Que se respete el convenio de ALUR

Tabaré Vázquez, Colorados y Blancos contra los trabajadores de Alur

El sindicato de los trabajadores de Alcoholes del Uruguay (ALUR), tiene firmado un acuerdo desde el mes de agosto con la empresa, donde se acordó que los aumentos salariales previstos sean cada dos meses, y por el total de la inflación. El convenio, que mantiene los mismos términos que el año anterior fue votado favorablemente en la asamblea por los trabajadores.

El gobierno del Frente Amplio a través del Presidente Tabaré Vázquez,  ha salido a rechazar el convenio, afirmando que “lo acordado quiebra las pautas establecidas por el Poder Ejecutivo para la negociación salarial que se lleva adelante en un marco de enlentecimiento de la economía, que prevé aumentos nominales y con correctivos por inflación que tengan una periodicidad de 18 o 24 meses.”

El acuerdo logrado por los trabajadores de ALUR, que es superior a las pautas oficiales, debe aún ser aprobado por ANCAP y a nivel ministerial, o sea, por el gobierno. ALUR es una empresa privada propiedad de ANCAP (90%) y de la empresa PDVSA de Venezuela (10%).

Autoridades de ALUR afirman que "intentaron cambiar el convenio para ajustarlo a las pautas del gobierno y que fuera por dos años". El gremio se opuso, hubo paros, negociaciones, y al final se acordó que se mantenían los aumentos cada dos meses y por el total de la inflación, aunque la validez será por un año.

El partido Colorado por medio de su senador Pedro Bordaberry, ha apoyado a Vázquez y pidió también dejar “sin efecto el convenio”. Álvaro Delgado, del partido Nacional, también dijo que el acuerdo “está fuera de las pautas”, apoyando al FA contra los trabajadores. Yeru Pardiñas, del Partido Socialista, dijo que el convenio “perforó” las pautas. Todos se han unido a Tabaré Vázquez: Colorados, Blancos, Independientes y Novick, para imponerles las pautas de miseria y rebaja salarial.

El gobierno del FA que afirmaba en la campaña electoral que defendería “las conquistas” de los trabajadores, (porque si venía la derecha las quitaría) ahora uniéndose a lo peor de la derecha rancia y defensora de golpistas como los Bordaberry, pretenden que los obreros de ALUR ajusten por debajo de la inflación, y que los ajustes sean recibidos dos años después, y no a los dos meses como se firmó el acuerdo.

El dirigente del PIT CNT Marcelo Abdala, declaró que el convenio se tiene que cumplir. Pero estos dirigentes timoratos deben pasar de las palabras a los hechos. Hay que exigirles que rompan la conciliación que los ata al gobierno, y que pasen a lucha. Hay que defender el convenio de Alur y rechazar las pautas de miseria que impone el FA a los trabajadores que en nada cambiaron,  los recortes que se imponen a la salud y la educación.

Necesitamos un plan de lucha decidido en la base. Pero debemos unificarlos en una sola lucha. Vazquez, el FA, Colorados, Blancos, el partido Independiente y Novick, se han unido contra los trabajadores. Los obreros necesitamos la unidad de nuestra clase. Obreros de Alur, los cañeros, maestros, profesores, metalúrgicos, los obreros de la construcción, todos los trabajadores y estudiantes debemos salir juntos a la lucha, con una plataforma común para poder tener perspectivas de triunfo. Desde abajo hay que organizarse para imponer la unidad en la lucha.

Desde IST llamamos a rodear de solidaridad a los trabajadores de ALUR a rechazar el desconocimiento del convenio firmado. Todo el apoyo a los trabajadores de ALUR, si triunfan los trabajadores, ganamos todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *