Brasil:¡Fuera Temer! ¡Prisión y confiscación de bienes de todos los corruptos!

¡Prisión y confiscación de bienes de todos los corruptos!        

 ¡Fuera Temer y este Congreso corrupto!

¡Abajo el PEC 55, las reformas de la Previsión y laboral. Es hora de hacer la Huelga General! Temer y la mayoría del Congreso Nacional (PMDB, PSDB, PT, DEM, PDT, PCdoB, etc.) hacen de todo para garantizar la impunidad de los corruptos y corruptores, además de favorecer a banqueros y grandes empresarios, que financian sus campañas electorales. En tanto eso, el gobierno y el Congreso cargan la crisis, que ellos crearon, sobre los trabajadores.

Escrito por el PSTU – Brasil – LITCI

El día 29 de noviembre, mientras que todo el pueblo vivía la conmoción de la tragedia del Chapecoense, el Senado votaba el PEC 55 en primera instancia y la Cámara de Diputados trataba las medidas anticorrupción presentadas por el Ministerio Público Federal (MPF), aprobando varias medidas para intentar salvar a los corruptos y corruptores.

La indignación es general, reavivando la posibilidad inminente de movilizaciones masivas contra la impunidad para los corruptos y corruptores, por el “Fuera Temer”, el PEC 55, y el ¡“Fuera todos ellos”! Temer no puede ir a ningún lugar sin ser abucheado (así como al Congreso), porque hace la misma cosa que Dilma hacía: beneficia a políticos corruptos, banqueros y grandes empresarios y ataca derechos de los trabajadores.

Sólo la movilización de los trabajadores, de la juventud y de todo el pueblo puede dar un ¡basta! A esta situación: encarcelar a los corruptos y corruptores, echar a Temer, que se vayan todos ellos pero, también, derrotar las reformas que atacan derechos y conquistas sociales, para garantizar empleos, salud, educación, transportes, vivienda y seguridad.

¡No nos representan! Cámara vota medidas para garantizar impunidad a los corruptos

Defendemos el apresamiento y confiscación de los bienes de todos los corruptos y corruptores. De modo alguno se debe defender la impunidad para corruptos, como está haciendo la mayoría del Congreso Nacional y de los partidos que lo componen, como el PSDB, PMDB, PT y tantos otros.

Es un verdadero escándalo que parte de la izquierda tenga el coraje de aliarse a Renán Calheiros, Rodrigo Maia y Aécio Neves para defender corruptos e, incluso, decir que la lucha contra la corrupción no es una bandera de la izquierda. El PT, que antes decía defender la “ética en la política”, ahora dice que la corrupción no es un problema. ¿Cómo? La lucha contra la corrupción es una bandera democrática y la prisión y confiscación de los bienes de corruptos y corruptores ¡siempre fue una bandera levantada por la izquierda!

Sucede que una parte de la izquierda adhirió, con armas y bagajes, al Estado burgués, al electoralismo y a la administración del capitalismo. Acabó enredada en uno de sus males: la corrupción. Esta fue la opción que hizo el PT en todos estos años, y el resultado está a la vista. Esta opción es que es de derecha, no el combate contra la corrupción.

La Cámara de Diputados, al aprobar modificaciones en las medidas contra la corrupción busca, de hecho, garantizar la impunidad de los corruptos. El pretexto de evitar excesos y abuso de autoridad, en relación al MPF y al Lava Jato, la Cámara votó por el retiro de algunos puntos como la tipificación del crimen de enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos y la previsión de confiscación de los bienes relacionados a ese crimen. Hasta el PSOL votó eso. Además, votaron la creación del “crimen de responsabilidad” para jueces y miembros del MPF, eligiendo como conductas pasibles de penalización cosas bien subjetivas. Ejemplo: se puede presentar acción de improbabilidad administrativa contra agentes públicos que actúen “de manera temeraria”, resultando en dos años de prisión y multas. Esto no sólo busca frenar excesos o evitar errores, sino intimidar.

Además, la cuestión del abuso de autoridad, que nadie debe estar en contra, en boca de diputados y senadores, no deja de ser una gran hipocresía, al manifestarse sólo ahora, ante los crímenes de cuello blanco, cuando poderosos corruptos y corruptores comienzan a ser penalizados.

