Universidad: Después del gran paro estudiantil, hay que profundizar y unificar la lucha por el 6%

El pasado 17 de junio la FEUU convocó a una movilización de la cual participaron también AFFUR, ADUR y ADES. Miles de estudiantes, funcionarios y docentes dijeron presente en la lucha por el 6% para la educación. El gobierno ya dijo en meses pasados que es probable que no se alcance ese número hasta el final de la gestión, y la realidad es que probablemente no se alcance siquiera en ese tiempo. Es por eso que nuestras reivindicaciones como estudiantes son cada vez más importantes, y no solo por las condiciones de estudio, sino por los sueldos de miseria de docentes y funcionarios.

Fuimos muchos los que asistimos a la marcha del 17 para plantear nuestro descontento. Fue realmente positivo que tantas personas hayan decidido apropiarse de esta lucha. Por primera vez en muchos años la FEUU se unió a otros gremios y sindicatos y trabajó en conjunto con ellos. Es un cambio importante y necesario, pero no debemos quedarnos únicamente con una movilización masiva, sino que la unificación de las luchas es necesaria para el día a día.

Los discursos y la acción

El discurso desde las organizaciones estudiantiles planteó cosas muy importantes, como la mejora de la infraestructura y el aumento en el plantel docente. El discurso habló sobre que el dinero existe y puede ser usado para estos fines. Al mismo tiempo, debemos acompañar el pedido de AFFUR de 10 BPC como sueldo.

Se demostró que somos muchos los disconformes con la situación, y que con la organización adecuada podemos movilizarnos. Es tarea de la FEUU unificar esta lucha y seguir adelante con un plan de acción para exigir el 6%. Pero no se puede lograr de forma aislada, así que se deben organizar asambleas por facultades y convocar para la lucha.

Debemos exigir que el PIT CNT también se haga eco de este pedido, y que todas las organizaciones den su apoyo a la educación. Todos los estudiantes tenemos como tarea movilizarnos, organizarnos en nuestras facultades y hacer visibles los problemas, tanto en infraestructura como en los programas de estudio.

En esto último tenemos que dejar en claro que nos oponemos totalmente a la mercantilización de la educación, a la rebaja en los años de las carreras y a la poca calidad de los contenidos. Debemos impedir que los posgrados sean pagos, que se coloquen cupos y que los horarios sean tan acotados. ¡Los trabajadores también merecemos estudiar!

Festejamos la convocatoria de la FEUU del 17 de junio, pero debemos seguir trabajando. Es una tarea que no ha terminado y de la cual todos debemos participar.

– ¡No a la mercantilización de la educación!

– ¡No al Plan Bolonia y la participación de empresas en las universidades!

– ¡Por la defensa de la autonomía universitaria!

– ¡Contra la Segunda Reforma!

– ¡Por mayores sueldos para docentes y funcionarios, y una infraestructura adecuada!

– ¡Que la FEUU convoque asambleas por facultades y se decida un plan de lucha!

– ¡Por el 6% para la educación, ahora!