Udelar: Nuevo rector, más mercantilización

El pasado 10 de octubre la Asamblea General del Claustro (AGC) votó por mayoría a Rodrigo Arim como el nuevo rector para la Universidad de la República (UDELAR), venciendo en la votación al hasta ahora rector, Roberto Markarián. El debate sobre esta elección pasó por las espaldas de la inmensa mayoría de los estudiantes. En general, los representantes estudiantiles en la AGC, votaron a su antojo (como en tantos otros temas) sin ningún tipo de consulta democrática masiva a los estudiantes.

Arim obtiene los votos de distintos sectores gremiales afines al FA y de la CGU la corriente gremial del Partido nacional. Una verdadera unidad entre la falsa izquierda y la derecha, al servicio de continuar la senda de privatización y desmantelamiento de la universidad pública y profundizar la entrega de la educación al servicio del mercado.

Desde la corriente estudiantil de IST expresamos nuestra clara posición en contra de ambas candidaturas, ya que ambos representaban el avance de la mercantilización en la Universidad. Sus diferencias “programáticas” no eran más que pequeños matices con un acuerdo de fondo: poner la Universidad al servicio de las necesidades los grandes empresarios y aceptar el miserable presupuesto que llevará a profundizar la crisis en la educación pública. Recordemos que mientras Markarián intentaba privatizar el Hospital de Clínicas mediante las PPP, Arim fue el que hizo la “fundamentación económica” para dicho proyecto.

El rectorado de Arim buscará entonces profundizar la mercantilización de la UDELAR, como ya lo venía haciendo Markarián y antes Arocena.

El rumbo puesto en la Universidad ha significado la implementación de nuevos planes de estudio al servicio del mercado, planes que son exigidos por los organismos internacionales (lo que se conoce a nivel mundial como Plan Bolonia).

Así, han creditizado las carreras, recortando y rebajado sus contenidos (por ejemplo en Psicología, pasamos de 5 años de duración de la carrera a 4), y las empresas cada vez tienen más intromisión en nuestra educación. Los ejemplos más claros de esto son los convenios y “donaciones” del Banco Santander y el ingreso de empresarios como parte del “Cogobierno” en la UTEC. Arim llega a profundizar estos planes y para ello cuenta con el apoyo del gobierno del Frente Amplio y el Partido Nacional, que con sus corrientes gremiales lo apoyaron en la elección.  

Falta de cupos para estudiar, salones superpoblados donde debemos sentarnos hasta en el piso, problemas edilicios, falta de docentes y funcionarios, materias que solo se dictan en algunos turnos impidiendo la concurrencia a las mismas de quienes trabajamos, aumentarán aún más llevando a expulsión de muchos estudiantes del sistema educativo.

La falta de presupuesto al negar el gobierno el 6+1 llevará a un aumento de la problemática estudiantil, de los docentes y funcionarios.

Por eso es que necesitamos organizarnos desde las bases, charlar con nuestros compañeros de clase, elegir delegados por ciclo que consulten permanentemente a los estudiantes mediante asambleas masivas y organizar desde abajo la pelea, para poner de pie un movimiento estudiantil que enfrente en forma consecuente los planes de liquidación de la educación pública.

Por este camino es que debemos transitar para defender nuestros derechos y pararle la mano a los planes mercantilizadores del nuevo rectorado y el gobierno.

Los estudiantes de IST te invitamos a militar junto a nosotros para esta tarea que tenemos por delante. ¡Por nuestro derecho a estudiar! ¡Abajo la mercantilización de la enseñanza!


“Ahí está / ahí lo ven / es el Rector del Santander”

Un gran paso de unidad combativa en la FEUU

Durante la votación en el Paraninfo un conjunto de agrupaciones que no apoyábamos a ninguno de los candidatos, nos hicimos presente para manifestar nuestro rechazo. “Gane quien gane, pierde la universidad”, decía la plastillera que colgamos como forma de protesta. Esta iniciativa unitaria, fue impulsada principalmente por los compañeros del Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos (FPE), a la cual los estudiantes de IST junto a otras agrupaciones nos sumamos.

