El pacto de impunidad con los militares

José Mujica y el pacto de impunidad con los militares

 

En medio de la campaña electoral, casi inadvertido, se conoció el pedido del presidente José Mujica  a través de una misiva a la Suprema Corte de Justicia, para que analice la posibilidad de otorgar prisión domiciliaria a cinco de los militares recluidos en la cárcel vip de Domingo Arena. Al tomar estado público su nota, Mujica afirmó: "No. Yo no le pido. La Cruz Roja Internacional hace un análisis y hace un pedido y yo se lo mando".

Pero más allá que quiera aparecer solo como un “mediador”,  Mujica hace mucho tiempo que viene tratando de liberar e impedir nuevos juzgamientos de los militares violadores de los Derechos Humanos en la pasada dictadura. Al asumir la presidencia en 2010 declaraba: “Yo no quiero tener viejos presos. Viejos de 75, 80 años. Pero no solo los militares.”

Luego en 2011, en medio de las movilizaciones por la anulación de la Ley de Caducidad y cuando se disponía a votarla el parlamento con mayoría frenteamplista, Mujica se hizo presente y les dijo a los legisladores del FA: "De compañero a compañero, me voy a dirigir a ustedes para decir lo que pienso sobre la anulación de la Ley de Caducidad".

(…) "No vengo a pedirles que no voten, pero siento la necesidad, más que como presidente, como integrante de la fuerza política, de decir que este es un camino equivocado"… "Si ustedes votan esto se va a ver reflejado en la próxima elección", volvió a sostener Mujica.

Mujica consiguió -de esta manera-  impedir la anulación de una ley por la que venían luchando desde hace años los familiares y los activistas de DD.HH.,  con el apoyo de un amplio sector de la población. La Ley de Caducidad  ha impedido  que se juzgue a la mayoría de civiles y militares, torturadores y asesinos de la dictadura. El diputado Semproni, en una vergonzante actitud, se retiró de sala y así el Frente Amplio quedó sin mayoría.

El Pacto del Club Naval, el Frente Amplio y Mujica

Muchos compañeros se preguntan cómo Mujica, habiendo sido uno de los presos de la dictadura ahora hace estas cosas y algunos dicen que es por que está viejo.

Pero lo cierto es que lo que hace Mujica, lejos de ser una posición suya, es la posición de la gran mayoría de los dirigentes del Frente Amplio que en 1984 participaron en el llamado Pacto del Club Naval. En el pacto del Club Naval participaron Hugo Medina, comandante del Ejército; Manual Buadas, comandante de la Fuerza Aérea y Rodolfo Invidio, comandante de la Armada Nacional. Junto a representantes del Frente Amplio, José Pedro Cardoso y Juan Young; del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti y Enrique Tarigo; y de la Unión Cívica, Juan Vicente Chiarino y Humberto Ciganda. El Partido Nacional no accedió a negociar porque Wilson Ferreira había sido detenido al volver a Uruguay. Los acuerdos de este pacto, algunos de ellos, se expresaron en un acta denominada “Las bases para la transición” o, según los militares, Acto Institucional N°19.

“Hemos hablado sobre la situación de la prensa. Hemos hablado sobre la situación de los presos, tema muy importante, sobre el que nunca habíamos podido tener información correcta”, declaró Sanguinetti, según archivos del Canal 12, a la salida del encuentro donde se firmó el Pacto del Club Naval.

También se negoció sobre las elecciones nacionales de noviembre de 1984,  que se efectuaron con los líderes naturales proscriptos en cada partido: Líber Seregni en el Frente Amplio, Wilson Ferreira Aldunate en el Partido Nacional y Jorge Batlle en el Partido Colorado. La gran complicidad que existió fue que ninguno de los que participaron del pacto, incluido el FA, se expresó por la violación sistemática de los derechos humanos. “Los militares aseguran que se pactó para que no fuesen juzgados al volver a la democracia”.

Este pacto como queda evidenciado se mantiene hasta nuestros días  y no solo Mujica ha intentado “dar vuelta la página” que tanto quiere la derecha blanquicolorada.

El 19 de junio había sido elegido por Tabaré Vázquez en el año 2007 como el “Día del Nunca Más”.  El decreto fue publicado en la página del gobierno el 26 de diciembre de 2006, definiendo al 19 de junio –Natalicio de Artigas- como única fecha conmemorativa de que nunca más ocurran estos episodios de enfrentamiento entre uruguayos. Pedro Bordaberry, quien se abrazó con Tabaré Vázquez el día del acto en la Plaza Independencia dejaría bien clara las características de esta fecha y su coincidencia:

“Yo creo que el Nunca Más fue una cosa muy buena, se inscribió en la misma línea que la Comisión para la Paz y por el cambio en paz. El doctor Vázquez buscó algo que uniera a los uruguayos y no que nos separara, y me parece que eso es acertado. Nadie quiere que vuelva la violencia a Uruguay, ni de un lado ni del otro. Entonces decirle nunca más a eso nos une a todos: los que se levantaron en armas, los que se pasaron del otro lado y los que no tuvieron que ver.

A 30 años del Pacto del Club Naval, la lucha por los derechos humanos sigue pendiente.

Asesinos, torturadores, golpistas, civiles y militares continúan con toda la impunidad que le aseguran, no solo Colorados y Blancos y el Partido Independiente, sino también la mayoría de los dirigentes del FA.

 

  

http://www.elpais.com.uy/informacion/mujica-tramite-scj-pedido-militares.html

http://www.carasycaretas.com.uy/los-viejitos-presos/

http://servicios.elpais.com.uy/11/05/05/pnacio_564389.asp

http://sdr.liccom.edu.uy/2014/11/09/a-treinta-anos-del-comienzo-de-la-transicion-democratica/