Declaración de IST ante el paro parcial del 16 de noviembre

Paremos contra el gobierno y los patrones
No concurramos ni a la movilización ni al acto de la Central

El PIT-CNT está convocado para este jueves 16 a un paro parcial de 4 horas en el marco de lo que denominan una “movilización continental”, “por la democracia y contra el neoliberalismo”. Además, según el dirigente Gabriel Molina, apuntará a oponerse a las Cámaras empresariales que reclaman ante la OIT que se prohíba la ocupación de los lugares de trabajo en los conflictos. Afirmo también que el llamado, es para defender los consejos de salarios y se insistirá en la aprobación de la ley para los cincuentones así como en el proyecto de ley sobre empleo para personas con discapacidad.

Varios gremios vienen peleando contra las privatizaciones y las tercerizaciones. Los bancarios se han parado firme contra el cierre de sucursales. El reclamo de un salario mínimo de ½ canasta es levantado por varios gremios. Continua en toda la educación pública el reclamo por el 6+1% del PBI, y el cierre de empresas y los despidos ponen en forma urgente el reclamo del empleo para todos. Hay que luchar por la reducción de la jornada laboral a 6 horas, sin rebaja del salario, ni aumento de los ritmos de producción.

Por eso desde IST llamamos a parar este jueves, porque entendemos que hay motivos suficientes para hacer un paro de todos los trabajadores y unificar las luchas en curso contra el ajuste del gobierno y las patronales.

Pero nuestra adhesión a este paro es en forma critica. Porque el eje del acto y la movilización estarán al servicio de defender a los llamados gobiernos progresistas, por ello invitaron como orador central a Luis Inácio “Lula” Da Silva.

Por eso, al mismo tiempo que convocamos a parar el jueves, llamamos a no asistir al acto y la movilización, ya que esta medida (tomada además sin ninguna consulta a las bases) intenta ser utilizada por la gran mayoría de los máximos dirigentes de la Central para ponerla al servicio y la defensa de los gobiernos “progresistas” como el Frente Amplio en nuestro país y el PT de Brasil, quienes han dado muestras claras de gobernar contra los trabajadores y con políticas neoliberales.

Convocamos a los trabajadores a que el día del paro realicemos movilizaciones independientes, protestas en nuestros lugares de trabajo por nuestros reclamos, a rodear de solidaridad el conflicto bancario y todos los gremios en lucha.

Levantemos un programa que resuelva nuestras necesidades

Necesitamos un plan de obras públicas 100% en manos del estado y no para hacerle negocios a UPM. Se necesitan escuelas, liceos, hospitales, locales para la primera infancia, refugios y guarderías dignas y que estén provistos con equipos multidisciplinarios para atender la problemática de la mujer en todos los barrios. Contra las tercerizaciones y las privatizaciones cada vez más aplicadas y profundizadas por el gobierno, por un salario mínimo de media canasta familiar y por el 6+1% del PBI para la educación.

Parar encarar estas obras y tareas, se debe desconocer el pago de la fraudelenta deuda externa, donde se nos van millones para los buitres financieros, y destinarlos a las necesidades obreras y populares. Basta de exonerar impuestos a los grandes capitalistas.

Izquierda Socialista de los Trabajadores

 



No es cierto que luchan contra el neoliberalismo

Los socialistas de IST denunciamos a la derecha de Temer en Brasil, y llamamos a echarlo con la lucha. Lo mismo a Macri en Argentina, y también llamamos a darle la espalda a la MUD en Venezuela, a Colorados, Blancos, Novick y el PI en Uruguay.

Pero a toda esta vieja derecha rancia quienes le abrieron el paso fueron los auto proclamados progresistas. Fueron Lula y Dilma en Brasil, los Kirchner en Argentina, Maduro en Venezuela, Mujica y Vázquez en nuestro país, los directos responsables de que esta vieja derecha vuelva a levantar cabeza.

El caso del PT en Brasil

Decenas de miles de trabajadores en Brasil rompieron con el PT y lo hicieron por las políticas neoliberales aplicadas por sus gobiernos. En 2013 fueron las grandes movilizaciones contra la suba del boleto en San Pablo y Rio, la huelga de los obreros de la construcción en medio del destapate de la corrupción. Y en 2014 en medio del mundial de fútbol se dio la histórica huelga del subte en San Pablo donde los trabajadores fueron duramente reprimidos, por poner algunos pocos ejemplos.

La caída de Dilma se explica porque perdió su base social, el apoyo de los trabajadores.

Sus denuncias sobre un “golpe de estado” son una pantalla para intentar mitigar el gran desprestigio al que llegaron, y agitan ese discurso para encubrir las verdaderas razones de su caída.

