Ocupación del liceo 75 exige intérpretes para estudiantes sordos

Continúa la ocupación del liceo 75

Reclaman intérpretes para sus comapañeros

Estamos con Martín Garra y le preguntamos el motivo de la ocupación y en qué situación se encuentra este conflicto.

Martín - La ocupación arrancó el día martes y llevamos un par de días con esta medida.

Son 14 compañeros sordomudos que no tienen intérprete. Desde noviembre del año pasado el Liceo viene haciendo las gestiones necesarias en el Centro de Recursos para Estudiantes Sordos (CERESO) del Cosejo de Educación Secundaria para que estos compañeros contaran con intérpretes al inicio de clases.

A marzo de este año no se tenía los intérpretes, Secundaria no había publicado las horas del liceo 75 como debía, junto a los liceos que atienden población con esta problemática que son el 8, 32 y el Iava (35). El 17 marzo el representante de Secundaria, Isabel Jaureguy, con dos representantes de CERESO, vinieron a este liceo a comunicar que los compañeros no podían pertenecer a este liceo y deberían cambiarse a algunos de los tres liceos que si cuentan con interpretes, que son apenas 3 en todo Montevideo.

Pero estos liceos no contemplan los planes de estudio nuestros compañeros que están en el 75. Nuestro liceo, es un liceo extra edad donde adultos, trabajadores, padres de familia pueden concurrir al liceo en la mañana, intermedio o la tarde. Los otros liceos que se ofrecen, son de adolescentes o como el IAVA que no cuenta con la cantidad necesaria de intérpretes y además les complejiza a nuestros compañeros la concurrencia, por la ubicación. 

Estos compañeros ya cursaron acá, el año pasado aprobaron el año, son parte del liceo, no es un capricho de nosotros, es el derecho de cualquier ciudadano a estudiar, la inclusión que está suscripta en varios artículos de la ley de Secundaria. Lo que pedimos es que se cumpla, la carta que le entregamos a Jaureguy  habla del artículo 818 de exclusión e inclusión  que plantea las dos modelos de la educación a nivel regional en Latinoamérica.

Lo que planteamos es que se busquen las maneras de solucionarlo, tenemos un compromiso escrito de Jaureguy donde se compromete a volver a publicar las horas, donde se compromete a hacer un segundo llamado a intérpretes con idoneidad en la tarea que no sean certificados, la realidad es que no hay la cantidad de intérpretes en Uruguay para cubrir la cantidad de horas que precisamos. Hay muchos más compañeros sordos que intérpretes capacitados para poder trabajar para ellos, esa es la realidad del Uruguay en si. En el interior del país, o sea a 50 kilómetros de acá ni siquiera tienen un interprete calificado, desde secundaria nos brindan esa información, tienen idóneos en la tarea, o sea es muy muy complejo el tema.

IST: ¿Y de acá en más qué es lo que esperan ustedes? ¿Siguen con la ocupación por ahora?

M: Si si, seguimos con la medida porque consideramos que a las palabras se las lleva el viento, tenemos un compromiso verbal y posterior a eso un compromiso escrito pero lo que estamos necesitando son intérpretes, ni un papel escrito ni un compromiso de palabra, la solución real son los intérpretes trabajando para nuestros compañeros. Cuando estén acá los intérpretes vamos a estar todos en nuestras clases estudiando y levantando la medida.