INAU: en defensa de los servicios estatales. ¡Ni cierres ni tercerizaciones!

Los servicios que el Directorio de INAU agrupó en su nueva reestructura bajo el pomposo nombre de “Servicios Especializados”, están siendo empujados al borde del cierre o colapso por falta de trabajadores que desde las autoridades se niegan a brindar. “No hay recursos”, es su respuesta.

Escrito por Heber

La falta de educadores, psicólogos, trabajadores sociales y hasta administrativos en todos los servicios de atenciones directas a niños, niñas y adolescentes, hacen que en nuestros servicios enfrentemos una compleja y seria problemática.

En calle se trabaja sin locomoción oficial y muchas veces sin elementos mínimos, necesarios para realizar la tarea. De esta forma, se han debilitado a los equipos que trabajan en medio de grandes complejidades barriales.

En el área de Atención en Drogas donde el Instituto mantiene un importante potencial en experiencia, la cantidad de trabajadores ha sido reducida, entre los años 2009 y 2018, de 80 compañeros a menos de 20 trabajadores.

Pero las autoridades quieren dar un paso más. Ahora el objetivo que se han propuesto es el cierre del Policlínico de Atención en Drogas, como se intenta con “la Escuelita” en la Ciudad Vieja, eso sí, bajo lo que ellos denominan un “fortalecimiento”.

Tan extraño es este “fortalecimiento” que en el caso del Policlínico desaparecería un servicio que tuvo 260 atenciones a adolescentes el año pasado y este año lleva más de 70.

Los trabajadores hemos dado nuestra respuesta contraria a este cierre y todos los que se han planteado dentro de las denominadas intervenciones especializadas. Y no solo especializados, Hogares de Amparo, Regionales, todos los servicios estatales de INAU pasan por similirares problemática.

No queremos ni división de los equipos, ni fusión, tampoco contenedores para resolver problemas edilicios. No queremos recortes, ni tercerizaciòn de servicios.

Queremos más y mejores políticas sociales y para eso hace falta más presupuesto y más trabajadores.

Este, como los anteriores Directorios de INAU, se supeditan en el fondo a las políticas de Recortes y gasto 0 que lleva adelante este gobierno.

La falsa readecuación es una reestructura que retira de la atención directa al instituto pùblico, tercerizando y pasando a manos privadas. Así se convierten en lucro las políticas de infancia.

Las PPP acordadas y escritas en la pasada rendición de cuenta para primera infancia, las ONG, las clínicas privadas y Fidecomisos, son una muestra de lo que afirmamos.

Nosotros opinamos que los trabajadores debemos defender en INAU que no cierre ni un solo servicio más, que se ponga fin a las privatizaciones, directas o indirectas, que todos los servicios sean 100% estatales. Y que ingresen al estado los trabajadores necesarios.

Recursos existen y dinero hay mucho, lo que pasa es que las necesidades de los trabajadores y sectores más humildes no coinciden para nada con la política económica del gobierno que la ha puesto, igual que lo hizo la derecha de blancos y colorados, al servicio del pago de la deuda externa y los grandes capitalistas.

Para enfrentar esta envestida del Directorio de INAU y el gobierno, que avanza contra los trabajadores y los derechos de la infancia y la adolescencia más humilde, debemos salir a luchar. Las negociaciones permanentes por si solas no cambian nada. Necesitamos una única y gran lucha con una plataforma común que incluya un aumento de salarios.