NO VOTE LA BAJA

No a las políticas represivas contra la juventud

La baja de la edad de imputabilidad penal, que se plebiscita con las elecciones de octubre y es apoyada por el candidato del partido Blanco, Lacalle Pou y por Pedro Bordaberry del partido Colorado, pretende presentar el tema de violencia como responsabilidad de los jóvenes y adolescentes. Este discurso de depositar en la juventud con los derechos mas vulnerados el origen de una violencia que es parte de este sistema social, no es más que la visión reaccionaria e interesada de asociar a los jóvenes con el delito y el desorden.

Lo que quieren en realidad estos representantes de los viejos partidos tradicionales es sembrar y aumentar el miedo en la sociedad, cosa que facilita un mayor control social por medio de la represión, aumentado la policía en las calles, haciendo más cárceles, es decir vienen con la vieja receta de aplicar el garrote.

Pero además hemos visto como estas políticas represivas, que se proclaman contra la delincuencia terminan siendo aplicadas contra todos los jóvenes y los trabajadores. Así fue en el barrio Santa Catalina del Cerro, donde el joven trabajador Sergio Lemos, fue asesinado por la policía que “perseguía un delincuente”. O en la marcha de los mártires estudiantiles de 2013 donde el Ministerio del Interior infiltro policía “para evitar desordenes” y terminó deteniendo y reprimiendo estudiantes sin ninguna razón que fueron sometidos a maltrato abusos físicos.

También estamos viendo desde hace mucho tiempo las graves denuncias contra INAU y el sistema de encierro a niños y adolescentes. Tanto el Instituto de Derechos Humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han denunciado el abuso, golpizas y el encierro excesivo contra los jóvenes por lo cual abundan las denuncias en la justicia. Hace unos días el hogar SER ha sido calificado de “deposito humano” en la visita ultima de la organización de DDHH que ha exigido la renuncia de Ruben Villaverde. A pesar de estas denuncias el Frente Amplio mantiene en su cargo a Villaverde, y a pesar de que no acompaña la baja de la edad de imputabilidad penal, es fuertemente responsable en la aplicación de políticas represivas hacia los jóvenes desde su gobierno.

Las cárceles, el encierro, la represión son generadores de violencia y degradación de los seres humanos. Es mentira que sirven a la rehabilitación, son “depósitos humanos” y escuelas de delincuencia que sirven a este sistema capitalista para mantener el miedo y aumentar la represión, que usan y usaran contra jóvenes y trabajadores.
Desde la Juventud Internacionalista te llamamos a no votar la baja y te llamamos a organizarte con nosotros para luchar por todos los derechos de los jóvenes. Solo con la organización y la lucha podremos decir NO A LA BAJA de los blanquicolorados y a las políticas represivas del gobierno frenteamplista.

En octubre decimos NO A LA BAJA
*Basta de abuso policial y represión
Renuncia inmediata de Ruben Villaverde al SIRPA

Juventud Internacionalista IST –LIT-CI