Foto – BCTGM – world-outlook.com/es

Estados Unidos viene desde hace años con un proceso de huelgas en diferentes Estados. En marzo de este año se realizó una huelga prolongada por parte de los 3300 maestros de las escuelas públicas de Minniapolis, la ciudad más poblada del estado de Minnesota. En estos días los trabajadores de una tienda de Apple en Maryland, han decido a pesar de las amenazas de la empresa formar un sindicato y levantar una serie de reclamos.

Las Voz de los Trabajadores y Corriente Obrera en Estados Unidos que hacen parte de la LIT-CI, han llevado su solidaridad, a las trabajadoras organizadas en el sindicato de de la Panadería, Confitería, Tabaco y Molinos de Cereales (BCTGM ), que realizó una huelga de más de cien diaz en Los Ángeles.

113 días de huelga de las Trabajadoras de Jon Donaire

Por La Voz y Corriente Obrera EEUU

Tras una huelga que duró unos 113 días, los valientes trabajadores sindicalizados de la planta de postres Jon Donaire, propiedad de Rich Products, en Santa Fe Springs, situada en la zona de Los Ángeles, volvieron al trabajo el lunes 28 de febrero por primera vez desde noviembre. El fin de la huelga se produce después de que el sindicato de los trabajadores -el Local 37 del Sindicato Internacional de Panaderos, Pasteleros, Tabacaleros y Molineros de Granos (BCTGM)- aprobara el 23 de febrero un nuevo contrato de cuatro años con la empresa. Los trabajadores de la planta fabrican pasteles de helado para los principales minoristas, como Walmart, Baskin-Robbins, Safeway y otras cadenas.

Como informamos en nuestro artículo de noviembre sobre la huelga, los trabajadores de la planta de Jon Donaire abandonaron el trabajo por primera vez en la madrugada del 3 de noviembre. La huelga comenzó como un asunto en gran medida autoorganizado. Tras años de estancamiento salarial, de abusos por parte de los directivos machistas y de aceleración del ritmo de trabajo, las trabajadoras de la planta -que son en su inmensa mayoría inmigrantes latinas, muchas de ellas madres trabajadoras- decidieron ponerle fin a la situación. Se organizaron para pasar a la acción y, con el apoyo de su sindicato, abandonaron el trabajo en masa para conseguir mejores salarios, cambios en el abusivo y punitivo sistema de puntos de la empresa y otras reivindicaciones.

En cuanto al convenio que puso fin a la huelga, el resultado es mixto. Los trabajadores obligaron a la dirección a mejorar la oferta salarial propuesta inicialmente por la empresa antes de la huelga. No obstante, los trabajadores no consiguieron su modesta demanda de un aumento de un dólar por hora para cada año del nuevo contrato, pero retuvieron su actual paquete de seguro médico. También consiguieron algunas mejoras en el sistema de puntos de la empresa.

Sin embargo, quizá el mayor logro de la huelga sea el hecho de que los trabajadores se mantuvieran solidarios y unidos durante los casi cuatro meses que estuvieron en la línea de piquete. Los trabajadores pasaron juntos el Día de Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo y el Día de San Valentín en la línea de huelga de 24 horas, instalada frente a la planta de Jon Donaire. Marcharon y corearon juntos en oposición a los abusivos gerentes de la empresa, que trajeron esquiroles a la planta en un intento de reiniciar y mantener la producción en las instalaciones. Y el 17 de diciembre, los huelguistas rechazaron por abrumadora mayoría una propuesta de contrato de la empresa que no satisfacía sus demandas. A lo largo de la lucha, los trabajadores demostraron gran coraje, valentía. Los huelguistas se quedaron sin sueldo, recibiendo en su lugar pequeñas pagas semanales de huelga proporcionadas por el sindicato, para mantenerse unidos y luchar contra una de las empresas privadas más ricas del mundo.

A pesar de su obscena riqueza y poder, Rich Products no pudo doblegar la determinación de los trabajadores. Aunque la empresa intentó seguir produciendo con esquiroles y directivos, no pudieron acercarse a los altos niveles de producción que normalmente mantienen los trabajadores de la planta. Además, a lo largo de la huelga, a la empresa le costó mantener las condiciones sanitarias en las líneas de producción de la planta, dado ell firme apoyo a la huelga por parte de los trabajadores del equipo de saneamiento de la planta. Como resultado de esto, durante toda la huelga, la empresa tuvo que tirar continuamente palés de pasteles insalubres hechos por los esquiroles.

Los miembros de Corriente Obrera y La Voz de los Trabajadores enviamos nuestra solidaridad y respeto a los valientes luchadores de la clase obrera del Local 37 de la BCTGM mientras vuelven a sus puestos de trabajo en Rich Products. Mantengan la cabeza en alto y sigan luchando. Manténganse unidos y no dejen que la patronal los pare. Luchen para organizar a los no sindicalizados en las plantas de Rich Products en Torrance, Santa Ana y otros lugares.

Los huelguistas de la BCTGM en Rich Products han dado un ejemplo de coraje y determinación a la clase obrera de Los Ángeles, que durante demasiado tiempo ha guardado silencio ante el descenso del nivel de vida y los implacables ataques de la patronal. Junto con los huelguistas de la UAW en la planta de Senior Aerospace SSP en Burbank y los huelguistas de los Teamsters en dos centros de transporte de residuos propiedad de Republic Services en el condado de Orange, los trabajadores de Rich Products han enviado un mensaje a los trabajadores de otros lugares: ¡Hay poder en nuestra unidad como trabajadores!

En última instancia, la huelga en Rich Products nos indica el camino a seguir para la clase obrera en su conjunto. Para desafiar el poder de la patronal y mejorar nuestras vidas, tenemos que construir sindicatos democráticos, dirigidos por sus miembros y basados en los principios del sindicalismo de lucha de clases.

¡La clase obrera y la clase patronal nada tienen en común!

La clase obrera produce toda la riqueza de la sociedad. ¡Nos merecemos todo lo que producimos!

¡Los trabajadores hacen funcionar el mundo! ¡Nosotros debemos dirigir el mundo!

¡Sólo a través de la solidaridad y el poder obrero podremos construir un mundo mejor para todos los trabajadores!

Previous post Lenin y la organización revolucionaria
Next post La inflación golpea a los trabajadores