En la periferia de nuestras ciudades, la juventud pobre y negra, en su mayoría, vive el abuso de autoridad todos los días, encarcelamiento masivo, cientos de miles de apresados preventivamente y provisionalmente, sin juzgamiento, violación de domicilio generalizado sin mandato, pruebas ilícitas todos los días, escuchas, irrespetos, prisión y hasta agresión física a abogados de movimientos sociales e populares. Además de tortura y muerte: hay un genocidio de la juventud pobre y negra. La criminalización de los luchadores corre suelta, así como la violencia de la PM. Todo eso creció geométricamente en los últimos 14 años, y las leyes de diputados, senadores, sancionadas por todos los gobiernos (PT-PMDB-PSDB) aumentaron la criminalización y el abuso de autoridad contra pobres, negros y luchadores.

Evidentemente, nadie debe defender el cercenamiento del derecho de defensa y ninguna medida autoritaria. Y, entre las medidas presentadas por el MPF hay, por lo menos, cuatro que son autoritarias y deberían ser vetadas, sí, tales como: 1) la restricción o casi extinción del Hábeas Corpus, lo que viola el derecho de defensa, la presunción de inocencia y el recurso preventivo incluso al derecho de libertad, cuando alguien  estuviera amenazado injustamente; 2) la posibilidad de obtener y usar pruebas ilícitas, ilegales “proporcionados de buena fe” (en el límite, eso puede significar la tortura, por ejemplo); 3) realizar test de integridad para evaluar el nivel de honestidad de los servidores; 4) ampliación de la posibilidad de realización de encarcelamientos preventivos o sin juzgamiento (en un país que tiene casi el 45% de población carcelaria de casi 700 mil detenidos, presos sin juzgamiento).

La Cámara, así y todo, aprobó modificaciones en las medidas contra la corrupción, que van, además de contener selectividad, excesos o abuso de autoridad en relación al MPF y al Lava Jato, pues buscan, de hecho, garantizar la impunidad de los corruptos.

Ninguna confianza en el Poder Judicial y el MPF

Los trabajadores y la población conmemoraron las detenciones de Cunha, Cabral, Marcelo Odebrecht y otros corruptos y corruptores. ¡pero aún es poco!

Es necesario, también, investigar y penalizar a tantos otros que el Lava Jato finge que no existen, comenzando por el propio Temer y por los figurones del PSDB. Las empresas de los corruptores deben ser expropiadas, estatizadas y puestas bajo control de los trabajadores y no mantenidas con sus dueños corruptos, permitiendo contratos con el Estado, cuando estas despidieron a miles de trabajadores e, a veces, sin pagar sus derechos.

Marcelo Odebrecht va a quedar “preso” en su mansión

Odebrecht, por ejemplo, ganaba algo como R$ 17 mil millones (US$ 4.92 mil millones), en el 2003 y saltó a una facturación de más de R$ 107 mil millones US$ 30.99 mil millones) en el 2014, obteniendo contratos a través de “propinas” y realizando obras super-facturadas. Pues bien, ¿cómo puede Odebrecht pagar sólo una multa de R$ 6.7 mil millones (US$ 19.40 mil millones), colocar un anuncio en un periódico, pidiendo disculpas y hacer un acuerdo de indulgencia, que permite que la misma siga operando y haciendo obras del Estado? Y, ¿cómo es que el dueño de Odebrecht, hoy preso, teniendo una sentencia que debería ser de 30 años, quedará en sólo 2 años y medio y, después, podrá cumplir la “pena” en sus mansiones?

Nosotros defendemos la condena en la cárcel (no en una mansión) y la confiscación de los bienes de los corruptos y corruptores. Eso quiere decir, expropiación de Odebrecht, por ejemplo, su estatización, sin indemnización, y bajo control de los trabajadores.

