Nuevo atropello de Minerva a los trabajadores de SOOFRICA

Incumplimiento del Convenio y la legalidad: rebaja en el pago de licencias

-Las últimas reuniones en la que vienen asistiendo los trabajadores del frigorífico Canelones, organizados en SOOFRICA, intentan un punto de equilibrio en la negociación con la multinacional de capitales brasileños Minerva para la reapertura de la planta. Lamentablemente esta disposición y esfuerzo por parte de los trabajadores viene siendo frustrada, no solamente por la falta de voluntad empresarial en dar marcha atrás en la brutal rebaja anunciada del 25% sobre el salario de las y los trabajadores, sino que en la ultima reunión y violando el Convenio vigente, decidió realizar una nueva provocación. De forma unilateral, los representantes de la patronal anunciaron que rebajarían los montos de pago adeudados por la licencias generadas en el año 2019.

Sobre esta situación hablamos con Álvaro Camacho, uno de los dirigentes de SOOFRICA

Álvaro – Los trabajadores de acuerdo a la ley debemos obligatoriamente tomar la licencia en el mes de diciembre, que es la que generamos durante el año 2019, El planteamiento de tomarla en esa fecha ya era un acuerdo definido entre las partes. Nosotros planteamos tomar la licencia que nos corresponde y allí apareció la propuesta del Ministerio de Trabajo en dividir la licencia en dos partes: la mitad a fines 2020 y la segunda parte luego en 2021. Con esa propuesta nos estarían dividiendo en dos y difiriendo la forma de pago.

Pero en el medio de esas conversaciones la empresa nos comunica que no la va a seguir pagando con la distribución de 5 días, sino que va a usar el cálculo de 6 días para abonarla. Para ejemplifica esta nueva imposición de Minerva, un trabajador que cobra 10 mil pesos semanales, para calcular el pago por día de licencia se dividía entre 5 y así se cobraban $2000 por cada día de licencia. Esto fue un acuerdo escrito y firmado por la propia patronal de Minerva y establecido en nuestro Convenio.

Ahora al dividir entre 6 días, en vez de recibir $2 mil pesos recibiríamos $1666. En diez días de licencia pasaríamos de cobrar de 20.000 pesos a 16.600, la empresa Minerva le quitaría 3400 pesos a cada trabajador. Estas son cifras solo a modo de ejemplo. Aplicada sobre los 600 trabajadores esta nueva forma de cálculo, nos sacaría del conjunto de nuestros bolsillos 2 millones de pesos, que ahora van a parar a las cuentas bancarias de la empresa. Por esta acción ilegal, Minerva ya tiene unos 50 juicios ya iniciados y ahora quiere imponerlo a la totalidad de las obreras y obreros del frigorífico Canelones.

De la reunión vinimos a la asamblea a consultar a las bases del gremio

Ya veníamos como un tema muy delicado la intención de la patronal de imponernos una rebaja de salario del 25%, que fue rechazada por asambleas anteriores. Ahora no solo no recibíamos ninguna modificación en ese porcentaje que fuera a la baja. No, a ese robo del salario se le sumo otra rebaja sobre el cobro de la licencia reglamentaria.

Sin duda aquí aparece un nuevo chantaje, otra muestra de poca voluntad empresarial en negociar y esta situación fue recibida por los trabajadores reunidos en asamblea como una provocación patronal. Los representantes empresariales no van con ánimo de negociar, sino que en cada reunión van colocado mayores obstáculos, impidiendo de esa forma cualquier acercamiento entre las partes.

Nosotros como SOOFRICA presentamos propuestas concretas que fueron rechazadas por la patronal, esa actitud expresa claramente que no tienen ninguna voluntad de negociar, quieren solamente de imponer de forma unilateral sus condiciones. Eso no es una negociación.

En la ultima reunión la empresa rechazo que trabajáramos de lunes a viernes, que es como veníamos funcionando desde hace años, pero ahora quieren que trabajemos de lunes a sábados. De esto hablamos cuando afirmamos que cada encuentro con la patronal, no solo no cede nada, sino que agregan ataques contra acuerdos legales contraídos por la parte empresarial que perjudican y traban cualquier camino de acercamiento entre las partes.

Ahora quieren 25% de rebaja salarial, rebaja en el pago de licencias y agregar una jornada más de trabajo el día sábado. Y volvemos a remarcar que esas imposiciones violan lo que ellos firmaron, no respetan el Convenio y esto lo dicen delante de las autoridades del Ministerio de Trabajo con total impunidad. Y estos planteos de sacarnos parte de nuestros sueldos, lo está realizando no una empresa en crisis, no, lo realiza una multinacional que en medio de la pandemia, “registró el mejor segundo trimestre en la historia de la empresa -y obtuvo- una ganancia neta de casi 50 millones de dólares”.

La intención de las patronal es igualar hacia abajo

Este largo conflicto, que se da a partir del cierre patronal de empresa por más de un año, busca imponer una derrota para «equiparar» hacia abajo el salario en el conjunto de los trabajadores de la carne. La explicación es sencilla, la patronal nos quiere divididos, cada uno encerrado en su fábrica para hacernos retroceder en todas las conquistas. Por eso decimos claramente que una posible derrota a SOOFRICA sería una derrota al conjunto de los trabajadores de la carne y a todo el movimiento obrero. Por eso es necesaria la unidad y la solidaridad activa en esta pelea. Aquí no está en juego solo el salario y las conquistas de SOOFRICA, en esta lucha están en juego, un gran atropello que preparan sobre de todos los trabajadores de la FOICA y el movimiento obrero.

Es necesario colocar fecha al Paro General en solidaridad con SOOFRICA

Lo que falta es ponerle fecha, se supone que para los primeros días de noviembre va a haber un paro por SOOFRICA, así lo definió la Mesa Representativa y se vuelve cada día más necesario para enfrentar la prepotencia y la violación del convenio que intenta realizar la patronal. La movilización del sector público muestra que también hay otros trabajadores con problemas similares. Es una necesidad el paro y unificar las luchas.

Acércate a nuestra sede de SOOFRICA

También convocamos a los compañeros que se acerquen los miércoles, debemos seguir juntándonos en nuestra sede. Estamos arreglando nuestra casa sindical, pintamos, compartimos e intercambiamos ideas y mantenemos ese contacto indispensable para dar vida a la organización. Hay compañeros que se proponen desde la base para acompañar y hacer la recorrida de control dentro de la planta. Hay una pedida ahora, para ver la situación en que se encuentra y haremos un informe que se entregara y comunicara al conjunto de los trabajadores.

Entre las obreras y obreros se están hablando de varias tareas, como por ejemplo la de salir a charlar con vecinos, con otros trabajadores y los comerciantes. Para explicar esto que decimos en la nota y que el riesgo de la fuente laboral sigue presente, que los necesitamos como en el mes de marzo de nuestro lado, del lado del pueblo de Canelones, ya que nuestros salarios e ingresos son volcados en nuestra ciudad.

A sumarse, necesitamos a los vecinos, a los trabajadores de todos los gremios, de las diferentes empresas, de los supermercados, a los pequeños comercios para pedir respeto por los acuerdos firmados entre los trabajadores y la empresa extranjera Minerva. Es tiempo ya de terminar con esta incertidumbre y de jugar con nuestras fuentes de trabajo.