámese JBS, MARFRIG, que tienen también sus inconvenientes con las plantas en Uruguay. Tal vez son inconvenientes distintos a los nuestros, pero ellos siempre tienen un mismo programa que es: elevar su tasa de ganancia a costa de la reestructura y a costa de hacerle pagar los costos a los trabajadores. (…..)

De hecho, el próximo martes tenemos una reunión tripartita, tenemos un conjunto de temas para plantear ahí, pero sí, es complicada y compleja, pero está dentro de lo que nosotros preveíamos.

RO.- Dentro de la Federación, hay una particularidad que es la fuerte autonomía. Por ejemplo, acá Soofrica, como otros sindicatos de la industria, han negociado personalmente. Hay otros sindicatos que han solicitado en algún momento la presencia de la Federación. Lo que comúnmente llamamos “el día después” es fruto de conflictos que habíamos tenido anteriormente, éste no es el primero aunque quizá éste ha sido el más largo. Con eso, nos referimos a la relación bipartita, cuando uno ya no va al Ministerio de Trabajo. Con todo lo que eso implica, de entrar a desenmascarar el verdadero objetivo, qué es el Ministerio de Trabajo, qué son los consejos de salarios, qué función ha cumplido, etc. Pero quizás esté costando esa parte que se da después de todo conflicto porque no desaparece la lucha de clases, pero sí las partes se reorganizan para seguir manteniendo sus objetivos estratégicos, como decíamos anteriormente.

BRUNO.- ¿Quieren agregar algo más?

RA.- Bueno, una vez más agradecidos a uds que han estado presentes en todo el proceso y son parte de la casa ya. Eso es muy importante y ha sido una característica de este conflicto que está abierto a todo el espectro del movimiento popular, por decir de alguna manera, no se si está bien utilizado el término. Pero está bueno y es el camino que hemos elegido transcurrir todo este tiempo y como decíamos al comienzo queremos darle el pulgar para arriba a este balance que hizo el periódico Rebelión de la IST y saludar como siempre a todos los componentes de la IST.

RO.– Sin duda, agradecer a los compañeros de Izquierda Socialista de los Trabajadores, integrantes de la LIT, verdad? Creo que ha sido muy importante y uno de los balances o de las conclusiones más importantes a sacar es el hecho de que se ha nucleado una parte importante del clasismo de carácter social, con total naturalidad, con las organizaciones políticas de izquierda, de una izquierda principista, de una izquierda marxista. Creemos que esa tarea es nuestra intención extenderla, por eso es el Frente único que hemos mencionado en varias oportunidades de la unificación del conflicto y de la unión del clasismo, superando muchas veces los antagonismos o los falsos antagonismos entre lo social, lo ecológico y lo político partidario.