Brasil: metalúrgicos de todo el país paralizan actividades y se movilizan

Obreros hacen un día de paralización y manifestaciones rumbo a la huelga general

Escrito por PSTU, sección de la LITCI en Brasil.

El día 29 de setiembre, metalúrgicos de todo el país cruzarán los brazos e irán a las calles contra la reforma de la Previsión y los ataques a los derechos laborales.

Uno de los sectores más importantes de la clase obrera sale al frente y hace un llamado a la clase trabajadora: vamos a construir una huelga general contra las reformas y ataques del gobierno Temer.

Un gobierno débil, pero dispuesto a atacar

Casi un mes después de asumir la presidencia en forma definitiva, el gobierno Temer ya mostró a que vino. Anunció su disposición de imponer una dura reforma de la previsión, votar la ley de gastos públicos para congelar las inversiones en salud y educación por 20 años, e implementar una reforma laboral que, según reveló su ministro de Trabajo, va a imponer jornadas de trabajo de 12 horas.

Son medidas preparadas por el gobierno Dilma, que no fueron adelante por cuenta del impeachment. Temer, una vez en la presidencia, busca ejecutar, ahora, esos ataques exigidos por los grandes banqueros y empresarios.

¿Cuál es el problema? Si Dilma cayó porque vio su base social derretirse por cuenta de los ataques y del estelionato electoral a la clase trabajadora, a Temer no le está yendo mucho mejor.

Cada día la aversión se va transformando en repudio a Temer, que no puede pisar la calle sin ser silbado. Falta legitimidad y credibilidad en un gobierno que hasta ayer estaba con el PT y de brazos dados con Eduardo Cunha.

Trabajadores pueden derrotar al gobierno

La clase trabajadora, por su parte, no está acorralada o derrotada como quiere hacer creer parte de la izquierda. Por el contrario. Mientras cerrábamos esta edición vivíamos una huelga nacional de bancarios, los trabajadores de los Correos cruzaban los brazos en varias partes del país a pesar de la burocracia, y los empleados públicos hacían una fuerte jornada de lucha, mientras los profesores se preparaban para parar el día 22.

Es en ese clima que los metalúrgicos preparan un día nacional de paralización que puede afectar de forma violenta los lucros de los patrones. El día 29 puede marcar un salto en las luchas de la clase trabajadora, impulsando la unificación de las movilizaciones rumbo a una huelga general. Podríamos ir a un escenario parecido con el de Francia, marcado por huelgas y fuertes luchas contra la reforma laboral.

La clase trabajadora viene demostrando gran disposición de lucha, probando que, si una huelga general es más que necesaria para derrotar los ataques de Temer, ella es [además] plenamente posible. Resta a las direcciones de las centrales sindicales como la CUT y la Fuerza Sindical, atender al llamado de los metalúrgicos y construir la huelga nacionalmente.

Sus derechos en la mira

Vea los ataques que Temer prepara para usted:

PEC 241: La Propuesta de Enmienda Constitucional impone un “techo de gastos públicos” que congela los gastos de salud y educación por 20 años. Caso sea aprobada, va a ser el colapso de los servicios públicos.

PLP 257: Congela los salarios de los servidores, acaba con los concursos y avanza con la privatización del sector público.

REFORMA PREVISIONAL: Establece le edad mínima de 65 años para jubilarse (pudiendo llegar a 70 en algunos años), y acaba con la diferencia [de edad para jubilación] entre hombres y mujeres.

REFORMA LABORAL: Retoma la fórmula del “negociado sobre lo legislado”, o sea, todos los derechos previstos en la CLT [Consolidación de las Leyes de Trabajo] podrán ser puestos en la mesa para los patrones. El gobierno Temer ya anunció la intención de flexibilizar las formas de contratación, incluyendo jornada de trabajo diaria de 12 horas.

 

Traducción: Natalia Estrada.

Artículo publicado en Opinião Socialista n.° 525, 22 de setiembre de 2016, p. 8.

Lea más en: www.litci.org e www.pstu.org.br