Construyamos un partido de obreros y estudiantes

El derrumbe de la falsa izquierda

Necesitamos un partido de trabajadores, socialista e internacionalista

El Frente Amplio (FA) ha desbarrancado totalmente. Es el partido del ajuste fiscal, el que aplica las pautas de rebaja salarial, el partido que no cumple con el 6% para la Educación, el que dice no al presupuesto pedido para el Hospital de Clínicas y el que recorta los dineros a la Salud Pública. Es el Frente Amplio el partido que mantiene a miles de trabajadores tercerizados en todo el Estado, con bajos sueldos y con una amenaza permanente de la fuente laboral.

Este FA tuvo y tiene como aliados a los peores enemigos de los trabajadores. Basta de ejemplo la ex patronal de Fripur, que fueron presentados como amigos de Mújica y Vázquez. Estos patrones mandaron confeccionar la banda presidencial al primero y prestaron a los dos dirigentes frenteamplistas hasta su avión privado. Esos mismo patrones dejaron casi a mil obreras de la pesca en la calle y una gran deuda a la banca estatal.

Aprovechando la bronca entre los trabajadores, los viejos dirigentes de la derecha rancia (Blancos, Colorados, el Partido Independiente y Novick), hacen un circo, denuncian y posan de opositores, pero lo hacen solo para la televisión. Bajo cuerda, dejan correr las políticas de ajuste, votan los recortes a las empresas públicas y piden más represión contra los que luchan por sus derechos.  Estos caraduras de derecha, "denuncian" hoy la corrupción de los dirigentes del FA, cuando ellos fueron partícipes de los gobiernos más corruptos, y algunos de sus dirigentes son defensores del golpe de estado de los 70, defienden a los golpistas. No tienen moral, ellos no son una opción, hacen un circo como si fueran oposición,  pero son los viejos ajustadores y represores de los trabajadores. 

La responsabilidad de que ellos levanten cabeza, es de los dirigentes del FA. Han convocado a Lacalle, Batlle y Sanguinetti, y han acordado con ellos políticas petroleras privatizadoras en reuniones y cumbres. Votan todos juntos en el parlamento el crecimiento del aparato represivo, sin dar una sola solución a los grandes problemas sociales. El FA y la derecha también votan juntos el mantenimiento de las tropas de ocupación en Haití y el Congo.

Al FA no lo cambiará ninguna elección interna, ni un nuevo presidente, este es un partido que mantiene juntos a patrones y obreros, ese es el germen de todos sus fracasos. Todos los grupos y partidos dentro del FA, por más críticos que sean, terminan en última instancia apuntalando la política del gobierno y la conciliación de clases.

Los trabajadores y estudiantes necesitamos un Partido sin patrones   

Sabemos que hay muchos compañeros del FA, honestos militantes, que tienen mucha bronca. Sabemos que no es sencillo comenzar a construir una nueva organización fuera del FA. Desde IST les decimos que es una decisión impostergable. Estamos convencidos de que es necesario construir una izquierda revolucionaria, obrera, socialista e internacionalista. Llamamos a trabajadores, estudiantes y jubilados a formar una alternativa por fuera del partido que aplica el ajuste. Es necesario que tenga como eje estar junto a las luchas obreras y que se proponga cambiar este sistema social avanzando al Socialismo. Si no queremos permitir que la vieja derecha rancia y represora capitalice la decepción con estos falsos dirigentes izquierdistas del gobierno, debemos poner en pie una izquierda revolucionaria. Acercate, vení a nuestras reuniones, comunicate con nosotros a través de whatsapp o correo electrónico. ¡Que la bronca se convierta en militancia!

Lea También

Dale la espalda al partido del ajusteyes