Ante la «desaceleración» económica: ¡Que se ajuste a ricos y capitalistas!

Editorial de Rebelión nº 29.

El conflicto de los Judiciales marca el camino:

¡Luchemos por un aumento salarial del 26% para todos los trabajadores!

La crisis económica mundial comienza a hacerse presente en la región a ritmos diferentes. Brasil y Argentina han dejado de crecer, y algunos economistas hablan de recesión. En Uruguay se habla de “desaceleración”, donde el crecimiento ha pasado de casi 8% en 2010, a un 3,5% en 2014, y un 2,5% estimado para este 2015.

Esta crisis que empieza a vivir la economía y el bolsillo de los trabajadores, no tiene ningún blindaje. Por el contrario, en esta década la extranjerización de la industria, la agroindustria y la primarización de la economía, hacen de Uruguay un país totalmente dependiente y vulnerable frente a la situación que estamos viviendo.

A esto se suma el gran endeudamiento externo que ya sobrepasa los 33mil millones de dólares. A pesar de los miles y miles de dólares pagados año tras año religiosamente por el FA, la deuda externa sigue subiendo, y existen acuerdos de pagos hasta el año 2050. De esta forma, se va del país una gran fortuna que podría ser invertida en salarios, educación, vivienda, etc.

Discursos y realidad

Hace una semana el presidente Tabaré Vázquez salió a desmentir transcendidos sobre problemas en la economía uruguaya y la falta de dinero para hacer frente a los reclamos de los trabajadores judiciales, luego que la jueza Josefina Tommasino determinara que el Estado pague el 26% de aumento salarial, como lo indica la ley.

Recientemente Danilo Astori, ministro de Economía, en su comparecencia en el Parlamento, afirmó que la situación económica y financiera del país está “firme y consolidada”, y que Uruguay “no corre ningún riesgo” de caer en una crisis “como la de 2002 o 2007”.

Estos discursos del gobierno del Frente Amplio no se condicen con la realidad. La economía de los trabajadores y jubilados no está ni firme, ni consolidada. Por el contrario, cada vez corre más riesgo.

El salario pierde poder de compra frente a un dólar que ya sobrepasó los 27 pesos y los alimentos y productos de primera necesidad continúan subiendo en los supermercados. Tanto se han encarecido las tarifas de los servicios públicos que a principios de este año el PIT-CNT emitió un comunicado afirmando que “el aumento establecido en las tarifas públicas se configura como desproporcionado y contradice el mensaje oficial de que «las cuentas están en orden»”

La desaceleración ya se le está haciendo pagar a los trabajadores

Como siempre ha sucedido, cuando los capitalistas bajan un poco sus ganancias o ven que el negocio ya no conviene tanto, los primeros perjudicados, y a quienes se nos quiere imponer los recortes, somos los trabajadores, los jubilados y los sectores populares.

Así está sucediendo en ECOLAT, que cerró su planta en Colonia, en la localidad de Nueva Helvecia, dejando a 400 obreros en la calle; en Frigocerro de Durazno que también envió a 200 trabajadores al Seguro de Paro; en Azurcalito de Paysandú que despidió a 40 trabajadores. En los Departamentos fronterizos, ante la caída de las ventas los comercios, también comenzaron los despidos. Solamente en Rivera existen más de 1000 despidos en diferentes actividades.

Recientemente la empresa brasileña que estaba a cargo de las obras en Puntas de Sayago -OAS-, involucrada con la corrupción de PETROBRAS, decidió enviar al seguro de paro a la totalidad de la plantilla laboral que estaba compuesta por 700 trabajadores.

A esto se suma las declaraciones del Presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, afirmando que este año el sector reducirá 10.000 puestos de trabajo, lo que significa literalmente miles de obreros sin empleo.

Este gobierno no defiende a los trabajadores

No debemos permitir que el gobierno del Frente Amplio descargue la crisis sobre los trabajadores, como lo hicieron históricamente los partidos serviles del imperialismo  Colorado y Blanco.

Los trabajadores, estudiantes y jubilados, en su gran mayoría han dado la espalda a esos partidos patronales. Pero lamentablemente los dirigentes del gobierno frenteamplista, que aún despiertan esperanza en los trabajadores, han demostrado en el gobierno “ser los mejores representantes de los negocios burgueses”. Han librado a las multinacionales de pagar impuestos, han extranjerizado la agro industria, parte de la tierra y negocian a espaldas del pueblo y junto a EEUU, el acuerdo privatizador de servicios –TISA- con el cual intentarán avanzar aún más en la mercantilización de la educación pública, la salud y las empresas del Estado para que las multinacionales sigan haciendo negocios.

Exijamos al PIT CNT un verdadero Plan de Lucha

Los trabajadores, entre los que están los de la construcción (Sunca) y los metalúrgicos (Unmtra), entro otros, realizaron un paro parcial el pasado jueves 23 de abril, en el cual los militantes de IST participamos llevando nuestra prensa y nuestra opinión para discutir con los trabajadores.

Saludamos el llamado a la movilización que entre otros puntos levanta el NO al TISA y la defensa de los puestos de trabajo. Si bien creemos que el camino es el de la movilización y la lucha,  opinamos que es totalmente insuficiente un paro parcial donde no paran todos los gremios y se deje fuera al movimiento estudiantil.

En medio de esta situación de crisis que se instala contra los trabajadores, hay que exigirle al PIT-CNT un paro de 24 horas con movilización, que sea el comienzo de un Plan de Lucha convocando a la FEUU a unirse en la pelea sumando a los estudiantes.

Pero para que la movilización tenga éxito, las medidas no pueden ser decretadas por la cúpula de la central como se viene haciendo con paros de compromisos y medidas aisladas. Necesitamos un Plan de Lucha que sea decidido por la base de los sindicatos, convocando a asambleas en fábricas, oficinas, facultades y todos los centros de estudio.

Levantemos un reclamo unificado de todos los gremios, ¡basta de dividir la pelea!

Algunos puntos para debatir y levantar en la lucha:

– Aumento salarial para todos los trabajadores del 26% como en Judiciales!

– Basta de trabajadores con sueldos de 10 mil pesos!

– Salario mínimo de 15 mil como levanta el PIT-CNT, ¡¡Ahora!! Continuando la pelea hacia la media canasta de mínimo para todos los trabajadores.

– Defendamos los puestos de trabajo:

– Luchemos por la estatización sin indemnización y bajo control de sus trabajadores de toda empresa que cierre, suspenda o despida a los trabajadores, como ECOLAT, Frigocerro de Durazno, el grupo brasileño OAS y Azucarlito de Paysandú.

– ¡NO al TISA!

– Anulación del impuesto a los sueldos IRPF

– ¡Abajo la contrarreforma mercantilista en la educación!

– Por un plan de obras públicas destinado a construir viviendas para los trabajadores y jubilados, escuelas, liceos, facultades y hospitales

– Impuestos progresivos al capital, basta de exoneración a las multinacionales

– No pago de la deuda externa