Entrevistamos a Cami de la ciudad de Mercedes sobre las disidencias

Soriano – Mercedes – «El capitalismo es machista, opresor y patriarcal»

Heber – ¿Cuáles son las reivindicaciones y reclamos como persona transgénero no binaria?

Cami – Que nos acepten en la sociedad y se nos permita ser parte de la misma sin pretender que nos definamos dentro del sistema binario.

Las personas NB no nos identificamos con ser hombre o mujer, y desde allí nos permitimos fluir, nuestra expresión de género fluye sin condicionarnos ni encasillarnos.

No todas las personas NB son trans, yo si. No me identifico con el género que se me asignó al nacer, por ende no me identifico con el nombre que se me asignó y mucho menos con toda la construcción social que pesa sobre mis hombros solo por mí genitalidad.

No estamos incluidas en la ley de identidad de género ni en la ley trans, y queremos estar.

Heber ¿Como se vive en el interior el manifestarse como transgénero?

Cami – Es cruel. Desde la insistencia constante de que no me traten en femenino, que no soy mujer, que respeten el nombre con el cual me presento, que no es «solo» una abreviación, sino que es el haberme apoderado de ésta etiqueta, darle mí vuelta de rosca y que me identifique.

Damos una batalla constante contra éste régimen, y ni hablar de todo lo que representa ser una persona con ésta identidad de género que materna a un niño trans.

Heber ¿Que actividades realiza el colectivo que integras?

Cami – Ya tiene casi 4 años y sin dudas que en este camino se ha construido un montón. Siempre presentes en las fechas claves como el 8M, 3 de junio y 25 de noviembre, marchando, en rondas de encuentro, actividades con personas que siempre están dispuestas a aportar y brindar otra mirada a éste camino.

El machismo nos atraviesa 24 horas al día, los 7 días de la semana, no hay descanso para luchar contra él y todos los espacios son válidos.

Heber – ¿Pensás que el capitalismo es causante o profundiza como sociedad la estigmatización a las disidencias?

El capitalismo es machista, opresor y patriarcal. Es racista, transodiante, homofóbico, especista, capacitista, elitista, academicista. Es esclavizante, explotador, precariza, empobrece, mata, desaparece a la gurisada, contamina.

Sin dudas que todo aquello que vaya en contra de éste sistema, será visto de mala manera, será discriminado y estará en riesgo constante.

Heber ¿Querés agregar algo?

Cami – Si! Que la revolución será feminista, antiespecista, anticapitalista, interseccional, con las personas trans y las disidencias… o no será!