México: ¡Abajo la represión de Peña Nieto! ¡Construyamos el paro nacional!

Escrito por el Grupo Socialista Obrero, sección de la LIT-CI en México.

Repudiamos la masacre de Nochixtlan, Oaxaca y llamamos a todos los movimientos y fuerzas políticas para auxiliar a los heridos –a quienes por orden federal les niegan atención en hospitales– y a los familiares de los compañeros muertos. A la vez, exigimos castigo al asesino Peña Nieto como principal responsable de esta aberrante masacre. Para ello contamos con el apoyo de la Liga Internacional de los Trabajadores–Cuarta Internacional.

Hoy la lucha en defensa de la educación pública se ha transformado en una lucha de todos. Ya es una causa nacional. Crece la movilización de los maestros de todo el país y el apoyo popular a pesar de las persecuciones y miles de despedidos. La indignación creció en amplios sectores sociales cuando el gobierno tomó como rehenes, a Rubén Núñez y Francisco Villalobos dirigentes de la sección 22 de Oaxaca. Las masivas movilizaciones y acciones combativas de la semana pasada mostraron que la libertad de los presos políticos y reinstalación de todos los cesados se convierte en un clamor en todo el país y en el extranjero.

Peña Nieto, quiere cumplir las órdenes de las corporaciones extranjeras a las que sirve, apoyados en lo único que le queda: la feroz represión de las fuerzas armadas. Con la colaboración de gobernadores del Pacto contra México, han pasado a usar métodos de guerra civil contra su propio pueblo. Las fuerzas federales y la marina se lanzaron contra maestros, padres y estudiantes desarmados. Los 6 muertos y los centenares de heridos son una clara demostración de que este régimen imita cada vez más a las dictaduras sanguinarias. Intentan imponen el terror para quebrar a los maestros y al pueblo solidario. Intentan el asesinato como recurso para desmoralizar al movimiento, para luego ir por todo lo demás: salud, agua, petróleo… Este régimen debe caer para salvar la vida del pueblo mexicano.

¡No pasarán! Si ganan los maestros, triunfamos todos. A esta represión genocida la frenamos todos juntos no los maestros solos. Por eso debemos unir la resistencia contra la represión del régimen y todas las “reformas” destructivas.

Necesitamos un Paro Nacional para: derrotar el giro dictatorial de Peña Nieto y su gobierno criminal, suspender esta “reforma” privatizadora de la educación y bloquear todas las demás.

Ante la masacre de Oaxaca, no esperemos ni un minuto para coordinar en un movimiento unificado todas las luchas del país: la de la CNTE junto a los padres de familia, la de los padres de los 43 y familiares de los miles de desaparecidos, la del IPN, la de enfermeras, médicos y trabajadores de la salud contra la privatización “universal”, jubilados, obreros y técnicos petroleros contra el saqueo y destrucción de Pemex… Todos unidos contra el gobierno asesino, títere de EU.

La CNTE se ha trasformado en convocante natural de un Encuentro amplio, que coordine el apoyo activo de la UNT, con telefonistas y STUNAM al frente, la Nueva Central, con el SME a la cabeza y que se vayan sumando fuerzas solidarias de todos los sindicatos independientes. ¡Desde Chiapas a Sonora!

La marcha del 26 de junio, resuelta por la Asamblea Nacional de Representantes de CNTE y la XXI acción global por Ayotzinapa y en defensa de la educación, debe ser el inicio de esta construcción hacia el

Paro Nacional contra la represión y sus responsables y en defensa de la Educación Pública.

¡Cárcel a los responsables de la masacre de Oaxaca!

¡Libertad a Núñez, Villalobos y todos los presos políticos!

¡Abajo la contrarreforma educativa!

F R A T E R N A L M E N T E

19 de junio de 2016

GRUPO SOCIALISTA OBRERO—LIGA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *