Debate con la Unidad Popular sobre Venezuela

¿Hay en marcha un golpe como en 2002? ¿Cuál es el carácter de clase del gobierno del PSUV?

Los compañeros de la Unidad Popular –UP- han obtenido un importante logro con el ingreso al parlamento del diputado Eduardo Rubio, lo que marcó de forma clara un corrimiento a la izquierda de sectores que -aunque minoritarios- comienzan a romper con el Frente Amplio. Es por esto que queremos abrir un fraternal debate entre las posiciones de UP y las nuestras con respecto a la construcción de una herramienta política para los trabajadores al servicio de la Liberación Nacional y el Socialismo.

La UP viene compartiendo y defendiendo desde hace años a nivel latinoamericano gobiernos como el de Maduro en Venezuela, Evo en Bolivia y Correa en Ecuador, que son los modelos que ellos nos proponen. En esta primer nota nos queremos referir a la discusión abierta sobre el gobierno de Maduro en Venezuela.

En su edición del 27 de febrero el diario la Juventud en su editorial afirma que “El intento constante de frenar estos procesos de liberación y restablecimiento democrático hoy se ha centrado en Venezuela, donde la derecha en forma constante intenta desestabilizar por diversas vías el proceso popular bolivariano de cambio social.”

Gonzalo Abella, ex candidato a presidente, afirmaba en la misma edición: “Y en ese marco esta confrontación que está al borde de la guerra civil en Venezuela, el intento de golpe de Estado, tiene dos realidades (…) Una es la situación interna en Venezuela, adentro se acabaron las marimbas, se acabó la contrarrevolución abierta, pueblo, milicias, fuerzas armadas, gobierno bolivariano, ahí se acabó el juego. Pero el desabastecimiento feroz, el sabotaje y la campaña internacional de aislamiento. Entonces, no sólo hay que defender a Venezuela, hay que estudiar Venezuela (…)”

Estamos plenamente de acuerdo que hay que estudiar lo que pasa en Venezuela y no solo compartimos, sino que nuestros compañeros de la UST LITCI en Venezuela están al frente en la defensa de las libertades democráticas, si existiera la posibilidad de golpe de estado como en 2002. Pero opinamos que para estudiar Venezuela no hay solo que escuchar al gobierno de Maduro y sus amigos, entre los que se encuentran parte de los dirigentes del FA, los burócratas de la dirección del PIT-CNT y el propio Mujica.

¿Hay en marcha un golpe?

Desde nuestra visión “parece extraño que el imperialismo impulse un golpe de estado al presidente Maduro, cuando todas las medidas económicas que se están aplicando, han sido consensuadas  con el Bank of América por parte del Ministro de Finanzas. Y previamente con representantes del Trend Capital (financiera con sede en Bs.As.), Van Eck Global (Fondos de inversión, agronegocios, minería, con negocios en Rusia, China, Indonesia, Polonia), Aberdeen Group,(Servicios financieros), Stone Lion Capital (fondos buitres) con sede en Nueva York, Investec y Mangart y el propio Bank of América.”

“Estas denuncias – de golpe- tienen como objetivo real desviar la atención de la verdadera preocupación que tiene todo el pueblo trabajador venezolano, que se pregunta: “Ahora comenzarán a aparecer los productos?”, ¿El salario me alcanzará?  ¿Bajará el dólar paralelo? ¿Se terminarán las colas? (…)" Ya se prevé que la inflación del 2015 rondará el 110%.

El gobierno de Maduro intenta confundir

“Antonio Ledezma, -alcalde de Caracas que fuera detenido- es el representante político de un sector de la burguesía pro imperialista, histórico responsable de ataques al movimiento obrero y los sectores populares al servicio de las multinacionales y la gran burguesía. Nada tenemos que ver los trabajadores y luchadores con este personaje.” Sin embargo, aprovechando esta situación, el gobierno de Maduro comenzó a reprimir todo intento de protesta como el que llevo a la muerte de un estudiante durante una movilización contra el gobierno en la ciudad de San Cristóbal, estado de Tàchira.

El recorte de las libertades democráticas y la represión contra los trabajadores

El gobierno de Maduro afirmó que la muerte del estudiante era “fruto de la influencia de los grupos de ultraderecha envenenando a unos muchachos”. Pero bajo este discurso se esconde el ataque contra “dirigentes, activistas y luchadores de las organizaciones sindicales, políticas y populares; Rubén González, dirigente sindical de Ferrominera, estuvo preso 17 meses. Hoy están presos  trabajadores de Sidor, Rederick Leiva , Heberto Leinys Quijada Bastardo. Trabajadores y dirigentes petroleros han sido despedidos o encarcelados por manifestarse  por sus derechos y hay una larga lista de atropellos antidemocráticos.”  No hemos visto en ningún diario, ni en la radio, ni el palabras de Abella, estudiar y denunciar esta realidad de los trabajadores en Venezuela, sino más bien limitarse a la versión oficial de Maduro y el PSUV.

El socialismo del siglo XXI vs el socialismo de Marx

Abella y la AP afirman que la “liberación nacional y el socialismo pasa por Venezuela” y  lo toman como un modelo. Gonzalo Abella critica a la “izquierda bonsai” que reclama hacer de Venezuela lo que hizo la Cuba revolucionaria del 1959, que socializó los medios de producción, ya que estaríamos “en un contexto totalmente diferente”. 

Pero frente al “el desabastecimiento feroz, el sabotaje y la campaña internacional de aislamiento”, ¿por qué Maduro no avanza en el camino de la Cuba del 59?, ¿no estaría planteado la expropiación sin pago de todos los burgueses que acaparan los alimentos y realizan el “sabotaje”,  incluso la expropiación de las empresas imperialistas que controlan gran parte del negocio del petróleo en Venezuela? Abella no puede o no quiere ver que en Venezuela lo que existe es un gobierno burgués, el de Maduro, que tomó algunas medidas de nacionalización pagando a los capitalistas hasta más de lo que valían sus propiedades. Si tiene alguna comparación no es con el socialismo, sino con gobiernos burgueses, como por ejemplo el de Perón en la Argentina.

Es cierto que en Venezuela hubo y hay un proceso de luchas, pero intentar confundir esto y atribuirle al PSUV un carácter “socialista” es confundir a los luchadores y activistas. El socialismo de Marx, el único socialismo científico existente, es aquel donde las fábricas, los bancos y las tierras están en manos de los trabajadores, así fue en la Cuba revolucionaria del 59 y la Rusia de 1917, más allá de las diferencias de sus procesos.

LEA TAMBIËN: 

Ante la injerencia de EEUU en Venezuela: ¿Cómo defendernos del imperialismo?

Venezuela: un fuerte ataque a los trabajadores y las libertades democráticas