¡Abajo la militarización en la frontera!

Con el mismo argumento de la derecha reaccionaria, que invoca el narcotráfico, el terrorismo y la inseguridad para poner los militares en la calle y habilitar leyes más represivas, todos los sectores del Frente Amplio con representación en la Cámara de Diputados votaron que el Ejército patrulle en la frontera en una franja de 20 kilómetros de ancho. De ahora en adelante los militares podrán identificar personas, detener y controlar vehículos. Y el proyecto aprobado agrega que si “ se viera obligado a utilizar medios materiales de coacción”, -armas de fuego- deberá ser “de forma racional, progresiva y proporcional”.

Toda la vieja derecha reaccionaria de blancos, colorados, el Partido Independiente y Novick, votaron en forma conjunta con el FA esta militarización. Jorge Larrañaga hace tiempo que pedía a gritos que el ejército patrulle y reprima, lo mismo que Bordaberry y todos los nostálgicos del golpismo que quieren mano dura contra los trabajadores, estudiantes y los sectores populares.

Esta escalada en las leyes represivas impulsada por el FA, demuestra claramente que la crítica hacia los gobiernos represores de Macri en Argentina y Temer en Brasil, es solo un discurso oportunista y que este gobierno que se autodenomina “progresista y de Izquierda”, prepara y acentúa cada vez más la represión.

Estas medidas del gobierno del FA no son un hecho aislado. El Ministerio del Interior viene instrumentando un aparato de espionaje conocido como «El Guardián» con el que puede interceptar llamadas de 800 celulares y 200 teléfonos fijos, así como intervenir 100 servicios de correos electrónicos y monitorear tres redes sociales. A ello se suma el envío de Tabaré Vázquez al parlamento de la “Ley antiterrorista” que ampliará aún más la intervención de las FFAA. Recordemos también las infiltraciones de Bonomi en las marchas estudiantiles, la brutal represión en la ocupación del Codicen, la aplicación del decreto reaccionario de esencialidad que recorta el derecho de huelga y el nuevo decreto de Vázquez que habilita a la Policía a  impedir cortes de calles, caminos y carreteras. Con el uso de ese decreto se detuvieron trabajadores que realizaban una asamblea en Conchillas, que fué denunciado por el Sindicato Único de Transporte de Carga.

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores (IST) denunciamos a la falsa izquierda del gobierno de estar recomponiendo el aparato represivo que se usará, más temprano que tarde, contra las luchas obreras, estudiantiles y populares. Desde los sindicatos, organismos de derechos humanos, desde las organizaciones estudiantiles y políticas, llamamos a denunciar estas medidas represivas y organizar una gran movilización que exija al gobierno el retiro de todas estas leyes y decretos que son un recorte de las libertades democráticas, y exigir el total desmantelamiento del aparato represivo.


El triste papel del Partido Comunista, el PVP y Casa Grande

Estos partidos y sectores tienen un discurso contrario a la militarización y afirman defender los Derechos Humanos. Todos ellos al levantar su mano dieron la aprobación de esta ley represiva que recorta las libertades democráticas. Con su voto llevan a que estas FFAA que reivindican el golpismo y que le ocultan a la organización familiares el lugar donde están enterrados los desaparecidos ahora patrullen las calles. A estos dirigentes se les cayó la careta demostrando que la defensa de los DDHH solo queda en discursos y actos partidarios para engañar a sus los militantes.