Acuerdo con McDonald’s: el gobierno beneficia a una empresa represora

Sindicato gastronómico criticó acuerdo del gobierno

El pasado mes de marzo con la presencia del presidente Tabaré Vázquez, el Ministro de Trabajo Ernesto Murro y Arcos Dorados, (empresa propietaria de la marca Mc Donald’s) se firmó un acuerdo para brindar “oportunidades laborales” a jóvenes de entre 15 y 29 años, de “contextos sociales vulnerables”.

El salario será subsidiado (pagado) por el Estado en un 60% y en caso de que contraten mujeres el gobierno subsidiará el 80%. ¡Qué significa esto? Que cada 1000 pesos de sueldo el Estado -todos nosotros- pagará 800 pesos.

Beneficio para las patronales represoras y antiobreras

Este gobierno viene haciendo acuerdos y premiando a los patrones que atacan en forma sistemática los derechos de los trabajadores. Así fue en el caso de Fripur, estos empresarios hicieron la banda presidencial y se la regalaron a Mujica. Luego pusieron a disposición el avión privado de los empresarios, tanto a Mujica como luego a Vázquez.

La patronal de Fripur que dejó en la calle a 900 trabajadores, deudas a varias empresas públicas y en los bancos estatales. Ahora, estos mismos patrones, siguen haciendo negocios con el gobierno vendiéndole al estado desde su nueva empresa energía Eólica.

Este gran beneficio a Mc Donald’s no es un caso aislado.

Un Combo de maltrato y vulneración de derechos

Fernanda Aguirre, dirigente del Sindicato Gastronómico y Hotelero del Uruguay (SUGHU), dijo al portal del PIT-CNT que la empresa de comidas chatarra Mc Donald’s no tiene convenio colectivo “porque se negó a firmar todas las reivindicaciones de los trabajadores” en la ronda anterior.

Y agregó que “es inadmisible utilizar dinero del fondo de los trabajadores para pagar parte de los sueldos de una empresa, que no tiene acuerdo con el sindicato de la rama a la que pertenece y que se negó a las reivindicaciones más básicas”. Señaló que McDonald’s “no genera garantía de puestos de trabajo decentes” y es una empresa “represora”, que “promueve conductas individualistas, premia la obsecuencia de formas denigrantes y obliga a sus trabajadores a comer hamburguesas todos los días”.

La sindicalista afirmó que no es “ninguna novedad” que la comida de McDonald’s “no es saludable” y aseguró que el SUGHU denunció ante la Dirección Nacional del Trabajo del MTSS diversas condiciones inherentes a la salud laboral, como las secuelas psiquiátricas que algunas trabajadoras de cerca de 25 años sufrieron por ser estigmatizadas como “viejas”.

Tienen una práctica terrible de acoso moral, que causa problemas severos de autoestima y estabilidad emocional”, afirmó Aguirre.

Desde IST coincidimos en estas denuncias y agregamos que este gobierno está al servicio de las grandes patronales represoras y no de los trabajadores. Estas son muestras de un FA que tiene un discurso de izquierda, pero que aplica las viejas medidas y ajuste de la derecha beneficiando a los ricos y poderosos enemigos de los trabajadores.