Así como no podemos confiar en este Congreso y gobiernos, también no podemos depositar confianza en el Poder Judicial y en el MPF, tan corruptos como aquellos. ¿Quién no se recuerda del escándalo del Juez Lalau y el TRT de Sao Paulo? No son pocos los casos de ventas de sentencias y de decisiones por jueces y magistrados. Además de los salarios millonarios, de R$ 100 mil (US$ 28 mil 900) o más, además de casa (una forma de corrupción) de muchos jueces, que se llevan hoy R$ 11 mil millones (US$ 3.18 mil millones) por año, de los cofres públicos, casi una CPMF (Contribución Provisional sobre las Transacciones Financieras) entera.

Ante esto, alertamos a la clase trabajadora que debe confiar en su movilización independiente y no depositar confianza en los gobiernos, en el Congreso y ni en la justicia de los ricos.

Otra cosa: hay gente defendiendo, en lugar de la democracia de los ricos, una dictadura militar. Pero, la dictadura no fue menos corrupta, siendo que la corrupción no podía ni siquiera ser denunciada, porque estaba prohibido opinar, y menos, incluso, manifestarse: quien lo intentase, iba preso y torturado. Entonces, ¡dictadura nunca más!

La solución pasa por la organización y movilización de los trabajadores, pues es necesario enfrentar a banqueros, grandes empresarios, corruptos y corruptores. Este sistema es corrupto y de los ricos y poderosos, necesitamos de un sistema en que los trabajadores y el pueblo gobiernen directamente, a través de consejos populares.

Ni el ex gobierno del PT, ni Temer/PSDB nos representan

PT, PMDB y PSDB están juntos en la operación por la impunidad de corruptos y corruptores, a pesar de que unos sean gobierno y otros, oposición parlamentaria y disputan campos diferentes con vistas a las elecciones del 2018 (si este gobierno llegara hasta allá).

Hay una indignación general con la crisis, los ataques a los trabajadores, a través del PEC (Propuesta de Enmienda Constitucional) de los gastos, el desempleo y las reformas. Es necesario y posible hacer una huelga general con manifestaciones capaces de derrotar a este gobierno, sacar a los corruptos y corruptores en la cárcel y derrumbar las reformas.

Obreros, trabajadores y desempleados, la periferia, sectores populares, la juventud que está ocupando escuelas e, incluso, gran parte o, incluso, la mayoría de los sectores medios que fueron a las calles contra la corrupción. Podría y debería haber una lucha unificada por las siguientes banderas: Contra la corrupción, en defensa del encarcelamiento de los corruptos y de los corruptores, Fuera Temer y Fuera Todos Ellos, por la derrota del PEC 55 y de la reforma de la Previsión Social, en defensa del empleo, de la educación y de la salud.

Sucede que los grupos dirigentes, ligados al PSDB de un lado, y los ligados al “Frente Amplio” (o Frente Pueblo Sin Miedo y Frente Brasil Popular) de otro, no quieren unir la lucha, porque, en realidad, no quieren ni echar Fuera a Temer, como quieren mantener una polarización electoral buscando las elecciones del 2018.

Con certeza, desde el punto de vista de la base, la mayoría que puede ir a las calles este 4 de diciembre, además de exigir el fin de la corrupción, defendería el NO al PEC de los gastos, así como el Fuera Temer y Fuera Todos Ellos.

Muchos así se manifiestan en los comentarios de las redes sociales. Pero, los grupos que convocan a la manifestación, como el MBL, por ejemplo, que intenta aparecer de apartidista (pero está ligado al PSDB), defiende el PEC 55, el mandato de Temer e, incluso, la impunidad de los corruptos del PSDB, al que están ligados. El “Vem pra Rua” es otro grupo que tiene una ideología liberal (defiende propuestas iguales a las del PSDB). Este, sin embargo, en un primer momento agitó la propuesta de una manifestación unitaria a favor de la penalización de los corruptos e, incluso, por el Fuera Temer pero, después de ser bombardeado por el MBL, reculó y declaró el apoyo al PEC y a Temer. El pueblo que podría ir a la calle fue convocado a una protesta contra la corrupción y no sabe que esos grupos, que se dicen representarlos, defienden el PEC y al gobierno de Temer. ¿Cuántos gatos engañados irían a las calles en defensa del PEC y de Temer?

Queda claro, para la mayoría de los sectores que se movilizan, que los actos son de defensa de Temer, las protestas tienden a vaciarse cada vez más.

