Fuente: IST

En 2013 centenas de manifestantes protestaron contra el traslado de la Jueza Mariana Motta que tenía a su cargo decenas de casos sobre la violación de Derechos Humanos. Las organizaciones de Derechos Humanos, Familiares, Crysol y Serpaj e Hijos afirmaban en un pasaje de su declaración que la decisión de Suprema Corte de Justicia “obstaculiza y enlentece el esclarecimiento de los hechos ocurridos durante el terrorismo de Estado, referido a delitos de tortura, secuestro, desaparición forzada, violación y prisión prolongada entre otros”(…)

Como forma de amedrentar la protesta, se persiguió y acusó a un grupo militantes, algunos de ellos son Irma Leites, de Plenaria Memoria y Justicia, ex presa política detenida 9 años, torturada y expulsada del país por la dictadura, y Jorge Zabalza, uno de los rehenes de la dictadura, preso de 1973 a 1985, Anibal Varela dirigente de Adeom Montevideo, Álvaro Jaume, referente de la organización de defensa del medio ambiente, entre otros. Su condena por “asonada” fue declarada inconstitucional en 2015. Pero el “entonces fiscal Gustavo Zubía –actual diputado por el Partido Colorado– apeló el fallo y el Tribunal de Apelaciones siguió adelante con la causa, pero ahora por el delito de atentado y no de asonada”, por el cual han sido nuevamente procesados.

Este segundo intento de perseguir y condenar a militantes sociales, de Derechos Humanos y dirigentes sindicales, se da en medio de una campaña y un proyecto que quiere dejar en libertad o en su cómoda casa a torturadores, asesinos y golpistas que fueron parte del terrorismo de estado en la pasada dictadura.

Repudiamos la resolución de esta justicia de clase, que por un lado se somete al pacto del Club Naval, manteniendo libres a la enorme mayoría de asesinos y torturadores de la pasada dictadura, y por el otro criminaliza la protesta con el fin de intimidar especialmente a la lucha por Derechos Humanos, por Verdad, Juicio y Castigo, y no dudaran en aplicarla a cualquier lucha.

Llamamos al Pit Cnt, a todos los organismos de DDHH, a todos los partidos a repudiar esta resolución, a reclamar la anulación de estos procesamientos y el cierre definitivo de la causa. Para este reclamo es necesario que con su enorme poder de convocatoria llamen de conjunto a una enorme movilización unitaria que retome la lucha contra el terrorismo de Estado y los criminales y torturadores de la pasada dictadura. Desde IST con nuestra humildes fuerzas nos ponemos a disposición de esa tarea.

Absolución de todos los procesados y cierre de causa

No a la criminalización de la protesta

Izquierda Socialista de los Trabajadores – LIT-CI

Previous post ¡Bienvenidos/as!
Foto-banda Bassotti m.facebook.com Next post 1917-2021 La Revolución de Octubre