Grecia: Un rotundo NO a la austeridad de la UE imperialista

Declaración de la LIT-CI – www.LITCI.org

¡NO, ES NO!

Ningún plan de austeridad

 El rotundo triunfo del NO en el referéndum griego (61,29%) es, contra viento y marea, una victoria del pueblo.

Es una derrota sin precedentes de la TROIKA, de Merkel, Hollande, Renzi y Rajoy, es la derrota del chantaje terrorista del imperialismo que tras saquear y hundir a todo un país arrojando millones a la pobreza, tienen la desfachatez de decir: “o nosotros o el abismo”.

El NO, fue el voto de los que no tienen trabajo, de los que tienen sus salarios y pensiones recortados, de los que no tienen acceso a la sanidad, y los servicios básicos destruidos para pagar un deuda ilegítima y odiosa; el NO fue la respuesta de todos los que ya están en el abismo producto de la política impuesta por los parásitos imperialistas y sus cómplices, los bancos y la gran burguesía griega.

El NO griego es a la vez un rechazo a las políticas de ajuste estructural llevados a cabo por TODOS los gobiernos de la UE y ha retratado la postura vergonzosa de los Gobiernos de los países deudores como Portugal, Irlanda o España.  El NO, pone abiertamente en cuestión la credibilidad de la eurozona y de la UE y desenmascara el carácter del BCE que es un instrumento político que cierra la financiación de los bancos griegos causando la angustia de los pensionistas. Desnuda, una vez más, el carácter de la UE, un instrumento del capital financiero imperialista que no admite el menor atisbo de soberanía de los pueblos, un instrumento para el saqueo, el pillaje y la humillación. El NO es la reafirmación del pueblo griego en defensa de su soberanía nacional.

El NO, impulsa y alienta la resistencia de los trabajadores/as contra las medidas de austeridad y las contrarreformas en todos los países europeos. Permite que desde todos los países deudores se organice la lucha por el NO a las medidas de austeridad y de solidaridad y unidad de los trabajadores/as con el pueblo griego.

Quienes como el KKE resolvieron llamar a la abstención ayudaron con su sectarismo a todos los enemigos del NO y a la división de la clase obrera en Grecia y en Europa.

La derrota política del imperialismo es igualmente la derrota del frente del SÍ impulsada por los partidos que firmaron los Memorándums, la Nueva Democracia y el PASOK, los partidos de los banqueros y la gran burguesía griega, que junto al imperialismo quieren poner a todo un país de rodillas y mostrar a todo el mundo que no hay más salida que el sometimiento completo.

Pero, la derrota política sufrida por el imperialismo y la gran burguesía griega no ha significado, en lo más mínimo, su liquidación. La declaración de Merkel-Hollande de que las puertas de la negociación están “abiertas”, y la declaración de Tsipras de que un acuerdo se puede alcanzar en 24 horas, ponen en entredicho la victoria del referéndum.

TSIPRAS: NO, pero SÍ

Tras la apabullante victoria del NO, el partido de los banqueros griegos, la Nueva Democracia y su representante, Samarás, afirma: El Gobierno tiene ahora la responsabilidad de traer un acuerdo que evite que el país se hunda. Algunos en Europa traducirán la victoria del 'no' como voluntad de salir de la eurozona. Y agrega: ahora el objetivo es alcanzar un acuerdo "sostenible".

Tsipras dice que el No ha sido un mandato para reabrir la negociación de una solución “sostenible” y “digna”. La coincidencia en los términos utilizados por Tsipras y Samarás es resultado de la reunión convocada por el gobierno Syriza-ANEL con los partidos del SÍ (Nueva Democracia, PASOK, To Potami) nada menos que 24 horas después de la victoria del NO.

La declaración conjunta del frente del SI con el frente del NO, afirma:“La reciente decisión del pueblo griego no es un mandato de ruptura, sino para continuar y fortalecer los intentos destinados a lograr un acuerdo socialmente justo y financieramente viable (…). El Gobierno asume la responsabilidad de continuar las negociaciones en esta dirección.”

El referéndum clama por el fin de la austeridad y del sometimiento nacional. No obstante, el frente común de los partidos del SÍ con los que defendieron el NO, para lograr un acuerdo “financieramente viable” se burla del resultado de la victoria del NO y pretende convertirla en su contrario.

La búsqueda de un acuerdo “financieramente viable” es una forma burlesca de decir que el pueblo griego seguirá pagando la deuda a expensas de su empobrecimiento, privatizaciones y recortes. Un posible acuerdo con la UE no tiene más objetivo que garantizar la “viabilidad” de unos bancos griegos quebrados que dependen de la financiación del BCE.

Es un acuerdo para que las sanguijuelas preserven sus intereses. Son los únicos que pueden sacar partido de la pertenencia de Grecia en la UE y en el euro.

Para detener la espiral de recortes, contrarreformas laborales, para tener vivienda, sanidad, calefacción, electricidad, para lograr pensiones dignas hace falta romper con la UE y el euro. Al no plantear que esta es la única vía para cumplir con el programa que presentó en las elecciones, Syriza se convertirá en un instrumento de aplicación de las medidas de austeridad, aunque logre reestructurar la deuda, que todos saben que es impagable.

Ahora, con el espaldarazo de ND y del PASOK, el gobierno de Syriza, una vez más, impulsa, afirma y genera expectativa en una “negociación” cuyo objetivo es lograr una “deuda sostenible”, es decir, a cambio de la “reestructuración” aplicar todas las contrarreformas exigidas por el imperialismo.  Las medidas de la troika, rechazadas de frente por el pueblo griego, no pueden entrar ahora por la ventana.

Por eso, no se puede tener ninguna confianza en este gobierno. Es necesario construir organismos de Frente Único que puedan en las calles y en los lugares de trabajo combatir los planes de la Troika y toda medida de austeridad. Construyendo así las bases para un verdadero gobierno de la clase obrera, sostenido en la movilización de los trabajadores/as y el pueblo y el apoyo internacional. Esa es la única vía para derrotar el ataque imperialista y construir una salida obrera para Grecia y Europa.

Los trabajadores/as griegos deben desde ya preparar la movilización contra cualquier posible plan y medidas de austeridad que el gobierno Syriza-ANEL asuma ante la UE para lograr la reestructuración de la deuda.

El gobierno debe decretar la suspensión inmediata del pago de la Deuda.

¡NO es NO!

¡NO a ningún plan de austeridad!

¡NO a TODAS las medidas de la TROIKA!

¡NO a la Deuda!

¡Por la inmediata nacionalización de la banca!

Por un Plan de rescate de los trabajadores/as y el pueblo

La victoria lograda en el referéndum debe ser defendida en las calles con la movilización 

Fuera el pacto Syriza-PASOK-ND.

 

8/7/2015