Elecciones: Partidos y la juventud

Partidos y la juventud

Opinión por Bruno Diaz

Pasó el sacudón del torbellino electoral y ahora nos encontramos en el ojo de la tormenta: volvemos a los estudios, al trabajo, a la rutina de siempre. Se aproxima el balotaje, la baja de edad de imputabilidad no se aprobó y para la mayoría solo queda votar al Frente Amplio o al Partido Nacional: un último golpe de este tornado y luego a olvidarse de la política por 5 años.

¿Qué pasó? El movimiento en contra de la baja de edad de imputabilidad demostró que el triunfo fue de los militantes comprometidos por una causa. Tabaré Vázquez es la opción que los medios tildan de más a la izquierda, pero en su discurso no fue capaz de decir algo sobre la victoria que se dio con este plebiscito.

¿Realmente la cúpula del Frente Amplio quería que no se bajará la edad de imputabilidad?

Si realmente fuera un partido por la izquierda, el Frente Amplio lucharía por destruir las causas que hacen que los gurises salgan a delinquir en vez de aumentar las penas o colocar leyes como la de faltas. Pero lo que realmente hace e hizo el FA en estos 10 años de gobierno fue entregar todos los recursos naturales a empresas que solo piensan en ganancias, disminuir el desempleo con contratos basura, aumentar la mercantilización y disminuir la calidad de la educación.

Las soluciones para las grandes empresas llegan en cuestión de días, pero las soluciones para la población demoran años. Lo mismo ocurre con los hipócritas “por la positiva”, entonces, ¿para quiénes realmente se hace política?

¿Que aprendizaje nos deja esto? Los cambios en un estado capitalista sirven para mantener el status quo y las ganancias de los explotadores (nacionales o internacionales) lo más altas posible, pero no para los trabajadores que llevan adelante tareas fundamentales del país. La comisión del NO A LA BAJA y los férreos militantes que dedicaron horas de su vida demostraron que de esta manera se logran cambios.

El problema de los movimientos sociales

El problema con los movimientos sociales específicos es que no ahondan en el problema de fondo. Ataca un problema concreto y no el problema de fondo: el capitalismo. Si bien se impidió que se bajara la edad de imputabilidad, aún está ahí afuera la violencia que se vive día a día en esta sociedad cada vez más barbárica.

Los jóvenes tenemos todas las de perder: trabajo mal pago y sin seguridad, educación cada vez más precaria, un precio de vida que se eleva por las nubes, y si le sumamos a eso que los medios masivos de comunicación nos hacen ver como los culpables… la tenemos bien pálida. ¡Y no le sumemos si sos pobre!

¿Qué hacer?

Sabiendo que solo a través de la lucha hay cambios y que cada vez vivimos peor, entonces seamos los creadores de esos cambios.

¡Formemos un partido político de los trabajadores para las luchas!

 

Te invitamos entonces a formar en Uruguay un partido político que busca la destrucción del sistema capitalista. Somos parte de la Liga Internacional de los Trabajadores, por lo tanto vamos en serio por el cambio socialista mundial. Te invitamos, al calor de las luchas, a construir la Izquierda Socialista de los Trabajadores, IST – LITCI.