Del otro lado, tenemos al “Frente Pueblo Sin Miedo” y al “Frente Brasil Popular”, junto con una serie de grupos de izquierda que, de hecho, no defienden la encarcelación de todos los corruptos y corruptores, pues alegan que la corrupción es una “bandera de la derecha”, y se alían confortablemente con Renan Calheiros y congéneres, con los cuales el PT gobernó hasta hace días.

Ellos despotrican contra la base de los sectores medios que, contra la corrupción, comienzan a levantarse contra Temer y a la mayoría del Congreso. En vez de colocarse a la vanguardia de la lucha para apresar a los corruptos y corruptores y llamar a esa base de los sectores a aliarse a los trabajadores y adoptar la defensa del fin del PEC 55, el Fuera Temer y demás banderas de los trabajadores, confunden la base con los grupos que enarbolan a dirigentes de ellos y entregan a esos sectores en las manos de grupos liberales y del propio MPF.

Una vez más, dos direcciones y campos burgueses buscan polarizar el discurso de las calles y del país (aunque estén juntos en el Congreso buscando la impunidad). Ni, de un lado el PT y sus aliados burgueses, como Ciro Gomes y otros (ahora en la “oposición”), ni el otro del PSDB y el campo gobiernista, hacen una falsa polarización, porque, en la realidad, tanto en relación al gobierno de Temer, como sobre la cuestión de la corrupción, no tienen, de fondo, diferencia: ni uno, ni otro quieren la derrota de Temer ya, y todos ellos están empeñados en la operación “asfixiar” el Lava Jato.

En el fondo, tienen en común la estrategia de la disputa electoral del 2018.

Los trabajadores y la juventud necesitan fortalecer la construcción de un campo de clase, independiente del gobierno, PMDB, PSDB, DEM pero, también, independiente del PT, del Frente Brasil Popular, para poder luchar para unificar la lucha contra la corrupción, con la lucha contra las reformas, el gobierno y el Congreso.

Es hora de hacer una Huelga General

Es necesario convocar a una Huelga General con manifestaciones en las calles, como propone la CSP-Conlutas, para dar un Basta a esta situación, aprender a los corruptos y corruptores, sacar afuera a Temer, a todos ellos pero, también, derrotar las reformas para garantizar empleos, salud, educación, transportes, vivienda y seguridad.

Las movilizaciones necesitan ser unitarias y no coordinadas en pro de intereses electorales, sean del frente político de la defensa del PT, del ex-gobierno de Dilma, sean del PSDB y sectores liberales.

Las centrales sindicales, por su parte, necesitan definir una fecha unitaria y convocar a una Huelga General en el país, ante la presentación de la reforma de la Previsión Social y contra el PEC 55, en defensa del empleo, de la educación y de la salud.

Los ricos y corruptos son los que deben pagar por la crisis

Es posible sacar al país y a los estados de la crisis, haciendo que los ricos y corruptos paguen por ella y no los trabajadores y los sectores más pobres de la población, como quiere hacer el gobierno.

Para eso es necesario un programa económico alternativo de los trabajadores, que garantice las siguientes medidas: 1) Auditoría y suspensión del pago de la deuda a los banqueros (este robo legalizado); 2) Fin de la bolsa al empresario; 2) Prisión y confiscación de los bienes de corruptos y corruptores, con expropiación, estatización bajo control de los trabajadores desde las bases, de las empresas comprometidas en corrupción. A partir de ahí habrá recursos para inversiones en infraestructura, para garantizar empleos, salud, educación y otras necesidades sociales. 3) Fin de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que privilegia a un puñado de banqueros, para imponer una Ley de Responsabilidad Social, que privilegie la educación, la salud, el saneamiento básico, la vivienda, el transporte público, el medio ambiente; 4) Fin de los privilegios de los políticos: salario igual al de un profesor u obrero.

Podemos, a través de la movilización, hacer que los trabajadores, la juventud y los sectores populares gobiernen desde abajo a través de consejos populares y podamos garantizar, entonces, una sociedad sin explotados y sin explotadores, sin corruptos y corruptores y sin opresión.