“Ahí está / ahí lo ven / es el Rector del Santander” y “Hay un banquero suelto en el rectorado / viene a hacerle negocios a los privados / nosotros militamos contra la mercantilización / banquero, dejá nuestra educación”, fueron algunos de los cánticos que entonamos durante la sesión.

Por esta protesta de más de 20 minutos en las barras, Rodrigo Arim se vio impedido de realizar su discurso al final la votación que lo dejó como el nuevo rector.

Desde IST, saludamos la iniciativa unitaria que se dio para defender una alternativa independiente de los estudiantes, que retoma la vieja tradición de lucha de la FEUU.

Opinamos que es necesario mantener y profundizar este espacio como una herramienta que le plantee a los miles de estudiantes el camino de la lucha y la necesidad de construir una dirección combativa y con democracia estudiantil para la FEUU.

Todo lo contrario a lo que sucede hoy en día, en una FEUU dirigida en forma mayoritaria por La lista de los centros, ligada al Partido Comunista y la Brigada 1958, ligada a Izquierda en Marcha, ambas direcciones pertenecientes al Frente Amplio.

Estos sectores mantienen a la FEUU desmovilizada y solo se dedican a negociar permanentemente con las autoridades universitarias. Además, mantienen aisladas las luchas, cada facultad lucha por separado, en lugar de unificar la pelea.

Y si bien pueden criticar a la mercantilización en sus palabras, en los hechos se dedican a gestionar los nuevos planes de estudio, a remendarlos, con el discurso derrotista de que “es lo único que se puede hacer”. ¡Luchemos por una dirección combativa para la FEUU!


Lamentable Editorial de “La Diaria”

El 13 de octubre la editorial de La Diaria(1) acusó a la protesta en el Paraninfo de “boicotear el desarrollo de la sesión con gritos, abucheos y cánticos al estilo de las barras bravas de fútbol”. Y afirmó que debería preocupar el “agresivo rechazo” que los estudiantes habrían manifestado. Llegó a comparar a los estudiantes que protestábamos con el columnista del diario El País, Ignacio Sienra, y afirma que dicha protesta fue una actitud “reaccionaria”, y que con ello se generan condiciones para que “medre gente como Bolsonaro”.

Quien editorializa sin duda usa los viejos discursos y descalificativos estalinistas, aquellos que catalogaban como funcionales o agentes de la CIA y del imperialismo a la oposición de izquierda y a los revolucionarios. Ese discurso no es nuevo, es una vieja ideología conciliadora con la patronal y el gobierno, enfrentada a quienes quieren luchar. Estos editoriales son esperables de la vieja derecha, es normal. Pero que venga de una prensa que posa de “progresista” llama la atención.

Lo extraño es que no repare ni una palabra sobre la violencia de un gobierno del FA que mintió sobre el 6% del PBI para la educación, que la deja caer a pedazos, que expulsa estudiantes por falta de cupos, que nos tiene sentados en el piso por falta de salones y sillas, que paga miseria a los docentes, obligando al multihorario y quiere entregar al Hospital Universitario a los mercaderes privados con las PPP. Mientras el editorialista nos califica de “barras bravas” a los estudiantes, el gobierno no hace nada con los reales Barras Bravas, y hablamos principalmente de los altos dirigentes millonarios responsables y organizadores de esos grupos que son nombrados como “señores”, por los medios y que nadie toca.  ¿Al editorialista no le parece que es más peligroso que los militares torturadores y asesinos estén en libertad luego de 13 años de gobierno del FA? ¿No será que tendrá que buscar por allí el germen de los Bolsonaro y no en un grupo de estudiantes que hace uso del derecho a la protesta? Lo reaccionario en realidad, es la nota del editorialista, y no la protesta de los estudiantes. 1)

https://findesemana.ladiaria.com.uy/articulo/2018/10/barras-bravas/