Un tarifazo contra los trabajadores y sectores populares

Supergas aumentará 15% y la nafta 9.8%

El gobierno del Frente Amplio decretó el aumento de los combustibles a partir del próximo 1º de enero de 2018. La garrafa de supergas costará un 15% más, la nafta subirá 9,8%, OSE un 6,5%, del mismo modo Antel, y la tarifa de UTE se incrementará en un 3,2%. Frente a este ajuste fiscal del gobierno ha comenzado un remarque en los precios de todos los productos de primera necesidad, produciendo de esta manera un nuevo deterioro en nuestros salarios y jubilaciones.

Mientras se dan estos aumentos, a los trabajadores nos fijaron pautas de rebaja salarial. Con esta política económica del gobierno los perjudicados terminamos siendo los obreros, los Jubilados y los sectores más postergados de esta sociedad. No es cierto lo que dicen en sus discursos, que esta política «favorece a quienes menos tienen”, eso es una gran mentira y ya los trabajadores han comenzado a darse cuenta. Por eso en un ómnibus de cooperativa los obreros del volante colocaron esta frase: “quienes dicen defendernos con sus discursos, nos traicionan con sus hechos”

¿A quiénes responde esta política económica del FA?

En una reciente reunión entre las máximas autoridades económicas del gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), este último en un documento emitido afirma: “Uruguay ha llegado a un nivel ampliamente satisfactorio en 2017” (…) “tanto la política fiscal como la monetaria deben mantenerse restringidas para asegurar una trayectoria estable y sostenible para –pagar- la deuda pública (…)”, agregando en su punto 5 que el “ajuste fiscal avanza”. (1)

El FMI, que felicita al gobierno por el ajuste contra los trabajadores, ahora exige que  “en los acuerdos salariales del próximo año, será importante mantener la moderación del crecimiento del salario anual nominal”. Recomienda “eliminar las cláusulas, aún presentes, que prevén la indexación salarial”, y “aumentar la flexibilidad del mercado laboral” para hacer acuerdos salariales solamente en base al aumento de la producción.

Estos deberes exigidos por parte del FMI, son los que el gobierno del FA, con el apoyo discreto de toda la «oposición» patronal, viene aplicando con su política económica: rebaja salarial, privatizaciones y más empleos precarios por medio de las tercerizaciones, cooperativas y las ONGs.

Los viejos y los nuevos neoliberales

La vieja derecha de Colorados y Blancos fue expulsada del gobierno en 2005 por sus políticas neoliberales. Esta política antiobrera es la misma que también promueve Novick y el partido Independiente.

Pero también, tapados bajo un disfraz de “izquierda”, estas viejas políticas neoliberales son las que lleva adelante el FA desde su gobierno. Todos ellos, Blancos, Colorados y FA, están junto a los patrones y los ricos que son a los que terminan beneficiando. El FA es la nueva derecha neoliberal y solo se pelea para la televisión con los viejos derechistas. En el fondo están todos de acuerdo y ninguno tiene una política alternativa.

El problema de la dirección sindical

Lamentablemente, estas medidas antipopulares pasan porque la cúpula de la dirigencia sindical mira para el otro lado, no organiza la pelea y cuando lo hace, es aisladamente y sin continuidad, llevándola a la derrota. Es que estos dirigentes sindicales también se acomodaron y solo defienden sus privilegios. Hay que exigirles a estos burócratas que rompan de inmediato la conciliación con el gobierno y convoquen a un Plan de Lucha decidido en grandes asambleas.

Nosotros, los socialistas de IST, no depositamos ninguna confianza en estos dirigentes y decimos que debemos organizarnos por abajo, para recuperar los sindicatos como herramienta de lucha. Para ello, en las fábricas, oficinas, en lugares de estudio, debemos reunirnos y discutir para poner manos a la obra y colocar al frente de los sindicatos a compañeros que estén dispuestos a luchar en serio contra la patronal y el gobierno. Debemos reunirnos y organizarnos también en nuestros barrios para discutir esta y otras problemáticas. No habrá salida para los trabajadores, ni para la mayor parte de la llamada clase medi,a y menos aún para los sectores más pobres, sino nos organizamos y salimos a luchar contra estas medidas de ajuste del gobierno y la patronal.

Pero aún hay que dar un paso más

La salida de fondo a estas penurias que sufrimos no las resolveremos plenamente si no avanzamos un paso más. La lacra que sostiene el deterioro de nuestras vidas con bajos salarios y empleos precarios, es la misma que permite atrocidades como el abuso infantil y el machismo que ha cobrado la vida de más de 33 mujeres este año. Esa lacra es el sistema capitalista que ninguno de los partidos con representación parlamentaria quiere cambiar. Todos quieren colocar «parches», y no solucionan nada.

Desde IST, te llamamos a organizarte junto a nosotros, queremos que te sumes a la construcción de un partido totalmente opuesto a los demás. Un partido que esté junto a los trabajadores en la lucha, saliendo a la calle contra la explotación y el machismo y convocando también a la organización barrial. Queremos un partido que tenga como norte, no los cargos parlamentarios, sino el cambio total de esta sociedad capitalista, instaurando un nuevo sistema social: el socialismo con democracia obrera.

Para ello queremos construir el partido revolucionario y socialista, para dar esa gran lucha de fondo. En el partido que estamos construyendo no hay lugar para los patrones, ni para los burócratas sindicales, ni los generales patriotas. Este partido es de los trabajadores, los obreros y los explotados, y junto a la LIT-CI luchamos por el socialismo en Uruguay y en el mundo.

(1) http://www.imf.org/es/News/Articles/2017/12/07/ms120717-uruguay-staff-concluding-statement-of-the-2017-article-iv-mission