Por supuesto que existió un juicio político y maniobras de todos los sectores corruptos. Pero el PT al subir al gobierno aceptó esas leyes capitalistas, sus constituciones reaccionarias (las cuales para nada modificaron) y en la que se permite maniobras políticas de todo tipo. Al gobernar para los patrones con las leyes de los capitalistas y aceptar su justicia, permitieron que frente a un gobierno sin apoyo popular, que ya no garantiza el ajuste, se dieran las condiciones para que intentaran el recambio con quien fuera su vice presidente, Michel Temer.

Si algo pone al desnudo que los propios dirigentes del PT son los que le abrieron el paso a la derecha y aplicaron los planes neoliberales, es la fórmula en la que el PT de Brasil se alió con todos los corruptos. Fueron ellos, Lula y Dilma, que levantaron a Temer como su candidato a la vicepresidencia, los que le permitieron subir al gobierno. Y aún peor, llamaron a los trabajadores a confiar en los corruptos de Temer y los Cunha. Ellos gobernaron con la derecha, con los corruptos y aplicaron sus planes. Y allí están los resultados a la vista, todos involucrados en la corrupción, todos fueron parte del gobierno junto a los patrones, los latifundistas y los explotadores.

Como viejos zorros quieren confundirnos, y ahora vienen a hablar contra el neoliberalismo y el supuesto golpe. Un golpe de estado es otra cosa. Lo conocimos bien en Uruguay, con nuestra dictadura sangrienta que asesino, encarceló y proscribió a todos los partidos políticos y sindicatos.

Los dirigentes progresistas del FA

Hoy nuestro país, es este gobierno “progresista” del FA quien privatiza el agua, precariza las condiciones laborales de los trabajadores con las tercerizaciones, extranjeriza la tierra, exonera de impuestos a los grandes patrones y paga a los buitres financieros una fraudulenta deuda externa que se lleva millones de dólares.

Recientemente UPM y el gobierno firmaron un acuerdo donde el país se endeuda y se somete a todo tipo de exigencias por parte de una multinacional para instalar la tercera planta de celulosa. La máxima dirigencia de la Central entró en ese acuerdo con UPM, y se comprometieron a no hacer paros firmando la “paz social” con los patrones de la celulosa.

Es este gobierno “progresista” el que nos mintió y no dio 6% del PBI para educación. Es el que mantiene 800 mil trabajadores con sueldos de 15mil pesos, menos de ¼ de la canasta familiar. Ellos son los que aplican hoy una política neoliberal.

La perdida total de la independencia de clase de la cúpula del PIT-CNT

Estos gobiernos son los que quiere defender la burocracia sindical, la mayoría aplastante de la dirección del PIT-CNT con estos actos a los que convoca. Quieren defender, lo indefendible, inventan avances de la derecha, hablan de “golpe de estado”, y por eso culpan a “la gente” y su “atraso”. Y ocultan que si hoy esta Temer en Brasil y Macri en argentina es por culpa de los falsos izquierdistas como Lula, Dilma y Cristina.

Lo que ahora hacen con Lula, es la misma política utilizada el pasado año cuando el PIT-CNT tuvo como oradora principal a Dilma Rousseff, también en un paro parcial. Colocando el engañoso eslogan de “por la democracia y contra el neoliberalismo”, dejan los reclamos obreros en segundo o tercer plano, para situar como eje central la defensa de los gobiernos “progresistas” contra “el avance de la derecha”.(1)

Y estos mismos dirigentes sindicales que hablan contra el neoliberalismo, se abrazan y van actos con la derecha colorada de Fernando Amado. Allí estuvieron presentes, desde Fernando Pereira del PIT-CNT, hasta Daniel Martínez y Lilián Abracinskas del FA.

Así lo hizo antes Tabaré Vázquez con Bordaberry para acordar dar “vuelta la página” y no juzgar a los golpistas y asesinos. Y hoy luego de 12 años de gobiernos del FA, los asesinos de la dictadura, los torturadores y verdaderos golpistas, todos ellos siguen sin juzgar y en libertad.

Ninguna confianza con los falsos izquierdistas que el abrieron paso a la derecha

Además de la lucha sindical, llamamos a los trabajadores, estudiantes, jubilados, a las mujeres trabajadoras, a cerrarle verdaderamente el paso a la derecha, al neoliberalismo y la falsa izquierda. Para ello los convocamos a construir una alternativa totalmente opuesta a las que existen. Te llamamos a construir un partido para luchar por el socialismo. Desde IST y la LIT-CI te convocamos a poner en pie un partido y una Internacional compuesta por los trabajadores y explotados, que se abrace con los humildes, con las mujeres violentadas, con los obreros, y que desde allí preparemos una gran lucha por el socialismo con democracia obrera para imponerlo en Uruguay y en todo el mundo.

(1) http://www.ist.uy/ante-el-paro-del-viernes-411-y-el-acto-del-pit-cnt-con-dilma/