Unificar las luchas contra la privatización del Hospital Universitario y el recorte

Contra el recorte y las PPP, unificar las luchas

De la mano de Roberto Markarian, Rector de la Universidad de la República, el gobierno del Frente Amplio ha conseguido asestar un duro golpe al Hospital de Clínicas. El Consejo Directivo Central –CDC- votó en setiembre por mayoría la aceptación del camino privatizador, que significa la introducción de las PPP (Participación Público Privada) en el Hospital Universitario público de alta complejidad, lugar donde se desarrollan actividades estudiantiles, docentes y de investigación de toda la UDELAR.

Votaron a favor del proceso de privatización el rector de la Udelar, Roberto Markarian, tres representantes del orden docente y los decanos de la Facultad Ingeniería, María Simon de Arquitectura, Gustavo Scheps de Odontología, Luis Calabria de Veterinaria, Daniel Cavestany y de Agronomía Jorge Urioste. En contra se manifestaron los tres representantes del orden de estudiantes y los tres del orden de egresados, así como el decano de la Facultad de Medicina, Fernando Tomasina que a pesar de estar favor de la privatización tuvo que llevar el voto de la posición del Consejo de la Facultad de Medicina.

Quienes votaron a favor argumentaron que no habría otra alternativa, que había que elegir entre la privatización o el “cierre del Hospital”. En su intervención el consejero egresado, Federico Kreimerman, desmintió esta postura y comparó "los 20 o 30 millones de dólares anuales que requeriría la obra del Hospital,  con los 30.000 millones de dólares anuales que significa la deuda pública, para demostrar que la negativa del gobierno no se debe a un problema de fondos, sino a un tema real de prioridades”.

Coincidimos totalmente con esta explicación. Recordemos que la propuesta y proyecto de los trabajadores requería de 120 millones de dólares y fue rechazado por el gobierno. Pero por otro lado en esta Rendición de Cuentas se destina una suma doce veces superior, 1500 millones de dólares, destinado al pago de intereses de la deuda externa.

Sí, había otra alternativa, era recortar pagos de intereses de la deuda externa (en menos de un 10%) y allí estarían los dineros para llevar adelante el proyecto de los trabajadores y mantener el Hospital Público. El gobierno del FA, Markarian y todos los que votaron vender el Clínicas, saben esto y lo ocultan. Ni siquiera el FA ha mantenido la propuesta de Diputados de quitar la subvención a las donaciones para la educación privada, que ahora la Cámara de Senadores dejará casi sin cambios.

A la hora de recortar dinero no quieren tocar ni los pagos a deuda externa, ni los miles de dólares que destinan a la subvención para la educación privada, ni cobrar impuestos a las grandes multinacionales, ni a las zonas francas. El recorte lo aplican en la Salud y la Educación Pública. Nos quieren engañar quienes afirman que no había opciones. El FA con el apoyo de Blancos, Colorados, el Partido Independiente y Novick han elegido aplicar las viejas políticas neoliberales, y en la UDELAR Markarian y quienes votaron la privatización terminaron apoyando estas políticas.

Debemos preparar una gran lucha para no dejar pasar la privatización

“Compañeros, compañeros / hoy venimos a luchar / para que el hospital del pueblo / no lo venda Markarian”.  Esos cánticos se escucharon dentro de la sala Maggiolo de la UDELAR, eran de integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), la Agremiación Federal de Funcionarios de la Udelar (AFFUR) y de la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC). Y coincidimos que el camino para que no vendan el hospital es la lucha. La FEUU convocó lo que fue una gran marcha contra los recortes apoyada por el PIT-CNT, ahora se trata de dar continuidad y profundidad a esa lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *