Polémica: ¿Por qué la UP se moviliza con la ARU y demás patronales agrarias?

Se conoció la noticia que el diputado por la Unidad Popular y dirigente del 26 de Marzo, Eduardo Rubio, participará el día de mañana en la movilización de lo que se viene denominando como “el sector del campo”. Para justificar su presencia en esta movilización patronal, se utilizan los más diversos argumentos “de izquierda” y se intentan escudar diciendo que los que dirigen son los pequeños y medianos productores, y que las grandes patronales de la tierra solo “apoyan” en forma “oportunista”.

En un comunicado de la Unidad Popular colgado en la web del PCR, se afirma que: “Ante esta situación la oligarquía rural y sus expresiones gremiales y políticas intentan sacar ganancias sobre los hombros de la movilización de los pequeños y medianos productores asociados. Repudiamos este intento latifundista, que además busca  frenar los rasgos más populares de esta movilización. “ (1),

De esta forma, distorsionan la realidad para justificar su política de capitulación a la patronal del campo. Lo cierto es que estas movilizaciones “del campo”, son dirigidas por la ARU y la Federación Rural, y defienden un programa patronal de mayores beneficios para los grandes latifundistas y exportadores, tras el cual han logrado sumar un sector importante de pequeños y medianos productores tomando alguno de sus reclamos.

El carácter de la movilización no tiene nada de popular, y si mucho de patronal. Si algo ha quedado claro en estos días, es que la convocatoria en Durazno tiene una dirección muy clara. A las declaraciones y movilizaciones de la Asociación y la Federación Rural, se ha sumado el apoyo de la Cámara inmobiliaria de Maldonado y Punta del Este. Toda sombra de duda acerca quienes dirigen las movilizaciones llamadas “del campo”, queda a la vista de todos. No hay lugar para confusiones.

Sin embargo, contrario a lo que manifiestan incluso en la propia declaración de la UP, un artículo del diario La Juventud (órgano oficial del 26 de Marzo) afirman que: “La Asamblea del martes va a ser un acontecimiento histórico, y nucleará en Durazno a pequeños, medianos y grandes productores de todo el país, gremiales chicas y las más grandes, comerciantes, empresarios, trabajadores, industriales, medios de prensa y representantes políticos de todos los palos. (…) De este modo se suman por ejemplo a las gremiales agrupadas en la Cámara Regional de Empresarios y Comerciantes del Este, que participarán del encuentro de Durazno el próximo 23 de enero, y apoyará todas las acciones a favor de crear condiciones para producir y trabajar honestamente. “ (2)

El 26 de Marzo nos quiere convencer que los empresarios que nos explotan pueden “crear condiciones para producir y trabajar honestamente”.

De esta forma, lamentablemente, la Unidad Popular y su diputado, Eduardo Rubio, se harán presentes apoyando toda esta movida patronal. Pero contrastando con esto, el propio 26 de Marzo, el sector mayoritario de la UP, se ha negado en forma sistemática a convocar a las movilizaciones y paros convocados por el PIT-CNT, ya que afirma que no puede marchar junto a los dirigentes traidores. Ahora, sin embargo, se han embarcado en la colaboración de clases y marcharán como furgón de cola este 23 de enero junto a la ARU y los diversos sectores patronales.

La UP recorre de esta manera, el viejo camino de la conciliación de clases que ya recorrió el Frente Amplio: juntar a los obreros con sus explotadores. En este caso, junta a los trabajadores rurales y los pequeños productores, bajo la dirección de los grandes Ruralistas, una de las patronales más explotadoras de nuestro país.

Ni con el gobierno ni con los ruralistas. Por una alternativa de los trabajadores del campo y la ciudad

Como ya afirmamos en nuestro artículo sobre el conflicto “del campo” (3), el gobierno y las patronales rurales están realmente castigando muy duro a los trabajadores, a los obreros rurales y al pequeño productor. Es cierto que el descontento con el gobierno aumenta y que dentro de la protesta habrá pequeños productores y seguramente hasta peones del campo (muchos obligados, como ya se ha denunciado).

Pero agrupar detrás del “señor del rebenque” de la ARU y de la Cámara inmobiliaria de Punta del Este, al trabajador rural y a los pequeños productores, es la misma política siniestra que utiliza la dirección del PIT-CNT cuando sale a defender la industria “nacional”, diciéndole a los trabajadores que reclamen mejores condiciones para el patrón, porque sino debe cerrar y los obreros quedarán sin empleo. Esto es una mentira flagrante para llevar a los trabajadores detrás de sus patrones, y los revolucionarios tenemos el deber de combatir esa concepción y luchar por una alternativa de los explotados.

Para que haya mejores condiciones para el obrero, para el trabajador rural, para los pequeños productores hay que derrotar la política económica del gobierno del FA. Este gobierno por medio de esa política, que tiene el apoyo encubierto de Blancos y Colorados, ha extranjerizado la tierra, mantiene el pago de la fraudulenta deuda externa, privatiza los recursos naturales y ha puesto el campo al servicio de las multinacionales, los grandes propietarios de tierras, los exportadores y el negocio inmobiliario.

Pero para derrotarla, no nos podemos unir con los verdugos de los trabajadores rurales como es la ARU, no nos podemos unir con los dueños del negocio inmobiliario en Punta del Este. Ellos son enemigos de clase, no debemos apoyarlos ni a ellos ni al gobierno.

Hay que exigir que la dirección del PIT-CNT rompa de inmediato la pasividad y la conciliación que lo mantiene atado al gobierno. Necesitamos un paro general con asambleas en todos los lugares de trabajo y una gran asamblea de todos los trabajadores rurales. Desde allí se debe poner en marcha un Plan de Lucha con movilizaciones que sume a los pequeños productores, para arrancarlos de la influencia de la gran patronal rural explotadora.

La salida es junto a los peludos de Bella Unión, junto a los obreros de la citrícola Caputto, junto a los peones rurales de todo el país: que nos unamos como un solo puño juntos, los trabajadores y obreros de la ciudad.

Finalmente, llamamos a los militantes honestos de la UP a que cuestionen esta política nefasta de su dirección, que los lleva por el camino de la conciliación de clases (en este caso con una de las patronales más siniestras del país) para defender una verdadera política de clase en favor de los trabajadores y sectores populares.

(1) http://pcr.org.uy/?p=1619

(2) https://www.diariolajuventud.com/single-post/2018/01/20/Jornada-del-martes-23-en-Durazno-Alcance-de-la-Asamblea-nacional-supera-las-expectativas

(3) http://www.ist.uy/el-gobierno-los-patrones-del-rebenque-y-el-peon-rural/

Izquierda Socialista de los Trabajadores – LITCI